DEPORTES › ÑULS EMPATó 1 A 1 CON HURACáN CON GOL DE SPERDUTTI

Con virtudes y defectos

Jugó mal el primer tiempo -donde a Schiavi le atajaron un penal- pero tuvo reacción en el complemento, que le permitió empatarle a Huracán. Sperdutti buscó más protagonismo y Sensini intentó apuntalar la apuesta ofensiva con los cambios.

1 Huracán: Monzón; Filipetto, Quiroga, Quintana, D. Rodríguez; Montiglio, Brítez Ojeda, Machín; Morales; Martínez, Zárate. DT: Héctor Rivoira.

1 Ñuls: Peratta; Alayes, Schiavi, Cichero; Sperdutti, Mateo, Villalba, Estigarribia; Formica; Luis Rodríguez, Borghello. DT: Roberto Sensini

Goles: PT: 19m Zárate (H). ST: 4m Sperdutti (Ñ).

Cambios: ST: 21m Velázquez por Rodríguez (Ñ), 29m Torres por Morales (H), 37m Salvatierra por Borghello (Ñ) y 40m Vella por Sperdutti (Ñ).

Arbitro: Luis Alvarez

Cancha: Huracán

Incidencias: PT: 14m Monzón (H) le desvió un tiro penal a Schiavi (Ñ).


No encontró Ñuls ante Huracán el salto deportivo que se esperaba de los dirigidos por Sensini tras la victoria ante Tigre. Aunque los leprosos tampoco dieron un paso atrás en su andar por el Apertura. El rojinegro se repitió en virtudes y defectos a lo mostrado 15 días atrás ante Lanús: un mal primer tiempo, pero reacción en el complemento. Y sobre la actuación de dos jugadores se puede entender el empate: a Schiavi le atajaron un penal y Sperdutti volvió a lucir atributos de goleador, condición que le permitió el conjunto del parque Independencia revertir la derrota que sufría desde los primeros 20 minutos.

El entusiasmo que transmitió Sensini al pronosticar un Ñuls jugando de con pelota sobre césped por la obligada salida de Taborda (lesionado) y la vuelta de Sperdutti no duró el tiempo pensado: 90 minutos. Por el contrario, mucho menos. Quizás hasta la acción en que Monzón le desvió un tiro penal a Schiavi, luego de que Machín bajó a Formica en el área. Esa oportunidad de poner a la lepra en ventaja pudo haber estimulado aún más a los jugadores rojinegros para practicar el fútbol propuesto por el técnico.

Por el contrario, tras la fallida actuación desde los doce pasos del Flaco, Ñuls retrocedió en sus ambiciones y encontró más confusión en defensa, cuando toda el fondo leproso se vio superado ante un pase vertical de Martínez a Montiglio, que tuvo continuación en pase atrás a Zárate para que la toque al fondo con Peratta ya vencido tras la asistencia.

Huracán encontró en un pase todas la facilidades para llegar al gol. Luego el local abrazó seguridades para mantener a Ñuls controlado, porque Formica no ganó en el mano a mano y los delanteros (Rodríguez, Borghello), cuando pisaban el área, eran intrascendentes porque los volantes ya no tenían la pelota. Encima la lepra insistió en jugar por izquierda, con Estigarribia, no haciendo uso de las bondades en velocidad que proponía por derecha Sperdutti.

Monzón le quitó un remate a Borghello y luego Schiavi buscó revancha con un cabezazo desviado tras ejecución de un corner. Los talentos del parque no gravitaban y Huracán tampoco disimulaba sus limitaciones. En consecuencia, mal se jugó, poco se generó, aunque el local sostenía la ventaja.

Tras el descanso del entretiempo Ñuls enmendó dos falencias: atacó con pelota al piso y le dio protagonismo a Sperdutti. Y aunque hubo algo de azar en la jugada (le pelota rebotó en Filipetto), a menos de cinco minutos la lepra igualó con gol de Sperdutti, tomando la pelota en el área menor y resolviendo veloz de derecha.

Lo que vino después fue lo más alentador del rojinegro en el juego. Porque profundizó su avances, Sperdutti buscó más protagonismo en la red con cada protección y Sensini intentó apuntalar la apuesta ofensiva con los cambios. El ingreso de Velázquez por Rodríguez reactivó aquella máxima de pelota al pie y en algunas combinaciones de Formica con el ex Vélez el equipo se aproximó al tanto de la diferencia. Lo tuvo Estigarribia con remate con controló Monzón y luego Sperdutti con aparición libre.

Había logrado la lepra un tenue dominio, el cual acentuó cuando Huracán desnudó su renuncia al ataque. Pero Zárate se involucró en el juego del mediocampo para intentar sacar algún contragolpe. Lo tuvo en alguna que otra corrida, pero Schiavi no se dejó sorprender. Ñuls no lastimaba y Huracán no progresaba de mitad de cancha hacia adelante. No hubo satisfacción con la igualdad, aunque nadie tuvo argumentos para discutir el resultado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.