SANTA FE › DESDE EL ESTADO ADVIERTEN QUE FALTA TRABAJO CONJUNTO PARA ABORDAR LA PROBLEMATICA.

La violencia contra la mujer sigue alta

Las autoridades están preocupadas porque no hay consenso para trabajar en torno a una misma política. "Ocurren desinteligencias. Una fiscal dice una cosa, la policía dice otra y la comisaría hace otra", señaló como ejemplo la titular del Inadi.

 Por Sonia Tessa

El desamparo que sufren las mujeres víctimas de violencia machista en la provincia de Santa Fe es doble: Están solas en una relación desigual, atrapadas en un círculo del que es difícil escapar. Los mecanismos institucionales que tanto la ley provincial como la nacional habilitan para protegerlas no están implementados, o son ineficaces. La situación llevó a la delegada provincial del Inadi, Stella Vallejos a convocar a distintas autoridades para buscar un consenso que permita proteger a las mujeres y prevenir las situaciones de violencia, para que las cifras de femicidios no se conviertan en una postal de lo inevitable. "Tenemos una profunda preocupación porque no se le encuentra la vuelta para proteger a las mujeres, en términos generales. Existe una violencia machista que suele concluir en femicidios y suicidios pero en ese trayecto tenemos muchas mujeres que están siendo víctimas de violencia cotidianamente. Están transitando violencia física, psicólogica y abuso sexual sin que existan mecanismos de protección suficientes", planteó Vallejos el origen de la iniciativa, en la que confluyeron autoridades nacionales, provinciales y de la ciudad de Santa Fe para habilitar líneas de acción común, y que culminó en un acuerdo para mantener el espacio de debate y acción. De la reunión participó Rosa María, una mujer que fue víctima de violencia. Su relato puso la piel de gallina a muchos presentes, cuando transmitió la profunda soledad que sentía cuando sufría agresiones permanentes, y deambulaba con sus hijos sin encontrar respuestas.

"Desde el Estado, lo que evaluamos es que no existe un consenso para trabajar todos juntos hacia una misma política, ocurren desinteligencias. Una fiscal dice una cosa, la Unidad Regional de policía dice otra y la comisaría hace otra", relató Vallejos tras la reunión, que se realizó la semana pasada. Para la funcionaria provincial del organismo nacional, es claro que "las mujeres van de un lado al otro y rebotan, como admitió una fiscal provincial que tiene perspectiva de género y un alto compromiso con la problemática". El problema es complejo. "Los efectores públicos no tienen en claro cómo atender a las víctimas, adónde recurrir. Esta fiscal dirigió una nota para que se instruya a las comisarías sobre cómo derivar a las víctimas, y la decisión de la Unidad Regional 1 de la policía (con sede en la ciudad de Santa Fe) fue que no concurran más a las comisarías, sino que las víctimas deban ir a la fiscalía, lo que complica aún más la situación", ejemplificó Vallejos.

En la reunión que partió de la iniciativa del Inadi de Santa Fe, y contó con la colaboración de Cristina Zurutuza, del Programa de Género del Inadi, se evalúo que "no existe un consenso en las autoridades del estado sobre cómo abordar la temática. Sabemos que es compleja, que atraviesa todos los estratos sociales, y que los sectores más empobrecidos son quienes más la sufren porque tienen menos herramientas y están más desprotegidos". Como muestra, Vallejos refirió en la reunión el caso de un hombre golpeador que está detenido, pero tiene acceso a Internet y desde su lugar de detención amenaza y acosa a su ex pareja. "Con ese espíritu convoqué a la mesa interinstitucional de consenso de estado para debatir. Me pregunta fue por qué fracasamos si tenemos autoridades con convicciones y voluntad de trabajo en el área".

La reunión tenía como objetivo plantear las dificultades de la tarea y buscar soluciones conjuntas. "Una de las propuestas que se pudo consensuar fue la necesidad de trabajar en red para utilizar diferentes recursos del estado en la misma dirección", indicó Vallejos. Además del ministro de Justicia, Juan Lewis, participaron funcionarios de diferentes áreas y niveles del estado, como la comisaria Mónica Viviani, de la División Unidad Especial de Apoyo y coordinación para la prevención y lucha contra la trata de personas, Mercedes Martorell, Directora provincial de Políticas de Género de la Provincia, las legisladoras provinciales Griselda Tessio y Alicia Gutiérrez y su par Leandro Busatto, funcionarios de Ansés, de Defensoría del Pueblo y de la Municipalidad de Santa Fe. El acuerdo fue mantener el espacio de debate, que la próxima vez quedará a cargo de la Dirección de Políticas de Género. "Hubo sólo una mención al tema presupuestario, y también se habló de la necesidad de campañas de difusión, que están previstas por las leyes provincial y nacional. Existe una campaña por el tema del dengue, y por otros temas, pero nunca hubo una para prevenir la violencia contra la mujer", apuntó Vallejos. La reunión terminó con el testimonio de Rosa María, una mujer que sufrió violencia de género y no pudo evitar emocionarse cuando contó que no encontraba respuestas en ningún lugar. La comisaría de la mujer, por ejemplo, sólo daba respuestas de 8 a 16, y los horarios en los que ella sufría agresiones eran otros. El compromiso de los presentes fue encontrar mejores estrategias de trabajo.

Al día siguiente, Inadi organizó una asamblea de organizaciones de la Sociedad Civil, donde se planteó con fuerza la necesidad de refugios para mujeres víctimas de violencia en la capital provincial, ya que no existe ninguno donde alojar a las que están en situación de emergencia, con riesgo para su integridad.

Compartir: 

Twitter
 

La delegada del Inadi, Stella Vallejos convocó a distintas autoridades para tratar el tema.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.