DEPORTES › CóMO LLEGARON A ÑULS LOS GOLEADORES ACHUCARRO Y BOGHOSSIAN

Historias cruzadas por el gol

El domingo convirtieron los tantos frente a Lanús. El paraguayo desembarcó en Rosario sugerido por el Tata Martino. Al uruguayo lo promovió el manager Dezotti. El DT Sensini pretende con ellos suplir el déficit ofensivo del torneo pasado.

Ñuls llevaba, hasta el domingo, nueve partidos sin que sus delanteros hagan goles, sumando al cálculo los últimos cinco encuentros del pasado Clausura y los primeros cuatro del presente certamen. Ante Lanús, los leprosos volvieron a ganar por más de un tanto de diferencia y con gritos de sus dos puntas en cancha. Ninguno de ellos se formó en las inferiores: uno vino del fútbol paraguayo, sugerido por Gerardo Martino; el otro del fútbol uruguayo, apuntado por el manager Gustavo Dezotti. Se trata de Jorge Achucarro y Joaquín Boghossian, dos jugadores que tomaron caminos muy diferentes para llegar al parque Independencia y ahora son el principio de solución que necesitaba Roberto Sensini.

Desde la llegada de Rolando Schiavi al club, la faceta defensiva se erigió en la línea más sólida del equipo. Pero tras la salida de Santiago Salcedo a River los leprosos adolecieron de atributos ofensivos, incluso luego de que el nueve guaraní pegara la vuelta a la entidad, allá por el mes de febrero. Problemas de definición privaron a Ñuls de muchos puntos en el anterior torneo.

Para cubrir las claras necesidades del plantel se consultó a Gerardo Martino, quien ante el primer llamado de Eduardo Bermúdez interiorizó al vicepresidente rojinegro de la situación de Achucarro en Atlas, donde había perdido la titularidad en los últimos meses.

Otro informe de Claudio Vivas, quien estuvo trabajando en el fútbol azteca tras su salida de Estudiantes como coordinador de las inferiores, revalidó las sugerencias del Tata, y entonces Bermúdez se ocupó por conseguir el préstamo del delantero. En eso andaba la negociación, cuando Martino lo hizo saber al propio jugador de la necesidad de que vuelva a jugar con asiduidad para poder contemplar su participación en el Mundial de Sudáfrica.

La dirigencia reunió los 200 mil dólares que requería el Atlas para desprenderse de Achucarro, el delantero bajó pretensiones económicas, se ganó un lugar entre los once en la pretemporada y volvió a ser convocado por el Tata para jugar las Eliminatorias.

Por sus características de juego, con Achucarro se resolvió la mitad del problema: quien jugaría por afuera. Había que sumarle un delantero de área, con presencia donde más molesta a los arqueros, y la respuesta la trajo Dezotti, quien señaló por lo bajo a un delantero uruguayo que no tenía un registro goleador que hiciera saltar las estadísticas, pero sí aptitudes de juego que podían explotar en el fútbol argentino.

A Boghossian lo fueron a buscar cuando tenía un promedio de gol de un tanto cada tres encuentros. Cuando se cerró su incorporación, el lungo punta se había transformado en el principal responsable de haber clasificado a Cerro de Montevideo a la Libertadores 2010 al ganar el equipo la liguilla del fútbol charrúa.

Boghossian jugó su primer partido de titular el pasado domingo. Sacó dos cabezazos, uno que fue gol, otro que le desvió Caranta y tuvo, de derecha, otra clara opción de gol dilapidada por remate desviado. Su contratación no exigió desembolso de dinero alguno. Y como Dezotti no dudó en su capacidad goleadora, el día que se vaya del parque Independencia a la tesorería rojinegra le pertenecerá el 30 por ciento del dinero que se pague por sus goles.

Compartir: 

Twitter
 

Joaquín Boghossian mejoró la puntería y festeja su primer gol en Ñuls ante el granate.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.