DEPORTES › EL EQUIPO DEL PARQUE INDEPENDENCIA VENCIó A TIGRE CON CLARIDAD

Primera victoria de la temporada

Ñuls fue superior en el juego, en un partido donde la visita terminó con dos hombres menos, al aferrarse al juego brusco. Cuando se terminaba el primer tiempo, convirtió Schiavi. En el complemento, a 3 minutos del final, aumentó la Pulga Rodríguez.

2 Ñuls: Peratta; Alayes, Schiavi, Cichero; Vella, Mateo, Villalba, Estigarribia; Formica; Taborda, Borghello. DT: Roberto Sensini.

0 Tigre: Islas; Vera, Pérez, Mustafá, Trombetta; Galmarini, Díaz, Castaño, Leone; Altobelli, Caballero. DT: Ricardo Caruso Lombardi.

Goles: PT: 45m Schiavi (Ñ). ST: 42m Rodríguez (Ñ).

Cambios: PT: 13m Pasini por Díaz (T). ST: 11, Rodríguez por Borghello (Ñ), 16, Stracqualursi por Caballero (T), 26m Velázquez por Taborda (Ñ), 29m Botta por Leone (T) y 43m Federido Domínguez por Estigarribia (Ñ).

Arbitro: Jorge Baliño

Cancha: Coloso del Parque

Expulsados: PT: PT: 41m Vera (T). ST: 40m Trombetta (T).


Los síntomas de recuperación que lució Ñuls ante Lanús se refrendaron anoche, donde el equipo del parque Independencia venció a Tigre con claridad, tanto en el marcador como en el juego, en un partido donde la visita terminó con dos hombres menos. Ocurrió que Tigre se aferró al juego brusco para detener los embates leprosos, lo que le valieron las expulsiones es Vera y Trombetta, pero por sobre todo una nueva caída, la tercera para los de Victoria, que a su vez significó la primera victoria de los rojinegros en la temporada. Queda como deuda el gol de Sebastián Taborda, el goleador que ayer volvió a desencontrarse con la sonrisa que distinguen a los hombres de área.

La pretensión de Sensini de sorprender a Tigre incluyendo desde el inicio Borghello junto a Taborda no tuvo mayor efecto, porque los de Victoria propusieron una doble línea de cuatro férrea, que no se vio superada por la altura del nueve uruguayo leproso ni la movilidad del ex goleaodor de Godoy Cruz. Lo que le salió a Ñuls fue mucho de lo que se presumía: un partido donde Tigre defendía a ultranza y el rojinegro lo buscará con muchas más ganas que virtudes.

Entonces sucedió que solo cuando Formica tomaba la pelota libre, y con terreno a recorrer por delante, el público en el Coloso del Parque se animaba. O cuando había también alguna pelota parada, donde terminó siendo la principal arma de intimidación de los locales al arco de Islas. Es que Tigre incurrió en exceso a la infracción para detener el avance de los rojinegros, y a la postre aquello terminará siendo decisivo.

El que juega más acomplejado en Ñuls es Taborda, por eso que tanto temen los delanteros: que los partidos se sucedan sin sus goles. El uruguayo no esconde su ansiedad y se esforzó como nunca. Estuvo cerca con un cabezazo que desvió Islas tras tiro libre de Formica, a quien derribaron antes de pisar el área. Luego fue Cichero el que con toque de zurda comprometió al uno visitante tras lanzamiento de Formica en tiro libre.

Pero Vera volverá a equivocarse en un cierre, al bajar a Formica, infracción que le valió la segunda amarilla, su consecuente expulsión, y de aquella ejecución con pelota detenida sorprenderá Estigarribia, lanzando un centro en vez de probar al arco, que llegó a la cabeza de Schiavi justo antes de que la pelota toque las manos del arquero de Tigre, marcando el Flaco el gol de la diferencia. El Flaco, que se volvió a pelear en la semana en los medios de comunicación con el técnico de Tigre Ricardo Caruso Lombardi, no le dedicó el gol al ex entrenador de Ñuls, pero su grito cargaba con sabor singular, por el encono personal y la aparición del desequelibrio en la última jugada del primer tiempo.

No tuvo Tigre poder de reacción. La variantes nada cambiaron y con el paso de los minutos aumentó la urgencia del visitante, generando cada vez más espacios para que los leprosos jugaran de contragolpe. No hubo ninguna virtud del juego que llevara a comprometer el arco de Peratta. Y como la lepra no se resignó a definirlo, cuando los de Victoria desesperaron, los dirigidos por Sensini despejaron dudas. Aunque para eso se debió esperar hasta el tramo final del partido.

Fue allí cuando Trombetta vio la segunda amarilla y con su expulsión a falta de cinco minutos para el epílogo aclaró los caminos al gol para la Pulga Rodríguez, que aprovechó un diáfano pase profundo de Formica para encontrarse con Islas, a quien rápidamente vulneró con toque bajo y cruzado. Para Tigre, la derrota fue la tercera del torneo, lo que pone a Lombardi más cerca del despido que de la continuidad. Y para Ñuls, en cambio, la ratificación con victoria de lo bueno hecho ante Lanús.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.