SANTA FE › LIFSCHITZ Y LOS GOBERNADORES RECIBIDOS POR EL PRESIDENTE MACRI.

"Fue una señal de diálogo"

Así lo analizó el mandatario santafesino, aunque el cónclave
no abordó temas puntuales. Apuntes para la coparticipación,
la boleta electrónica y la lucha contra el narcotráfico.

 Por Pablo Fornero

Por un lado, el gobernador Miguel Lifschitz valoró enormemente el gesto del presidente Mauricio Macri de recibir a todos los gobernadores, pero por el otro no dejó de recordarle la necesidad de atender el histórico reclamo de la provincia en materia de coparticipación, con particular atención en la deuda millonaria que mantiene la Nación con Santa Fe. Aunque sin profundizar en las particularidades de cada región, el almuerzo que se realizó en la Quinta de Olivos envió un rasgo de fuerte cercanía entre ambos mandatarios, ya que el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sentó al ex senador santafesino a su izquierda y luego lo invitó a asistir a la conferencia de prensa post comida. En la agenda del convite también se repasó la necesidad de llegar a un "equilibrio en la distribución de los ingresos", reconocido por el propio Macri, la mención a una reforma electoral hacia la implementación de la boleta electrónica capitalina a lo largo y ancho del país y una intensa lucha contra el narcotráfico.

Al arribar al predio presidencial, Lifschitz fue el único de los 24 gobernadores que se bajó del automóvil que lo trasladaba para hablar con periodistas. Felicitó a Macri por la "gran señal" de apertura al diálogo, aunque rápidamente remarcó que precisa una reunión concreta con autoridades nacionales para analizar la deuda coparticipable que mantiene la Nación con Santa Fe. "Esto es colocar al federalismo y a las provincias en el lugar que corresponde", se entusiasmó el gobernador, quien pese a la vigencia del reclamo de fondos, comprendió que el asado no era para trazar cuestiones precisas. "No hubo ningún planteo puntual, era para hablar de todas cuestiones generales, él no hizo ningún pedido en particular", avaló a Rosario/12 uno de los tres colaboradores que lo acompañó a Olivos.

Macri les dio la bienvenida y habló por espacio breve de 15 minutos. Completaron el plantel del Ejecutivo la vicepresidenta Gabriela Michetti y el ministro del Interior Rogelio Frigerio. Más tarde, en la conferencia, el presidente resumió: "Hubo consenso en la necesidad de resolver los problemas de la macroeconomía y de mejorar la relación de la Argentina con el mundo. También hubo consenso en que hay que hacer crecer las economías regionales y coincidimos en que falta infraestructura en el país para lograr eso". En la mesa, el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner sentó a la bonaerense María Eugenia Vidal a su izquierda, mientras que a su derecha les tocó en fila al peronista cordobés Juan Schiaretti, al radical jujeño Gerardo Morales, a Lifschitz y a Alicia Kirchner, hermana del ex presidente. Finalizado el almuerzo, que duró unos 90 minutos, se dirigió nuevamente junto al socialista a la sala de prensa de la Quinta. Repitió también Vidal y secundaron el salteño Juan Manuel Urtubey y el mendocino Alfredo Cornejo.

"Es la primera vez en 15 años que se hace una reunión del presidente con todos los gobernadores más allá del signo político", celebró Lifschitz, quien narró que "se trataron centralmente temas que preocupan a los mandatarios provinciales: recursos, distribución de la coparticipación, infraestructura, lucha contra el narcotráfico". En ese sentido, "quedaron algunos ejes de trabajo y el compromiso de darle continuidad a estos encuentros con gobernadores y también con los ministros de cada área para reencontrar el camino del federalismo y la concertación" reveló.

En tanto, en referencia a su participación, contó que le planteó a Macri "la problemática de los recursos. Santa Fe tiene un fallo de la Corte Suprema, así que en ese sentido estamos en una situación distinta de la mayoría de las provincias. Si en su momento tuvimos que llegar a esta presentación judicial fue porque no existió antes la posibilidad de establecer un diálogo y resolver políticamente esta situación".

De igual modo, especificó que se trató también "la temática de la infraestructura de transporte en nuestro sistema vial de jurisdicción nacional y provincial, a fin de evitar el colapso de nuestras rutas y para ello, la necesidad de contar con apoyo del gobierno nacional". Finalmente, Lifschitz destacó que el narcotráfico fue también uno de los puntos centrales del encuentro: "No hubo un solo gobernador que no hablara de su preocupación y de la gravedad de la situación. Ello llevo a la idea de un trabajo combinado entre nación y provincia, y provincias entre sí", consideró el gobernador, que cerró la agenda del sábado presenciando el acto de asunción del intendente reelecto de Santa Fe y presidente de la UCR nacional, José Corral.

Compartir: 

Twitter
 

Lifschitz y el saludo con Macri al llegar ayer a Olivos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.