DEPORTES › BRAGHIERI EN CENTRAL

Maldito tobillo

Superada la desilusión por el triunfo que no fue ante Lanús, Central se lanzó a la preparación del juego con Ñuls sin mayores dificultades por abordar en la semana. Es que el equipo no deja de sorprender por su nivel en el torneo Apertura y Ariel Cuffaro Russo no tiene jugadores suspendidos ni lesionados para armar el conjunto que parará en el Coloso del Parque. "Es un partido que nadie se quiere perder, en el que algunos jugadores quieren jugarlo hasta descalzos", exageró el entrenador canaya para ilustrar las motivaciones que despierta en los futbolistas un choque ante los leprosos. Y al zambullirse en las aspiraciones deportivas que pretende para el domingo, el entrenador no anduvo como evasivas: "No tengo en mente hacer cambios en principio, salvo que suceda algo raro. Estoy muy conforme con lo que vienen haciendo los muchachos, por eso no creo que toque el equipo, mucho menos para un partido especial como este".

Al técnico auriazul se le fue ayer el buen semblante cuando repasó el arbitraje de Néstor Pitana ante Lanús, quien le anuló a Guillermo Burdisso un gol legítimo por inexistente posición adelantada. Aunque minutos después recibió una noticia esperada: el partido lo dirigirá Diego Abal, uno de los jueces propuestos por los canayas, y quien además tampoco despierta rechazo en los rojinegros.

Esta mañana, en Arroyo Seco, el plantel canaya comenzará a practicar a puertas cerradas, donde seguramente se despejará dudas sobre la permanencia de Diego Braghieri, quien el lunes terminó con algunos dolores en el tobillo derecho. "El hecho de que Ñuls llegue como puntero para nosotros es un aliciente extra. Es un partido en el que a los dos nos vendrían muy bien quedarnos con los tres puntos", ponderó Cuffaro Russo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.