DEPORTES › CENTRAL VENCIó 3 A 0 EN UN PARTIDO CON GOLES EN CONTRA

Una goleada inesperada

A Estudiantes se lo sacó de encima con apenas una hora de juego y lo goleó con goles que no hicieron sus delanteros, sino Verón y Alayes venciendo al propio Albil. El equipo de Cuffaro Russo tuvo episodios esporádicos de buen fútbol.

 Por Alejo Diz

3 Central: Broun (6); Chitzoff (5), Burdisso (5), Braghieri (5), Ambrosi (6); Gómez (5), Paglialunga (6), Méndez (6), Núñez (6); Zelaya (4), Castillejos (5). DT: Ariel Cuffaro Russo,

0 Estudiantes: Albil (5); Clemente Rodríguez (4), Alayes (3), Cellay (4), Rojo (4); Enzo Pérez (5), Matías Sánchez (4), Verón (5), Carrusca (4); Salgueiro (4), Calderón (4). DT: Alejandro Sabella

Goles: PT: 16m Verón (E) en contra y 45m Castillejos (C). ST: 22m Alayes (E) en contra.

Cambios: ST: Desde el inicio Boselli (4) por Calderón (E), Ré (5) por Cellay (E) y De León (5) por Zelaya (C), 25m Maximiliano Núñez por Carrusca (E), 28m Gurrieri por Castillejos (C) y 42m Danelón por Gómez (C).

Arbitro: Carlos Maglio

Cancha: Central


Aunque ya jugó 14 partidos en el Apertura, definitivamente Central es un equipo imprevisible. No por su juego, que en líneas generales es fácil de distinguir, con lucidez en sus volantes y flaquezas en sus delanteros, sino por su destino. El equipo de Arroyito comenzó el torneo en zona de Promoción, y muy lejos de sus inmediatos rivales. Pero a la cuarta fecha era puntero del torneo. Luego se desinfló. Reaccionó y llegó a pisar puestos de clasificación a Copa Libertadores. Salió del descenso directo, evadió los puestos de Promoción, y resulta que ahora ya le sacó diferencias a los clubes (Racing y Gimnasia y Esgrima) que meses atrás miraba de lejos en el promedio. Y tan difícil como pronosticar el futuro de los canayas fue el partido de ayer, porque a Estudiantes se lo sacó de encima con apenas una hora de juego y lo goleó con goles no hicieron sus delanteros, sino Verón y Alayes venciendo al propio Albil. Sin dudas, un triunfo que nadie soñó.

Hacía 15 partidos que los hinchas auriazul no festejaban una goleada en casa, tras el 3 a 1 a San Lorenzo en la 8ª fecha del pasado Clausura. Las características del triunfo tiene más méritos si se repasa los problemas que tiene el canaya para hacer goles, falencias que ayer le allanó el propio rival, en dos acciones extrañas: con Verón sin poder dominar un centro atrás de Ambrosi, tras gran maniobra y asistencia de Núñez, y Alayes intentando entregar de cabeza la pelota a su arquero, con impacto de pelota que se le metió al uno por arriba.

En el medio de esos goles, el equipo de Cuffaro Russo tuvo episodios de buen fútbol esporádicos, aunque cuando pensó en jugar lo hizo con sapiensa. Es que en todo el partido el canaya tuvo cinco remates al arco, pero dos de ellos en jugadas diáfanas: Castillejos quedó sólo frente a Albil y la tiró afuera con tiro desviado y Zelaya perdió un mano a mano con el arquero luego de ser asistido con pase profundo de Méndez.

Precisamente en los pies de Méndez nació el único gol de la noche donde no se requirió participación del rival: desbordó Méndez por derecha, toque atrás y resolución ahora sí precisa de Castillejos. El primer gol fue al cuarto de hora de juego; el segundo en el último minuto del primer tiempo. A Estudiantes le quedaban sólo 45 minutos para remendar errores propios y aciertos ajenos.

Pero nada pudo revertir las generales del juego, ni siquiera la clase de Verón para jugar, que sobresale al resto incluso cuando no tiene una buena noche. Probó el pincha con Salgueiro y Calderón en ataque, luego incluyó a Boselli e insistía, y en eso andaba cuando Alayes, que hacía ocho meses que no jugaba por lesión, se mandó una torpeza superior a la de la Brujita en el primer tiempo y venció de cabeza a su propio arquero.

Entonces el partido se hizo cómodo para Central. Porque le sobró minutos y goles, ante un rival con pretensiones de llegar a la punta del campeonato. Lo que no le sobró al canaya son rendimientos altos, a excepción de Broun, que en las tres pelotas bravas que le tiraron las conjuró con categoría, de la que acostumbra.

Deberá Cuffaro Russo seguir pensando en cómo elevar el nivel de sus delanteros. Ese puede ser algunos de los problemas que le quedan al entrenador con descifrar. Todos los demás ya está resueltos. Es que el club sigue pensando en sus números, pero ya no tanto los del promedio sino en los necesarios para volver a jugar la Libertadores.

Compartir: 

Twitter
 

Castillejos define muy bien en el área visitante y convierte el segundo gol.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.