CIUDAD › DECLARó PERSONA BALEADA EN EL DESALOJO DEL PREDIO DE JORDáN

Olmos dijo que fue la policía la que disparó

 Por Lorena Panzerini

Una de las personas baleadas durante el desalojo que dejó tres heridos en el predio de la monja María Jordán, en Empalme Graneros, ratificó ayer en el juzgado de Javier Beltramone que "fue la policía la que disparó" la bala de un arma nueve milímetros que le dio en el pie derecho. Además del cartucho rojo que entregó al juzgado, Antonio Olmos, otra vecina prestó testimonio y llevó un casquillo y una bala de plomo que halló en el lugar de los hechos. En tanto, el magistrado indagó a cinco detenidos, mientras un grupo de vecinos reclamaba en la puerta de Tribunales que los apresados sean liberados. "Que el juez investigue y deje de cubrir a la policía", dijo Sara Campos en referencia a la pericia que anteayer dio a conocer el magistrado, y que "descarta" que las postas de plomo que hirieron al adolescente Nicolás Juncos hayan salido de armas policiales. Mientras sostenía un cartel amarillo que reclamaba "Jordán, basta de mentiras", la mujer aseguró que ésta les había "prometido que allí se levantaría un centro de salud".

Poco antes de las 13, Olmos llegó agitado al juzgado de Beltramone, en el primer piso de Tribunales. Apoyado en dos muletas, apenas podía mantenerse parado. "Vengo a traer un cartucho rojo que me alcanzó un vecino, y me llamaron para ratificar la denuncia (que hizo el lunes pasado en la fiscalía de denuncias)", dijo el jujeño de 39 años, que hace 16 vive en Empalme, donde el sábado por la mañana fue baleado en el pie, mientras pedía que le dejaran sacar el auto en el que sale a vender frutas y verduras para mantener a sus cinco hijos, que viven con la madre a pocas cuadras de su casa. "El médico que me atendió en el HECA (Hospital de Emergencias Clemente Alvarez) me dijo que me sacó una bala de 9 milímetros, y hay una placa que me hicieron antes, donde se ve", aseguró antes de declarar.

Roxana, una mujer que encontró casquillos en el predio desalojado el fin de semana pasado, también se presentó en el juzgado. Con lo cual, ayer se sumaron al expediente dos testimonios de vecinos que acusaron a la policía de haber disparado plomos. "Los policías que llegaron el sábado a la mañana eran más que la gente que estaba en el terreno. Yo estaba a tres cuadras y se empezaron a escuchar tiros, y ahí nos enteramos de que estaban llevando a dos personas al hospital", relató.

Al mismo tiempo, sobre la vereda, un grupo de personas reclamó la libertad de los detenidos. "La policía disparó armas de fuego; nosotros estábamos ahí y lo vimos con nuestros propios ojos. Venimos a defender a nuestros hermanos paraguayos (por dos de los detenidos). La monja Jordán está dando un falso testimonio", aseguró Campos, quien estuvo durante la mañana de ayer en la vereda de calle Balcarce al 1600, frente al Tribunal, acompañada por varias mujeres y por José, el padre de Nicolás, uno de los tres heridos. Otra de las mujeres aseguró que las personas presas "no estaban vendiendo parcelas", y retrucó: "Son trabajadores de una obra en construcción, donde los fueron a detener".

Por la tarde, el juez dijo en LT3 que "se recibió una declaración de la hermana Jordán en sede policial, con elementos claros y serios, donde se advierten amenazas directas hacia ella previo al inicio de los hechos". Y agregó: "Está acreditado y probado que fue amenazada minutos antes que comenzara la toma el día viernes".

En tanto, el fiscal de Cámaras Guillermo Camporini calificó de "verosímil" la pericia balística que dio a conocer anteayer el juez Beltramone, que "descarta" tiros de plomo policiales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.