SANTA FE › POLICíA INVESTIGADO POR SU CONNIVENCIA CON EL NARCOTRáFICO EN SANTA FE

José Baella, a juicio oral

Quien fuera nombrado por Tognoli como subjefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas irá a juicio porque no recurrió su situación procesal en la causa. Así lo determinó el juez santafesino Miño. La protección al narco Mendoza "ayudó a eludir investigaciones judiciales".

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

El juez federal Nº 2, Francisco Miño, mandó a juicio oral al primero de los policías investigados por su connivencia con el narcotráfico en Santa Fe. Es el ex subjefe de Inteligencia de Drogas Peligrosas, José Luis Baella, un comisario de confianza del ex jefe de Policía de la provincia, Hugo Tognoli, en una causa en la que ambos están procesados por "encubrimiento agravado" a un vendedor de sustancias ilegales, Daniel "Tuerto" Mendoza y "coacciones" a la líder de Madres Solidarias, Norma Castaño, que denunció la trama narco policial. El cuarto imputado es otro suboficial de Drogas, Mauricio Otaduy, quien participó en la operación sucia contra Castaño. Baella es el primero que aceptó ir a juicio porque no recurrió su situación procesal en la causa, mientras que los otros tres: Tognoli, Otaduy y Mendoza, apelaron sus procesamientos ante la Cámara Federal de Rosario. Baella era "un engranaje de una estructura dinámica y subrepticia que generó beneficios económicos difíciles de cuantificar", dice el dictamen del Ministerio Público.

Ya en marzo, el juez federal Nº 1, Reinaldo Rodríguez, había enviado a juicio oral a Mendoza, preso -en otra causa﷓ tras el allanamiento de su casa, en Colastiné Norte, donde cayó con 13,6 kilos de cocaína y una cocina de estupefacientes. Es probable entonces que el Tribunal Oral de Santa Fe acumule el juicio a Baella con el de Mendoza y un contacto de éste, Fernando Torres, detenido con casi dos kilos de cocaína que transportaba en un remís, después de pasar por la casa del "Tuerto".

En el pedido de elevación a juicio, el fiscal federal Walter Rodríguez imputó a Baella dos cargos:

* La protección a Mendoza, "a quien ayudó a eludir investigaciones judiciales" entre el 3 de marzo y el 25 de agosto de 2011 y luego, el 3 de marzo de 2012, sobre "comercialización de estupefacientes", un delito "especialmente grave" del que "tenía cabal conocimiento" y "con un evidente ánimo de lucro".

* Y las coacciones a Norma Castaño, "con el propósito de obligarla a desdecirse de denuncias formuladas contra Tognoli".

Baella era un "engranaje de una compleja estructura dinámica y subrepticia que generó beneficios económicos difícil de cuantificar y saber su destino, atento a las ganancias exponenciales derivadas del tráfico de drogas", dijo el fiscal. Y apuntó a Tognoli, porque era el jefe de Drogas Peligrosas "en el momento de los hechos" y "tenía con Baella una relación que excedía la meramente funcional".

El fiscal Rodríguez sostuvo que el "encubrimiento" de Baella a Mendoza "ha quedado fuera de toda discusión", desde el momento que éste último está preso por "tráfico de estupefacientes" y la causa pasó a juicio oral. Mendoza fue detenido el 12 de julio de 2012, poco después de que Tognoli le concediera a Baella su último ascenso, como jefe de Delitos Complejos de la Unidad Regional del departamento San Jerónimo. Efectivos de Drogas Peligrosas allanaron la casa de Mendoza en Colastiné Norte, donde encontraron 13,6 kilos de cocaína y una cocina de estupefacientes. Pero también "una baliza y una sirena portátil imantada", idénticas a las que utilizan "las fuerzas de seguridad en supuestos de urgencia". Dos recuerdos que el fiscal interpretó como "indicios serios y concordantes" de los vínculos entre Mendoza y sus protectores en Drogas Peligrosas.

Según el fiscal, Baella también participó en las coacciones contra Norma Castaño, prestando un aporte necesario en el concreto plan delictivo de sus autores. El hecho ocurrió el 3 de marzo de 2011, cuando se montó un simulacro de seguimiento de Baella a Mendoza hasta la casa de Castaño, donde Otaduy -que es vecino de Norma﷓ filmó el encuentro en la vereda. El video fue subido luego a Youtube ("Madre del dolor transa con narco"), en el tramo final de la extorsión. El juez Miño dijo que la "maniobra fue concebida por Tognoli, ejecutada por Baella y Otaduy, para lograr que Castaño se retractara de las denuncias que pesaban en su contra". Lo dijo en el auto de procesamiento de Tognoli, Mendoza y Otaduy, el 3 de abril último.

La "indicación" de Baella a Otaduy para que filme el video y su posterior entrega a Mendoza, "representaron una contribución sin la cual las amenazas coactivas" a Castaño "no podrían haberse llevado a cabo, conforme al plan elegido por ellos", finalizó el fiscal.

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez, le imputó dos cargos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.