SANTA FE › CAUSA INUNDACIONES: LA CAMARA RECHAZO RECURSO

No pudieron tumbar prueba clave

Los amigos de Carlos Reutemann imputados en la causa que investiga la gran inundación del río Salado fracasaron en su estrategia de tumbar la prueba que más los incrimina: la pericia técnica ordenada por la justicia que confirmó que la catástrofe que le costó la vida a 23 personas era evitable. La Sala I de la Cámara Penal de Santa Fe rechazó un recurso interpuesto por el ex secretario de Obras Públicas de la provincia, Carlos Gómez Galissier, para que el tribunal anule el peritaje con el argumento que dos de los profesionales propuestos por el fiscal Ricardo Favaretto y elegidos en sorteo público trabajan en el Instituto Nacional del Agua (INA) y por lo tanto no debían actuar en la causa. La Cámara dijo que en el momento del sorteo de los técnicos ﷓en noviembre de 2005﷓ Gómez Galissier no estaba imputado y en consecuencia no tenía derecho a nombrar perito de parte. "En conclusión: no existen nulidades genéricas o específicas del tipo legal o constitucional cuestionados y debido a ello es inadmisible la nulidad", sentenció la Sala.

Gómez Galissier es uno de los ex funcionarios de Reutemann beneficiados por el juez Jorge Patrizi (Instrucción 8ª) con un falta de mérito, pero su jefe, el ex ministro de Obras Públicas, Edgardo Berli; el ex director de Hidráulica, Ricardo Fratti y el ex intendente de Santa Fe, Marcelo Alvarez, fueron procesados por supuesto "estrago culposo agravado por la muerte de 18 personas", un delito que se castiga con cinco años de prisión, aunque es excarcelable. Los tres se habrían beneficiados si la defensa de Gómez Galissier hubiera tenido éxito con el artilugio, pero la Cámara rechazó el planteo y hasta retó al juez al considerar que el recurso de apelación fue mal concedido. En esa línea, el tribunal recordó el artículo 202 del Código Procesal Penal que establece que durante la investigación "no podrá haber debate".

El fiscal Favaretto ya apeló la falta de mérito de Gómez Galissier y de otros dos amigos de Lole: el ex director de Defensa Civil, Carlos Filomena y el ex administrador de Vialidad Provincial, José D'Ambrosio, hoy asesor del diputado reutemista Claudio Tibaldo, otro de los que tuvo que declarar como testigo en la causa.

La Sala ﷓que integran los camaristas Carlos Villar, Daniel Rucci y Federico Echauri﷓ dijo que el recurso planteado por la defensa de Gómez Galissier para anular la prueba que produjeron los peritos de la Justicia fue "mal concedido. La pericia debió llevarse a cabo bajo las pautas del Código Procesal Penal, esto es de oficio, por lo cual no se podía aplicar el procedimiento del artículo 188 del Código Procesal Civil y Comercial, ya que el articulo 298 del Código Procesal Penal privilegia el principio de especificidad", sostiene el fallo.

El juez de Instrucción ordena la pericia en noviembre de 2005 "cuando aún no existía ningún encausado en autos, en consecuencia el imputado (Gómez Galissier) no era parte del sumario, de allí que no se le dio intervención en el nombramiento de peritos. En conclusión: no existen nulidades genéricas o específicas del tipo legal o constitucional cuestionados y debido a ello es inadmisible la nulidad", agregó el fallo que difundió ayer el diario electrónico Notife.

La Cámara retó también al juez porque el planteo de Gómez Galissier era "extemporáneo". Su abogado, el penalista Néstor Oroño, interpuso el pedido de nulidad de la pericia cuatro días después de notificado, o sea cuando el plazo ya estaba vencido.

"El recurso de apelación ha sido concedido incorrectamente, en virtud de que el artículo 202 del Código Procesal Penal establece que durante la instrucción ﷓precisamente por donde discurre el proceso﷓ no podrá haber debate".

En la resolución de principios de abril que procesó a Berli, Fratti y Alvarez, el juez Patrizi consideró probado que la catástrofe que dejó 23 muertos, más de 100.000 personas en el desamparo y un tercio de la ciudad de Santa Fe bajo agua, era evitable. Que hubo causas naturales, pero también responsabilidades humanas y muy concretas. El fallo de Patrizi confirmó que Santa Fe tenía su propia espada de Damocles ante crecidas extraordinarias del río Salado. Una brecha abierta en la defensa del oeste por la que ingresó el torrente el 29 de abril de 2003.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.