SANTA FE › CASACIóN CONFIRMó LA SENTENCIA A PRISIóN PERPETUA AL CORONEL JOSé MARíA GONZáLEZ

Primera condena firme en Santa Fe

 Por Juan Carlos Tizziani

La Cámara de Casación Penal confirmó la primera sentencia a prisión perpetua que dictó el Tribunal Oral de Santa Fe en juicios de lesa humanidad. El condenado es el coronel José María González, ex jefe del Area 212 y primer interventor de facto en la provincia después del golpe de marzo de 1976, pero por el secuestro y asesinato de un militante de la Juventud Peronista, Mario Osvaldo Marini y la "privación ilegal de la libertad" de su esposa, Ana María Cavadini, tres meses antes, en diciembre de 1975. La sentencia interpreta el crimen como "la antesala y puesta en marcha del plan criminal instaurado por la dictadura". González es investigado en otras causas, y esta semana, el fiscal federal Walter Rodríguez, pidió la elevación a juicio en la que está imputado por el martirio al ex intendente de Santa Fe, Noe Adán Campagnolo, fallecido hace diez años y al ex presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Dunda.

El fallo es de la sala IV de Casación. Y el primer voto del juez Juan Carlos Gemignani. "Está probado que el 9 de diciembre de 1975, alrededor de las 19, cuando Ana María Cavadini se encontraba en su domicilio de la calle Jujuy 3618 de la ciudad de Santa Fe, junto con su hijo Arístides Marini de escasos días de vida, irrumpieron alrededor de seis personas fuertemente armadas vestidas de civil, que sin identificarse ni exhibir orden de allanamiento, le preguntaron por su esposo y luego de comprobar que no estaba, lo esperaron agazapados en penumbras, hasta que éste arribó minutos después".

Cuando Marini ingresó a su casa "se abalanzaron sobre él, lo tiraron al piso boca abajo, golpearon, esposaron con las manos atrás, y le apuntaron con armas". Obligaron a salir de la casa a Ana María y al bebé que llevaba en brazos, "la subieron a la parte de atrás de un vehículo particular, donde había un chofer y dos personas más, le hicieron bajar la cabeza y sin vendarla la llevaron a la comisaría 1 de Policía, lugar en el cual permaneció detenida de manera ilegal hasta el 31 de diciembre de 1975, en que fue puesta a disposición de la justicia federal".

Está probado que "desde el momento de su detención" Marini "nunca dejó de estar en manos de sus captores, quienes -﷓como era de práctica-﷓ lo llevaron para interrogarlo bajo tortura, y luego de producirse su muerte, fraguaron el acta de procedimiento, donde hicieron constar que se había dado a la fuga durante el allanamiento". El jefe del operativo, un capitán del Destacamento de Inteligencia Militar 122 ya fallecido, Douglas Patrick Dowling, "le hizo firmar el acta a la esposa de Marini, cuando estaba detenida en la comisaría 1 de Santa Fe".

La Cámara ratificó "la vinculación" de González con el crimen. Las pruebas demuestran --señaló-﷓ la "existencia de una estructura militar puesta al servicio de la 'lucha contra la subversión', la forma ilegal en que procedían a efectuar los allanamientos, las detenciones y la violencia física que ejercían sobre las víctimas de dichos operativos clandestinos". González era el jefe de esa "maquinaria estatal", que "realizó prestaciones concretas y ciertas puestas al servicio de la lucha contra la subversión en la provincia".

En el segundo voto, el juez Mariano Borinsky interpretó que "la continua intervención de González en puestos de responsabilidad luego del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, confirma definitivamente que los hechos registrados a partir del 9 de septiembre de 1975, resultaron la puesta en marcha del plan criminal" de la dictadura.

Gonzalez fue el jefe del Comando Artillería 121 desde el 11 de octubre de 1975 hasta el 26 de noviembre de 1976, cuando lo reemplazó el coronel Juan Orlando Rolón. En ese lapso, se desempeñó como jefe del Area 212. Y el 24 de marzo de 1976 asumió como interventor de facto de la provincia hasta que lo sucedió el vicealmirante Jorge Aníbal Desimoni.

"La participación del Comando de Artillería 121 en los hechos enjuiciados encuentra respaldo probatorio en la diversa prueba incorporada al debate oral". El capitán Dowling le tomó declaración a Cavandini mientras estuvo detenida en la comisaría 1 durante la madrugada y fue quien le dijo que había estado en el operativo realizado en su casa y que su marido había escapado ese mismo día, lo que a ella le resultó "extraño e improbable".

La participación del área a cargo de González también surge del libro de guardia de la seccional de Policía, en el cual consta que Ana María Cavadini el día de su detención a las "21:40 horas fue conducida a dicha dependencia en calidad de detenida por personal de Informaciones adscripto al Area 212".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.