SANTA FE › UNA NENA FUE HERIDA POR LA BALA PERDIDA DE UNA PELEA

El disparo que atravesó la Setúbal

Una pelea a balazos en el barrio isleño de Alto Verde, en Santa Fe, tuvo una inesperada consecuencia que pronto conmocionó a la ciudad capital. Un proyectil de carabina disparado en aquella disputa cruzó la laguna Setúbal y acertó en la cabeza de una niña de 6 años que estaba enfrente, en el Club Regatas. La víctima fue operada, pero ayer su estado seguía siendo muy grave.

La tragedia mostró el brutal contraste de dos situaciones simultáneas que transcurrían el viernes a las seis de la tarde, apenas separadas por el vasto espejo de agua que divide y distingue la capital provincial. En el tradicional club náutico que ostenta su señorial sede sobre la orilla de la laguna, unos metros al sur del puente colgante, una nena identificada con las iniciales N. M. participaba de una fiesta de cumpleaños como las que los socios suelen organizar allí. En la orilla de enfrente, el populoso barrio Alto Verde, a menudo estigmatizado por la crónica policial con la difusión de hechos violentos. A esa misma hora, un número impreciso de hombres entablaban un enfrentamiento a balazos cruzados cerca de la costa, en la zona conocida como Vuelta del Paraguayo. Los estampidos llegaban a tierra firme apenas como chasquidos secos e intrascendentes. Pero de pronto, la niña que se encontraba con una amiga en una galería lateral del edificio se derrumbó sobre las baldosas para estupor y confusión de los habitués del club. Un proyectil disparado desde una carabina en la pelea armada de Alto Verde surcó el aire a través de la laguna e impactó en la frente de la niña, a más de 500 metros de distancia.

En la escena donde la niña fue baleada había un centenar de personas, entre chicos y padres que estaban preparando hamburguesas. Dos guardavidas del Regatas, Sandra Arroyo y Juan Escribano, socorrieron a la nena, desvanecida y sangrante, pero la gravedad de la herida no dejó margen para esperar una ambulancia. Cargaron a la nena en una camioneta policial y volaron hasta el Hospital de Niños Orlando Alassia, donde la operaron con urgencia.

Llamó la atención que muy cerca de allí, en el Club Excursionistas, el albañil Carlos Borgno, de 48 años, fue baleado en el vientre en circunstancias confusas. Su estado era delicado, según se informó desde el Hospital José María Cullen. Ese detalle avivó versiones no desmentidas de que el tiroteo en la costa de enfrente podría atribuirse a grupos antagónicos en la interna del gremio de la construcción Uocra.

La niña, en tanto, ayer permanecía en terapia intensiva, asistida por respirador artificial y con pronóstico reservado debido a la gravedad de su estado.

Por la mañana de ayer, el distrito costero quedó saturado de policías hasta que dos jóvenes de 21 y 23 años, respectivamente, marcharon detenidos bajo sospecha de haber participado del tiroteo que hirió a la niña y al albañil.

La investigación está a cargo del juez de instrucción penal Octavio Silva.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.