SANTA FE

Es conjuez de causa por terrorismo de Estado pero no leyó el Nunca Más

Carlos Lassaga Iturraspe no deja de sorprender. El conjuez designado
en Santa Fe para actuar en causas de terrorismo de Estado, admitió públicamente que jamás había leído el célebre informe de la Conadep.

 Por José Maggi

Mientras Carlos Lassaga Iturraspe, el conjuez elegido para instruir el expediente que investiga el terrorismo de estado en Santa Fe, se prepara para rechazar la totalidad de las recusaciones en su contra, sus recusadores revelaron los argumentos con los cuales le exigen que se aparte de la causa. Una de ellas Patricia Isasa adjuntó a su escrito la declaración que Lassaga Iturraspe había hecho en el año 2000 ante el Consejo de la Magistratura en favor de Victor Hermes Brusa, justamente uno de los encartados en el expediente a investigar luego del apartamiento del juez original Reinaldo Rodríguez. Entre otros puntos en la documentación consta que "la secretaria del juzgado federal Nº 2 (del que se hizo cargo Brusa cuando renunció su titular) era su pareja y la madre de su hija; que por el Caso Pedernera (el bañista que arrolló Brusa con su lancha en la laguna Setúbal) fue juzgado con anticipación por un sector tendencioso; y que tenía entonces "un muy buen concepto de Brusa a través de su desempeño; que había tenido sobremesas cuando este iba a la casa de su cuñado". Y quizás lo más curioso para quien hoy debe investigar el terrorismo de estado: Confesó que a pesar de haber tenido la oportunidad "no había leído el 'Nunca Más', el informe de la CONADEP sobre la desaparición de personas en la Argentina. Isasa también lo recusó por haber suscripto una solicitada en apoyo al dictador Jorge Rafael Videla, en el Diario "La Nación", en los años 1986 o 1987.

El escrito presentado por Isasa con el patrocinio de una abogada santafesina recuerda que en "su declaración ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación Lassaga Iturraspe había advertido que había sido designado conjuez después que se declaró la incompetencia federal en la causa Pedernera, al sólo efecto de regular los honorarios del fiscal ad-hoc Eduardo Jautchen". También que ejercía la profesión desde hacía treinta y dos años, litigando en el Juzgado Federal, por lo que conoce a Brusa desde que era empleado, habiéndose formado un muy buen concepto de él, tanto en la faz personal como intelectual o jurídica; que en el sector forense donde se mueve prima ese mismo concepto; y que "socialmente tiene sus detractores porque a lo mejor no es muy simpático, pero tiene un buen grupo de amigos que lo quiere mucho".

De igual manera el escrito de Isasa recuerda que Lassaga Iturraspe admitió haber tenido "una vinculación con la doctora Ivonne Vella, Secretaria Penal del Juzgado Federal Nro. 2, a cargo de Brusa desde la renuncia del Juez Dalla Fontana, con quien tiene una hija".

En relación al accidente del que resultó víctima Pedernera -el joven nadador atropellado en la laguna Setúbal- el hoy conjuez dijo "tener la idea que Brusa ha sido juzgado con anticipación por un sector tendencioso; que lo único que conoce es lo que dice el diario y la lectura de la causa que debió hacer para regular los honorarios de Jautchen; y que piensa que aún no se ha determinado quién fue el protagonista del accidente".

En punto a su vinculación con Brusa, Lassaga Iturraspe había afirmado que "se veían a diario en la calle; que en una época en que vivió con su hermana y su cuñado, que ubicó a principios de los años 80, Brusa iba y charlaban de sobremesa porque era muy amigo de su cuñado, pero que luego no tuvo más trato que el cruzarlo en el Parque del Sur haciendo aerobismo".

De igual manera entonces "negó haber leído el informe de la CONADEP, aunque tiene referencias por terceros y por los diarios que esa publicación hace mención a Brusa; y conocer a los denunciantes, no obstante saber del tenor de las denuncias: haber "participado en torturas en la época del Proceso".

El ahora conjuez recusado había explicado entonces que "en su momento, eso no tuvo gran difusión en Santa Fe, lo que sí aconteció "a partir del caso Pedernera"; que es pariente del doctor Jorge Mosset Iturraspe (h); y que tiene entendido que privadamente Brusa ha manifestado no haber participado nunca de esas cosas".

El escrito de Isasa finaliza reconociendo que no ha podido acceder al contenido de la solicitada que admite haber firmado a favor de Jorge Rafael Videla, en los años 1986 o 1987." No obstante ello, el sólo hecho de haber suscripto una solicitada en apoyo de quien resulta ser uno de los mayores, sino el máximo, exponente de la última dictadura militar, en el marco de la cual se cometieron los delitos que se procuran dilucidar en esta causa, resulta suficiente para derivar de tal hecho la consecuencia de tener una clara postura asumida respecto a la materia objeto del presente".

Las causales de recusación son de interpretación restrictiva: el inciso 1º del artículo 55 contempla, en lo que es de interés, el supuesto de haber actuado profesionalmente a favor o en contra de una de alguna de las partes involucradas, en otras actuaciones judiciales o administrativas.

El inciso 10 refiere a haber dado consejos o manifestado extrajudicialmente su opinión sobre el proceso a alguno de los interesados. Finalmente, el inciso 11 prevé la hipótesis de amistad íntima con alguno de los interesados.

Según Isasa "todo esto se vincula con la firma de la solicitada en apoyo a Videla, y con la declaración de Lassaga Iturraspe como testigo en el Jury seguido al ex juez Victor Brusa, en el que si bien no cumplió ningún rol estrictamente profesional, atestiguó a favor del ahora imputado y procesado".

La recusadora resumió que "todos los elementos dan la clara idea de que, aunque afirme lo contrario Lassaga Iturraspe, no está en condiciones de intervenir como conjuez en esta causa con la indudable imparcialidad con la que debe actuar un Juzgador".

"A estos se suma -y sin que esto implique un menoscabo a su desempeño profesional- el hecho de haber integrado las listas de conjueces que el propio Brusa confeccionaba, según el sistema imperante en aquella época, en la que solía a incluir a amigos y conocidos de confianza; sistema éste que se evidenció de nefastas consecuencias a lo largo de numerosas causas llevadas adelante por la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación, por los abusos cometidos en la confección de las mismas".

Compartir: 

Twitter
 

Patricia Isasa, ex detenida política que recusa al conjuez que defendió al destituído Brusa y también al general Videla.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.