OPINIóN

Memoria Verdad y Justicia siempre

 Por Lucila Puyol*

Hace un mes, antes del balotaje entre Scioli y Macri, muchas voces anunciamos que esto iba a pasar, que si ganaba Macri, los sectores conservadores y fascistas iban a salir a pedir el fin de la política de derechos humanos.

Y eso está sucediendo. Al día siguiente de las elecciones, el Diario La Nación en su editorial sin firma pidió el fin de los juicios a los represores bajo el título "No más venganza".

El día miércoles 9, hizo lo propio el diario santafesino El Litoral bajo un título muy similar "Derecho, no venganza", recurriendo a mentiras para fundamentar sus argumentos.

Miente cuando dice que hay jueces y fiscales militantes que atropellan los derechos de los imputados. Recordemos que fue la Corte Suprema de Justicia de la Nación quien declaró la inconstitucionalidad de las leyes de obediencia debida, de punto final y de los indultos.

Miente cuando dice que los condenados por crímenes de lesa humanidad mayores de setenta años con problemas de salud están cumpliendo su pena en cárceles comunes. Todos están en prisión domiciliaria por el solo hecho de haber cumplido setenta años, aún quienes no tienen problemas de salud.

Miente cuando dice que el deceso del genocida Videla en la cárcel de Marcos Paz se debió a falta de asistencia. Videla fue condenado en 1985 en el Juicio a las Juntas, fue indultado en 1990 por Menem y posteriormente condenado en la última década; gozó durante mucho tiempo de prisión domiciliaria a pesar de ser el mayor genocida de la historia argentina pero él mismo violó las condiciones de su detención y por eso fue a prisión común.

Miente una vez más El Litoral cuando señala que "hoy resulta evidente que se ha producido un deslizamiento de la justicia hacia la venganza". No hay ningún fundamento jurídico ni político que sostenga esa afirmación, sólo su deseo de desprestigiar al gobierno nacional saliente que ha pedido perdón en nombre del Estado por los crímenes cometidos durante el terrorismo de estado. Y marcarle la cancha al nuevo gobierno.

Pero la mentira más descarada es decirnos a los organismos de derechos humanos, a las víctimas sobrevivientes y a los familiares de los asesinados y desaparecidos por la dictadura genocida que buscamos venganza. Desde el 10 de diciembre de 1983 buscamos justicia.

Ninguno de nosotros, familiares, madres, abuelas, hijos e hijas secuestró, torturó, asesinó o desapareció a ninguno de los genocidas que secuestraron, torturaron, asesinaron y desaparecieron a nuestros padres, madres, hijos, hijas o hermanos.

Ninguno de nosotros decidió vengarse apropiándose de los hijos e hijas de los represores, ni mantuvimos a sus esposas embarazadas en centros clandestinos esperando a que nazcan sus hijos para regalarlos como cachorros de perros.

Ninguno de nosotros les hizo padecer el dolor permanente que tenemos los hijos de buscar y buscar a nuestros padres y madres sin encontrarlos, porque han pasado días, meses, años y los seguimos buscando, esperando, extrañando.

No lo hicimos, no lo haremos jamás. Hemos celebrado con esperanza los juicios que inició el gobierno de Alfonsín, hemos llorado con la claudicación de las leyes de impunidad, hemos repudiado los indultos de Menem, hemos vuelto a tener esperanzas con la política de derechos humanos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que abrieron nuevamente el camino de los juicios penales, siempre creyendo en la justicia.

Pasaron 32 años desde la recuperación de la democracia, tuvimos avances y retrocesos, fortalezas y debilidades pero nunca, nunca nos vengamos de quienes nos destruyeron la familia, el hogar, la niñez, la vida.

Venganza es lo que ellos hicieron cuando se reiniciaron los juicios, nos amenazaron e intimidaron a organismos y testigos en las causas, lo secuestraron y desaparecieron a Julio López y la asesinaron a Silvia Suppo.

En junio del año pasado, declaré junto a mis hermanas y mi tío en la megacausa La Perla donde se investiga el asesinato y posterior desaparición del cuerpo de mi padre. Allí dije y lo reitero: "les pido, no a los genocidas que no han tenido en todos estos años un dejo de humanidad, arrepentimiento ni voluntad de decir nada, sino a ustedes (los jueces) que como representantes de la Justicia, intensifiquen las investigaciones, que encuentren a todos los niños que han sido robados, y que encuentren a mi papá porque lo amamos y queremos que vuelva a casa".

*Abogada, militante de HIJOS Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.