SANTA FE › SOBRE EL FALLO QUE PUSO EN LIBERTAD A AMELONG

"Así, Hitler quedaría libre"

Lo dijo la abogada querellante en una de
las causas en la que está acusado el ex
teniente coronel. Pedirán más indagatorias

 Por Jose Maggi

"Con este criterio de esta Cámara sale libre hasta Hitler: solo tendría que demostrar un domicilio conocido y un lugar de trabajo donde se lo pueda encontrar". Con esta contundencia opinó Gabriela Durruty, abogada querellante en la causa Fabrica Militar de Armas Domingo Matheu luego de conocer el fallo de la Cámara de Casación Penal que dejó en libertad a Juan Daniel Amelong, teniente retirado del Ejército y procesado en este expediente por siete secuestros, torturas y tres desapariciones de personas. La reacción crítica ante el fallo -que comparte en teoría pero que "no puede aplicarse en aquellos que no huyeron porque vivieron tranquilos con las leyes de impunidad"- será acompañada por otra acción: varios abogados querellantes de causas en donde esta implicado el represor pedirán nuevas indagatorias en la Causa Feced, e insistirán con la aplicación de la figura de la asociación ilícita, que impediría que Amelong salga en libertad.

La abogada Gabriela Durruty quien junto a María Valeria Rosso Ponce comparte la querella en la causa Fábrica Militar de Armas Domingo Matheu aclaró que "si bien no somos parte en los trámites de excarcelación y compartimos en teoría el criterio adoptado por la Cámara, que es contemplar la peligrosidad procesal para decidir la excarcelación de un imputado, consideramos que en este caso, habría necesidad de reverlo dado las personas que estamos hablando. Por eso -agregó- esperamos que el fiscal de Casación se ponga los pantalones largos y recurra a la Corte Suprema para evitar que esta sea una llave de egreso para todos los imputados de los delitos más graves que conoció nuestra historia reciente".

Durruty reconoció que la Cámara de Casación utilizó un argumento que es constitucional y el único por el cual se puede excarcelar a una persona sin considerar la gravedad de la pena que se le pueda aplicar, sino es decir estar a la pena en expectativa, sino considerar la peligrosidad del sujeto. Esto significa que una persona pueda fugarse, es decir que exista peligro de fuga, tanto como que tenga la posibilidad de desbaratar una prueba o que impida de alguna manera la acción de la justicia y el devenir normal del proceso".

Y en esta línea critica que los camaristas " consideren entre otras razones que por haber estado Amelong viviendo y trabajando en nuestra ciudad y tener una familia y un domicilio conocido, no tiene interés en fugarse. En síntesis que se demostró que no hay peligro de fuga y eso lo facultaría para esperar el juicio en libertad".

"Nosotros nos compartimos este criterio, y opinamos con mi colega María Valeria Rosso Ponce, que la Cámara de Casación eligió un mal momento, porque es la misma cámara que considera peligroso a Omar Chabán que comparado con el ex teniente Amelong seria un bebe de pecho. Y si bien no podemos asegurar que ha amedrentado a ningún testigo, es publico y notorio los aprietes que han sufrido testigos y personas que han trabajado estas causas".

Pero lo que más preocupa a los abogados querellantes de estas causas es que "esto se convierta en un criterio general para todas las personas detenidas".

De igual modo Durruty también criticó la propuesta de una de las camaristas que propuso que fuera el propio Ejército Argentino el que ofreciera una caución institucional para que Amelong pudiera lograr su libertad. "El voto de la doctora Angela Ledesma proponía una caución sui generis que es diferente a la menor de las cauciones que fija el Código que es la promesa jurada: un compromiso del Ejército acerca de la futura presentación de Amelong ante la justicia cada vez que se lo requiriera".

La letrada también deslizó los próximos pasos en el expediente que maneja. "Veníamos pidiendo un indagatoria en la causa Feced, y se superpuso con esta decisión de la Cámara, pero la idea es que en base a nueva prueba aparecida en la Causa Feced, vamos a pedir que se impute a Amelong en esta causa".

Además según pudo saber este diario varios abogados van a insistir y profundizar con la aplicación de la figura de la asociación ilícita, que tiene aplicado solo en la causa Guerrieri (Quinta de Funes) , y no en Fábrica Militar.

Finalmente Durruty cuestiono otro de los criterios aportados por uno de los camaristas para permitir la libertad de Amelong: el tiempo que lo separa de un juicio oral. "Esto no es verdad , en la causa Fábrica Militar de Armas Amelong tiene un procesamiento confirmado por la Cámara de Apelaciones, por lo cual no falta mucho para elevar la causa a juicio. Procesalmente no falta mucho tiempo para el juicio".

Compartir: 

Twitter
 

Amelong, acusado de secuestros, torturas y desapariciones. Quedó libre porque "ha de respetar sus obligaciones procesales"
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.