CIUDAD › COMPROMISO DEL GERENTE DE ICI ANTE LA VICEGOBERNADORA

Durante dos años no habrá despidos

El empresario inglés desembarcó en San Lorenzo para poner fin al conflicto. Una asamblea deberá votar el acuerdo.

 Por José Maggi

El último capítulo de la historia del conflicto de la petroquímica ICI de San Lorenzo lo escribió ayer el gerente inglés que arribó a la planta tomada por los trabajadores para entrevistarse luego con la vicegobernadora María Eugenia Bielsa. Al final de la jornada, los representantes sindicales se aprestaban a consultar en asamblea la última cláusula del acuerdo arribado en el marco de la comisión de seguimiento del conflicto, que trataba de garantizar la estabilidad laboral de los 132 empleados de ICI por el término de dos años, luego de la confesión que hiciera el gerente Richard Westlake "con 85 personas podemos manejar la planta" resumiendo por primera vez brutalmente el nudo del conflicto que ya lleva once meses.

Después de que los trabajadores tomaran ayer la planta se encontraron con la sorpresiva visita de uno de los máximos directivos de la empresa en Argentina, quien se reunió con el gremio durante el mediodía, según lo confirmó Jesús Monzón, titular de la CGT San Lorenzo. "Creemos que puede haber un acuerdo, sino este directivo no hubiese venido hasta acá, esto no pasó durante toda la negociación", expresó Monzón quien espera la reincorporación de los trabajadores despedidos.

El "inglés" Westlake, como lo señalan los trabajadores de ICI, llegó en horas del mediodía a la planta de San Lorenzo a bordo de una embarcación que amarró en el puerto que, a espaldas del ingreso, tiene la firma. Así y luego de colocarse el casco reglamentario encaminó hacia las oficinas y se entrevistó con el secretario del Sindicato Químico, Eduardo Ankudowicz.

El gesto del gerente fue leído como un legitimización de la toma por parte de los trabajadores.

Posteriormente, el directivo se dirigió a Rosario para mantener un encuentro con la vicegobernadora Bielsa. La cláusula que Westlake accedió a incorporar luego de la charla con Bielsa es que "durante dos años no habrá despidos", pero sin aclarar cómo iban a ser reemplazados los puestos de trabajo que quedaban vacantes por caso de jubilación, retiros voluntarios, renuncia o muerte. Por eso los sindicalistas sumaron este punto agregando además que los reemplazantes serán incorporados bajo el Convenio Químicos y luego de ser discutidos por una comisión en la que esté representado el sindicato.

En cuanto al resto de los puntos discutidos en el acuerdo figuran el aumento del 23 por ciento, conformados por el 16 por ciento, más 200 pesos de presentismo, que originalmente era de un 47 por ciento fijado por un convenio interno.

El presentismo solo se pierde por enfermedades o accidentes que obliguen al trabajador a faltar por menos de dos días. La polivalencia que fija la movilidad en las tareas solo se aplica en las plantas que estén paradas o fuera de servicio. El plantel de cada área este garantizada, y deberá estar capacitado para cada función que se le asigne.

Por su parte la vicegobernadora Bielsa, rescató la actitud que el gobierno provincial que está trabajando para reencaminar al diálogo en el conflicto de ICI tras el despido de 120 empleados. "Estamos trabajando para que efectivamente pueda reencauzarse un canal de diálogo, esperamos que eso pueda suceder", indicó Bielsa, además de insistir en que "el ingreso a la planta se ha planteado con cautela por parte de la empresa y los trabajadores" y que no se registraron hechos de violencia.

También evaluó con optimismo la posibilidad de que "sigan dialogando y buscando un acuerdo sobre el único punto en discusión, que era el mantenimiento de la planta mínima en caso de que produjeran retiros voluntarios".

En cuanto al pedido del diputado nacional Hermes Binner de una intervención urgente del Ministerio de Trabajo, la vicegobernadora acusó al legislador de estar "desinformado, porque el Ministerio de Trabajo hace diez meses que esta trabajando en el conflicto de ICI y ha dictado una conciliación obligatoria, no se ha hecho ninguna gestión por fuera de los ámbitos correspondientes".

Por su parte, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y CTA Rosario se solidarizaron con los trabajadores que llevan adelante la toma de la fábrica. "Esta compañía que factura más de 100 millones de dólares anuales, y es una de las primeras en su actividad en Argentina muestra claramente que no le interesa el diálogo con los trabajadores. Solo con la lucha y la unidad de los trabajadores podremos poner freno al manejo vergonzoso que vienen haciendo estas multinacionales con el patrimonio nacional".

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes gremiales se encontraron en la delegación de la Casa de Gobierno. ICI no aclaró cómo iban a ser reemplazados los puestos de trabajo que queden vacantes.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.