DEPORTES › INDUSTRIAS DE LA REGION SE ADAPTAN AL MUNDIAL

Plasma y turno interrumpido

Ayer, por ejemplo, en la General Motors se cortó el trabajo
en serie cuando jugó Argentina contra Costa de Marfil. Otras
industrias instalaron tecnología de punta para sus operarios.

 Por Alejo Diz

Si bien en los últimos meses los índices de crecimiento económico no se han detenido, los próximos indicadores seguramente traerán algún grado de desaceleración productiva, al menos en las industrias radicas en la región. Es que el "parate" que propone la Selección Nacional al debutar en el Mundial de Alemania también tuvo eco en los diversos establecimientos industriales de la zona. Nadie pudo escapar al furor mundialista. Y la mayoría de los responsables del "personal" optaron por interrumpir el horario laboral para que los empleados sigan las alternativas de la albiceleste. "Es preferible producir menos que nada. Porque si no lo veían acá muchos no venían", admitió el gerente de una reconocía fábrica de la ciudad.

Pantallas gigantes, televisores 29 pulgadas, plasma con formato "Widescreen" y LCD, no sólo formaron parte de la escenografía de los bares de la ciudad. Las innovaciones tecnológicas también fueron la vedette de las industrias en el último mes para evitar la deserción masiva de sus trabajadores.

El reactivado cordón industrial hizo una pausa en la tarde del sábado. Ejemplo de ello fue la planta la General Motors en Alvear. La fábrica automotriz improvisó un cine en su sala de auditorio, y similar ambiente levantó en el comedor, para que los trabajadores "de todas las áreas" sigan la suerte del representativo nacional ante Costa de Marfil. La metodología se repetirá el viernes por la mañana, cuando Argentina juegue con Serbia y Montenegro a las 10, horario de "máxima actividad" para la planta.

En el frigorífico Paladini se levantó una pantalla gigante que reunió a todos los trabajadores. Aunque ayer por la tarde el movimiento fabril no era muy intenso, la prueba sirvió de piloto para lo que sucederá en los próximos encuentros. "Trabajadores directos e indirectos de la fábrica suspendieron la actividad de 16 a 18", apuntaron desde la gerencia.

La planta del Swift no tiene producción los sábados por la tarde. Por lo cual sus autoridades no debieron ingeniar ninguna estrategia de seducción para tener a sus empleados en los puestos de trabajo. Pero la semana que viene deberán pensar en algo. Porque el viernes Argentina juega a las 10 de mañana y el miércoles 21 a las 16 de la tarde.

Las industrias cerealeras atendieron la coyuntura nacional de diferentes maneras. En Cargill no dudaron en dejar estacionados los granos por algunos horas para que los trabajadores miren el partido. Algunos televisores traían las imágenes desde Alemania. En Terminal 6, por su parte, los silos no dejaron se recibir carga. La producción "fue normal", por lo cual quienes cumplieron con su horario vespertino debieron prenderse a algunas de las infinitas repeticiones que entregaron los canales de cable de los goles Crespo y Saviola.

Con otro ánimo lo vivieron los empleados de Celulosa. "Hay otras cosas de que preocuparse", respondieron desde la gerencia al recibir la consulta del diario. Pero cuando el interlocutor despejó el miedo de ser recibir algún tipo de interrogatorio sobre el medio ambiente, confesó que los 60 empleados "pudieron ver el partido". Y suerte que a los chicos de Pekerman no se les quemaron los papeles.

Compartir: 

Twitter
 

Desde las 16, nadie movió una sola llave en la planta automotriz para ver la selección. "Es preferible producir menos que nada. Si no lo ven acá no vienen", dijo otro empresario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.