SANTA FE › DOS INTEGRANTES DEL EQUIPO DE LA EX JUEZA PEREZ VARA, CANDIDATOS A FISCALES

La legislatura define sus futuros

Ponce Asahad era una "especie de custodio del acceso" a Pérez Vara, la ex jueza que no investigó el caso Medina, mientras Ríos Artacho ni siquiera tenía los números para comunicarse con la jueza en las horas siguientes del doble crimen.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

La Asamblea Legislativa tratará hoy, a las 14, los pliegos de 16 postulantes a la magistratura que ayer se entrevistaron con la comisión de Acuerdos. Dos de ellos integraron el equipo de la ex jueza penal María Luisa Perez Vara y ahora el gobierno los propuso como fiscales adjuntos del Ministerio Público de la Acusación en Rosario. Se trata del secretario del Juzgado de Instrucción Nº 5 Mariano Ríos Artacho y del prosecretario Gustavo Ponce Asahad. Pérez Vara era la jueza que estaba de turno el 29 de diciembre de 2013 cuando asesinaron al empresario Luis Medina y a su novia, se desligó de la investigación por razones de salud, pero el juez correccional Nº 8 Héctor Nuñez Cartelle descubrió que había llamado por teléfono desde Cariló y la procesó por supuesto "incumplimiento de deberes". En la resolución, Nuñez Cartelle dijo que Ponce Asahad era una "especie de custodio del acceso" a Pérez Vara, mientras que Ríos Artacho ni siquiera tenía los números para comunicarse con la jueza en las horas siguientes del doble crimen.

Los ex secretarios de Pérez Vara y los otros catorce aspirantes a jueces y fiscales pasaron ayer por la comisión de Acuerdos que deliberó sin quórum. Sólo había cuatro legisladores: el presidente Avelino Lago y tres de sus colegas del oficialismo: la diputada Griselda Tessio, el diputado Joaquín Blanco y el senador Lisandro Enrico.

Ríos Artacho es más conocido porque el ministro de Gobierno Rubén Galassi lo mencionó seis veces por su apellido o el cargo en febrero de 2014, cuando tuvo que dar explicaciones en la Legislatura porque dos funcionarios de su área, Javier Echaniz y Martín Degrati, manipularon la computadora Mac de Medina antes de que se gestionara la autorización judicial.

En la resolución que rechazó un pedido de revocatoria del procesamiento de Pérez Vara, el juez Núñez Cartelle reveló las peripecias para comunicarse con la jueza tras el asesinato de Medina y su pareja. "Fueron infructuosos y reiterados" los llamados para que "interviniera ante un doble homicidio doloso con características gravísimas". "La trataron de ubicar no sólo el personal policial, el secretario del Juzgado (Ríos Artacho), el fiscal de grado y de Cámaras y hasta la vocal coordinadora de la Cámara de Apelaciones (Carina Lurati), quien tuvo que tolerar que no le suministren el teléfono, aunque era conocido por Ponce Asahad donde podía ser hallada , hasta que luego la propia jueza fue la que entabló la comunicación".

Una "situación insólita", la calificó Nuñez Cartelle. Y explicó por qué. "El único que poseía los cuatro teléfonos" de Pérez Vara era Ponce Asahad, quien más que el prosecretario del Juzgado "parecía el celoso custodio de números rigurosamente vigilados" y eso "se demostró" cuando el funcionario "pudo dar con ella. Es decir, se daba la absurda e inaceptable paradoja de que el propio secretario del Juzgado, doctor Ríos, no sabía de qué modo y a qué teléfono debía recurrir ya que el de turno sistemáticamente no era atendido".

Según el juez, Ponce Asahad fue el "gestor de casi la única comunicación que se tuvo con Pérez Vara", por lo que "su declaración (en la causa) debe ser tomada con los máximos reparos, dado el grado de confianza volcado en él, que iba más allá de que sea integrante de una cátedra de la que la nombrada era titular, lo cual da cierto tono suspecto (sic) a sus dichos".

El juez dijo que Ponce Asahad "tenía y tuvo, después del incumplimiento de la jueza, activa participación en la situación" y "registra múltiples llamados a sus teléfonos personales", lo que demuestra que "era la persona en quien delegaba todos sus enlaces, tanto en vía laboral como particular, dejando traslucir que desconocía al propio secretario del Juzgado".

Perez Vara tenía "una extraña forma de organizar" su tribunal. Es lo que deduce el juez por los testimonios de Ríos Artacho y de Ponce Asahad, quien desempeñaba "funciones administrativas apenas reguladas por la Corte Suprema", pero "tenía el mayor contacto" con Pérez Vara: era "una especie de custodio del acceso" a la ex jueza y hasta guardaba "en forma prácticamente oculta todos sus teléfonos", números que desconocía Ríos Artacho. "Lo que significa lisa y llanamente" que Pérez Vara debía confiar "más en uno que en el otro, mostrando así un manejo arrevesado (sic) de la práctica tribunalicia. Vale decir, su manera de conducirse funcionalmente, de alguna forma confidencial, a la cual sólo podía tener acceso Ponce Asahad, quien conocía la forma y el modo de enlace" con Pérez Vara, concluyó Nuñez Cartelle.

Compartir: 

Twitter
 

Ríos Artacho y Ponce Asahad fueron recibido ayer por la comisión de Acuerdos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.