OPINIóN › SIGUEN LAS REPERCUSIONES SOBRE EL POLéMICO EDITORIAL DE EL LITORAL DE ESTA SEMANA.

Avanzada que quiere frenar el castigo

Como lo hizo La Nación en su momento, el diario El Litoral de Santa Fe, publicó una editorial para fundamentar una crítica a los procesos judiciales en los que se han juzgado y se juzgan a responsables de delitos de lesa humanidad.

 Por Viviana Nardoni*

El diario La Nación publicó el 23 de noviembre de este año la editorial No más venganza en el que deliberadamente se desvirtúan los objetivos y los logros de la larga lucha de gran parte de la sociedad, a través de los organismos de derechos humanos y las acciones del Estado. Lucha que colocó frente a los tribunales a muchos responsables de delitos de lesa humanidad perpetrados durante el terrorismo de Estado, a partir de un clamor social por memoria, verdad y justicia, valores que quienes avalan dicho editorial nunca han querido reconocer. En sintonía con lo anterior, con el título de Derecho, no venganza el diario El Litoral, de Santa Fe, publicó el 9 de diciembre una editorial basándose en datos que no se corresponden con la verdad, para fundamentar una crítica a los procesos judiciales en los que se han juzgado y se juzgan a responsables de delitos de lesa humanidad.

Estas opiniones de dos influyentes diarios, forman parte de una avanzada que intenta frenar el castigo a los responsables de los crímenes de lesa humanidad cometidos en el país por el terrorismo de Estado, en momentos, además, donde el avance de esos juicios ha generado las condiciones para echar luz por vía de la justicia sobre las acciones criminales de los sectores civiles -judiciales, económicos y eclesiásticos- que facilitaron esos delitos o se beneficiaron de ellos.

Este artículo reafirma todos los conceptos vertidos oportunamente en los comunicados que el Museo de la Memoria de Rosario publicó en las mismas fechas en que fueron conocidas las editoriales.

Todas las investigaciones se han encontrado siempre con obstáculos, más hoy con las condiciones políticas objetivas que atraviesa el país, reaparecen con fuerza los voceros de quienes en cada momento histórico han detentado o detentan espacios de poder, presionan para dilatar o entorpecer las investigaciones y encuentran eco en núcleos de resistencia institucional, sobre todo en el seno del Poder Judicial.

De acuerdo al relevamiento actualizado de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, a cargo del fiscal general Jorge Auat y con la coordinación de Carolina Varsky, en base a los informes remitidos por los fiscales de todo el país que intervienen en estos procesos de justicia por delitos de lesa humanidad, entre 2006 y lo que va de 2015, 613 personas fueron sentenciadas en procesos por crímenes de lesa humanidad: 563 resultaron condenadas y 50 fueron absueltas. El estado de situación muestra que hay un total de 456 expedientes en trámite en todo el país. Entre éstos, hay 16 juicios en curso y 120 causas próximas a debate. Las víctimas judicializadas en todo el país son más de diez mil. Existe un total de 889 procesados que aún no fueron condenados y otros 247 que ya fueron juzgados en otras causas.

Tenemos el privilegio y el orgullo de ser el primer estado democrático del mundo en juzgar un genocidio dentro de sus fronteras y con los jueces naturales, hecho inédito para el derecho internacional. No se crearon tribunales especiales ni procedimientos ad hoc. Nuestros juicios multiplicados a lo largo y ancho del país, son estudiados a nivel global.

Siguiendo los mandatos de nuestra Constitución Nacional y los más altos estándares del derecho internacional en materia de procedimiento penal, el reclamo histórico de juicio y castigo atravesó las puertas de los tribunales federales de todo el país para convertirse en servicio de justicia.

La calidad de estos juicios es reconocida mundialmente. Es un logro que pertenece al pueblo argentino. Los procesos impecables, el respeto irrestricto del derecho de defensa en juicio y aun los absueltos luego de los mismos, abonan esta afirmación.

La verdad y la justicia son patrimonio del pueblo argentino, como lo dijera el presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, y forman parte del "contrato social de los argentinos".

Hemos aprendido mucho durante estas décadas, estamos preparados para el escenario que se propone, un nuevo territorio de disputas, otro combate por la memoria. Un fuerte debate se avecina, hay que darlo con fundamentos, firmeza, conocimiento histórico, información. Debemos comprometer a los sectores políticos que han recorrido esta trayectoria de memoria, verdad y justicia para que fortalezcan este proceso. Creemos en la justicia y no en la venganza, creemos que el futuro es posible con Memoria.

*Directora del Museo de la Memoria de Rosario

Compartir: 

Twitter
 

Al presente, 613 personas fueron sentenciadas en procesos por crímenes de lesa humanidad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.