SANTA FE › SE TRABA EN DIPUTADOS UN PROYECTO PARA SOLVENTAR VIVIENDAS CON UN IMPUESTO AL JUEGO

Apuestan sus fichas a dejarlo dormir

La iniciativa del diputado radical Maximiliano Pullaro para que los casinos retengan un 5% del valor de las fichas jugadas con destino a créditos hipotecarios no encuentra apoyo en el Frente Progresista. Sospechan del lobby del juego.

 Por Luis Bastús

En la comisión de Vivienda y Urbanismo de la Cámara de Diputados provincial aguarda tratamiento desde hace un año y medio un proyecto de ley para crear un fondo destinado a generar créditos hipotecarios blandos a partir de la aplicación de un impuesto a las apuestas en los casinos. Consistiría en la retención del 5 por ciento de las fichas canjeadas en las tres casas de juego que hay en la provincia, y el destino de esos recursos a un fideicomiso administrado por el Nuevo Banco de Santa Fe, en tanto agente financiero del Estado. La iniciativa ni siquiera se discute porque el texto no consigue firmas suficientes como para merecer un dictamen de comisión y pasar a debate de sesiones. Hay quienes suponen que el freno al proyecto viene del lobby del juego. Si eso se transformara en ley -deducen- quedaría a la vista la masa real de dinero que se mueve en los casinos santafesinos, y lo que recaudan. El autor, el radical Maximiliano Pullaro, pedirá preferencia de tratamiento a la vuelta del receso invernal. Hasta ahora no logró el apoyo ni de sus pares en el propio Frente Progresista.

El proyecto entró a Diputados en enero de 2013. Se propone generar siete mil créditos hipotecarios en los primeros cuatro años, a una tasa del 9 por ciento, y desde un fideicomiso a crearse a partir de la retención del 5 por ciento del cambio de fichas por dinero en los casinos. Según Pullaro, esa variante podría generar más de 200 millones de pesos al año y -su principal virtud, según el legislador- es que salen del bolsillo del apostador, ni del Estado ni de las empresas que explotan la sala de juego y que sólo cumplirían un rol de agentes de retención.

"El proyecto fue presentado hace más de un año, no tiene fisuras y no logra apoyos de los diputados de la comisión de Vivienda, siendo que la iniciativa no toca recursos del tesoro provincial ni altera la ecuación financiera de los casinos", reclamó el legislador al ser consultado por Rosario/12. Y reveló que hasta ahora no consiguió que nadie en esa comisión impulse con su firma el debate del proyecto, a excepción de la justicialista Marcela Aeberhard que le ofreció apoyo.

La comisión es presidida por Oscar Urruty (PPS) e integrada además por Federico Angelini (Unión Pro), Olga Coteluzzi (Bloque Kirchnerista-PJ) y Eduardo Di Pollina (PS-Frente Progresista). Salvo el primero, ninguno de los miembros de la comisión atendió los llamados de este diario.

Una portavoz de la concesionaria del casino -City Center, de Cristóbal López- respondió que en la gerencia de la empresa decidieron no emitir opinión sobre la iniciativa que la interpela.

Un testigo cercano de la construcción de consensos en Legislatura enumeró actitudes, llamados y silencios para explicarse la renuencia de la comisión a desempolvar el proyecto. La corazonada deduce que al instaurar ese mecanismo en el cual el casino quedaría como agente de retención fiscal, los números de la caja quedarían expuestos y acaso revelen que lo que se apuesta es más de lo que se tributa.

Urruty aseguró que de su parte no faltó intención de tratamiento, y lo atribuyó a desacuerdos en la propia coalición oficialista. "Intentamos darle despacho, pero dentro del propio oficialismo había disenso y no se lo quisieron firmar a Pullaro. Creo que el gobierno está más interesado en la ley de ordenamiento territorial y que van a priorizar eso porque les representa más recursos que este proyecto. Además, le cuestionan que el proyecto modificaría la ecuación de los casinos", dijo el diputado cavallerista.

La autoridad de aplicación para el programa Techo Propio sería la Secretaría de Hábitat, con control bicameral, y la administración, a cargo del agente financiero de la provincia, o sea, el Nuevo Banco de Santa Fe. El titular de aquella oficina estatal, Gustavo Leone, opinó: "Estoy de acuerdo con la necesidad de generar más recursos para vivienda social. Si tienen que provenir del juego, o del casino, o de otra actividad, es discutible. Yo prefiero que vengan del propio mercado inmobiliario, y por eso propusimos la contribución de valorización en la ley de suelo", refirió en alusión al proyecto que el Ejecutivo remitió y tampoco prospera por ahora en la Legislatura. "Mayor índice edilicio, cambio de uso, nuevas urbanizaciones, todas generan valor al dueño del suelo y es justo que contribuya por eso que no le es propio sino generado por el Estado con su acción o norma", sintetizó el secretario de Hábitat.

Pero Pullaro insistirá después del receso legislativo con su proyecto, entusiasmado con la fuente de financiamiento apuntada. "El programa crea un impuesto que consistirá en el 5 por ciento del cambio de fichas, créditos de máquinas tragamonedas o cualquier otro medio físico al momento del canje de dinero en los casinos. No le significará ningún costo a las arcas provinciales, serán recursos genuinos y tampoco alteran la ecuación financiera de los casinos. No hay fisuras, sin embargo no hay apoyo", enfatizó.

La idea toma como ejemplo una ley similar que rige en la provincia de Córdoba con la que se fondea el Programa Escolar Paicor. "Le permitiría a miles de familias de clase media acceder aun crédito para la vivienda propia. La intención es otorgar unos 7 mil préstamos para viviendas en un plazo de 4 años, a personas con o sin terreno".

Entre los argumentos, el diputado señaló el crecimiento de la construcción, en contraste con el hecho de que "cada vez hay más inquilinos y menos propietarios". "Hoy en Argentina los créditos hipotecarios representan sólo el 1,3 por ciento del PBI, mientras que en Brasil es el 4,3, y el 17 en Chile", aportó la concejala María Eugenia Schmuck, del mismo sector radical que el autor de la iniciativa cajoneada.

Compartir: 

Twitter
 

El proyecto de Pullaro apunta a que sea el apostador el que pague el fondo, no el casino.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.