DEPORTES › ÑULS EMPATó AL FINAL UN PARTIDO MUY LUCHADO QUE GANABA SAN LORENZO.

Con toda la fuerza del local

Emocionante hasta el último minuto fue el partido que Ñuls le empató a San Lorenzo que nunca pudo defender con hidalguía la diferencia. Fabbiani fue la figura excluyente de un encuentro que fue peleado hasta el final. Hubo dos expulsados.

3 Ñuls: Peratta, Aguilar, Schiavi, Insaurralde, Ré, Machín, Bernardello, Vangioni, Leandro Torres, Diego Torres y Fabbiani. DT. Fernando Gamboa.

3 San Lorenzo: Orión, González, Aguirre, Bianchi Arce, Aureliano Torres, Rivero, Juan Manuel Torres, Ledesma, Barrientos, Silvera y Bergessio. DT. Miguel Angel Russo.

Goles: PT 7m y 14m Barrientos (SL). ST 12m Fabbiani (Ñ), 21m González, de penal (SL), 33m Vangioni (Ñ) y 38m Ré (Ñ).

Cambios: ST 10m Sperdutti por Machín (Ñ), 18m Tula por Rivero (SL), 24m Ferreyra por Aguilar (Ñ), 29m Hirsig por González (SL) y 39m Voboril por Barrientos (SL).

Incidencias: 15m expulsado Juan Manuel Torres (SL) y 33m Insaurralde (Ñ).

Arbitro: Pablo Lunati.

Cancha: Ñuls.


Partidazo. Se presumía que el encuentro entre Ñuls y San Lorenzo podía llegar a ser un gran espectáculo y vaya si lo fue. El equipo de Gamboa tenía la última oportunidad de seguir con alguna aspiración en el campeonato y por eso el técnico decidió ponerlo a Fabbiani que estuvo toda la semana entre algodones y el Ogro confirmó una vez más que es un jugador brillante y desequilbrante pero esta vez el resto del equipo acompañó al delantero y con mucho corazón, actitud y por momentos bueno juego pudo conseguir un empate, luego de ir dos goles abajo, que si bien representa sólo un punto en la tabla deja en claro que el equipo de Gamboa tiene respuestas desde lo anímico y desde lo futbolístico para anteponerse a las adversidades. Fue un partido que tuvo de todo: goles de muy buena factura, emociones hasta último momento, buen juego y expulsados. Condimentos necesarios para que los 90 minutos queden en la memoria de los hinchas. Ñuls comenzó con muchas desantenciones que lo pusieron al borde del nocaut pero como un gran boxeador que se resigna a caer le puso el alma al combate y sacó pecho en los momentos difíciles para dejar en claro que es un rival complicado de vencer en su casa.

En el inicio el equipo de Gamboa cometió errores en los primeros minutos que lo condicionaron para el resto del encuentro. Ñuls no salió a presionar en el medio y dejó muy libre a Barrientos que se ubicaba a las espaldas de Machín y Bernardello. Ese descuido le costó carísimo al local porque el enganche de San Lorenzo hizo la diferencia. A los 7, llegó el gol visitante. Bergessio metió un pase para la llegada de Barrientos que ante el quedo de la defensa rojinegra esquivó a Peratta y puso el 1 a 0. Después Barrientos tomó la pelota con mucho espacio, gambeteó a Insaurralde y Schiavi y anotó el segundo ante la débil reacción del uno leproso. En esos minutos Ñuls no controlaba el balón. Leandro Torres no organizaba las jugadas de ataque y solamente Fabbiani con sus ganas complicaba por momentos a la defensa azulgrana. Luego Ñuls se fue asentando en el terreno pero no llegaba con peligro. Intentaba aprovechar alguna pelota parada para descontar.

Los últimos diez minutos mostraron una reacción leprosa. Vangioni lo tuvo en dos oportunidades y luego Fabbiani con un tiro de larga distancia obligó a Orión a enviar la pelota al corner. Allí se terminó la primera parte que dejó la sensación que Ñuls estaba para más. Y eso se confirmó en el complemento porque el rojinegro salió a atacar a su rival por todos lados en busca del descuento que llegó con una guapeada de Fabbiani, quién aguantó, giró y metió la pelota en el arco de Orión. De ahí en más el equipo de Gamboa comenzó a jugar mejor que su rival. Con ganas y buen fútbol siguió acorralando a San Lorenzo, hasta que en una jugada discutida Lunati cobró penal para la visita. González pateó a la derecha de Peratta y pusó el 3 a 1 que parecía definitivo. A esa altura San Lorenzo jugaba con uno menos por la expulsión del Chaco Torres. De ahí en más, Ñuls con alma, corazón y la guapeadas de Fabbiani pusó toda la carne al asador y consiguió un empate heroico gracias a los goles de Vangioni y Ré que hicieron estallar al Coloso del Parque.

El equipo de Gamboa demostró las desatenciones de los primeros minutos se pueden revertir, si se tiene buen juego, alma, corazón y un Ogro adelante.

Compartir: 

Twitter
 

La estampa inconfundible de Fabbiani. El delantero hizo uno de los goles y terminó lesionado.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.