CULTURA / ESPECTáCULOS › LO MEJOR DE EL 45 TEATRO EN UN REPERTORIO COMPLETO EN TRES FUNCIONES.

Compromiso ético y estético en escena

El ciclo según sus organizadores intentó revisar las nuevas propuestas de los escenarios de la ciudad y hacer un recorrido por la trayectoria de diversos grupos rosarinos. El 45 Teatro, creado en el año 1998 por Miguel Franchi.

 Por Julio Cejas

Durante tres días consecutivos el grupo teatral "El 45" presentó en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC), su ya clásico "Repertorio" integrado por algunas de sus propuestas teatrales recientemente estrenadas. El ciclo que según sus organizadores "pretende revisar las nuevas propuestas de los escenarios de la ciudad y hacer un recorrido por la trayectoria de diversos grupos rosarinos", mostró en este caso la capacidad de gestión y producción de uno de los colectivos con mayor compromiso ético y estético de Rosario. El 45 Teatro, creado en el año 1998 por Miguel Franchi, se caracteriza por un proyecto que no sólo incluye la actividad vinculada a las artes escénicas sino que incluye propuestas editoriales y talleres que apuntan desde sus orígenes a un compromiso real con la cultura y la sociedad.

El jueves pudo verse "Jekill", basada en la célebre novela de Robert Stevenson, con dirección de Victoria Garay, un sólido trabajo tanto a nivel de interpretación como de adaptación y dirección. El joven actor Julián Sanzeri que participó en obras como "El sigilo", "Teatro del Sigilo", dirigidas por Norberto Campos y en "Formas de hablar de la madre de los mineros...", con dirección George De Bernardis, alcanza en "Jekill", un sorprendente crecimiento actoral.

El Extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, escrita por Stevenson a finales de 1885 y que ganó notoriedad a partir de diferentes transcripciones cinematográficas, se presta para un interesante monólogo en el que Sanzeri pone a prueba su domino corporal sin descuidar los aspectos vinculados a un texto siempre perturbador.

El tema del Bien y el Mal y el desdoblamiento que se produce a partir de un personaje aterrado con los cambios producidos por una droga, se resignifican en esta inteligente adaptación que toma el cuerpo de un actor para escenificar una problemática siempre vigente.

El intachable y brillante doctor Jekyll, busca en sus investigaciones reencontrarse con la otra cara de ese ser prestigioso pero incompleto, y pronto el espejo le devolverá ese otro rostro temido que anida en su personalidad. Hyde es el Otro, ese monstruo escondido que puede rastrearse en la literatura del atormentado Edgar Allan Poe, o de Mary Shelley, y que pone en jaque a toda una sociedad que se refugió siempre en los buenos modales y los seres políticamente correctos al estilo Jekyll. Nada mejor que el teatro y su antiguo ritual de corporizar en el trabajo del actor los límites entre la realidad y la ficción, para exorcizar los demonios que conviven en la laberíntica y compleja estructura humana.

Sanzeri por momentos desmonta su cuerpo y lo arroja al vacío de la representación, estallando al chocar con una silla o con el piso y desde allí retorna retorciéndose, como aquel insecto en el que se transformaba Gregorio Samsa, protagonista de "La Metamorfosis" de Kafka.

Victoria Garay se carga en sus espaldas la adaptación y dirección de un material de difícil resolución escénica y encuentra en Sanzeri, la herramienta precisa para resolver el enigma de un trabajo que impacta y encuentra los climas sonoros y lumínicos con una síntesis de recursos técnicos. La misma Garay presentó en este ciclo su unipersonal "Pena negra...tierra verde", un recorrido poético teatral basado en la vida del inmortal Federico García Lorca.

Acompañada por la guitarra de Mauro Digerolamo, enfundándose en los ropajes que vestirán a las diferentes heroínas de las obras de Lorca, la actriz pondrá a prueba su capacidad para recrear desde el humor o el drama, un itinerario con pinceladas nostálgicas.

Recuperando la técnica de la narración oral y cierto distanciamiento brechtiano, irá prologando a sus criaturas con anécdotas como las del traje que le regalará su tía y que utilizó para componer a "Doña Rosita, la soltera". Formas que parecieran corresponderse al estilo de la poética lorquiana, tan cercanas a la ternura con las que el autor granadino acostumbraba a retratar a sus personajes.

Compartir: 

Twitter
 

El actor Julián Sanzeri alcanza en "Jekill", un sorprendente crecimiento interpretativo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.