DEPORTES › ÑULS BARAJA VARIOS NOMBRES PARA CONTRATAR A UN DELANTERO.

Goleador rojinegro se busca

Desde Sensini hasta la comisión directiva están convencidos de que un nueve de área productivo hubiera mejorado notablemente las posibilidades del plantel en el torneo pasado. Por eso ahora están abocados a la tarea de encontrar al protagonista.

Si el próximo delantero que contrate Ñuls logra la marca de diez goles por torneo, entonces los leprosos tendrán concretas posibilidades de jugar el Clausura de mejor forma que el pasado Apertura. La falta de delanteros es la gran falencia del plantel de Roberto Sensini, y por eso en el parque Independencia empezaron a buscar la solución al problema. El vicepresidente Eduardo Bermúdez, junto al manager Gustavo Dezotti y Sensini eligieron los nombres a apuntar, aunque ninguna de las negociaciones anticipa rápido final. Los elegidos son Nicolás Pavlovich, Emiliano Alfaro y Claudio Bieler. Y de acuerdo a las primeras averiguaciones, los dos primeros tienen pretensiones más flexibles de abordar por los directivos que el punta formado en Atlético de Rafaela.

El Buitre. Pavlovich no volvió a Ñuls a mediados de año por razones económicas imposible de resolver por la tesorería leprosa. El título conseguido con Argentinos puso al delantero formado en Bella Vista con horizonte renovado en el extranjero. El Necaxa de México le pagó dólares que no están en caja en el parque Independencia. Su presente contractual sigue en el fútbol azteca, pero el dinero ya dejó de ser lo más importante.

El Necaxa hizo un mal torneo, terminó en el tercio inferior de la tabla y Pavlovich perdió rápidamente la consideración del entrenador. Jugó solo cuatro partidos de titular, donde marcó dos goles, y como suplente afrontó la mayoría del campeonato, sumando apenas 56 minutos dentro de la cancha ingresando como alternativa. Esa escasa actividad le devolvió el deseo al punta de regresar al país, aunque además de Ñuls en la discusión participa All Boys, que también busca goles para el Clausura 2011.

Otro uruguayo. Por lo exitoso, la experiencia de Joaquín Boghossian parece irrepetible: un jugador desconocido que pega el salto internacional tras solo 12 meses de gritar goles en el país. San Lorenzo quiso imitar la fórmula y falló: en agosto contrató a los uruguayos Sebastián Balsas y Emiliano Alfaro, quienes la semana pasada recibieron la noticia de ya no tendrán lugar en el plantel de Ramón Díaz.

Balsas no convence a Sensini, pero Alfaro sí responde a sus pretensiones. El jugador regresó a Liverpool de Uruguay, país donde los rojinegros tienen buenos contactos. En los próximos días se abrirá la negociación para conocer pretensiones del club charrúa, ofreciéndole al jugador una nueva oportunidad en el fútbol argentino.

La prioridad. Entre las preferencias de Sensini se encuentra Claudio Bieler, de dispar rendimiento en Racing. Miguel Russo, técnico de la Academia, le devolvió confianza en los últimos partidos, para así convencer al delantero para se quede en el equipo. Pero la Liga de Quito, su ex club, le debe mucho dinero, lo que mantiene en suspenso su permanencia en Avellaneda. Bieler pretende cobrar toda la deuda, caso contrario volverá a Ecuador. Esta situación mantiene en alerta a los dirigentes de Ñuls, que harán saber a los ecuatorianos la pretensión por contar con el futbolista, en caso de quebrarse el vínculo con Racing.

La obsesión. Gustavo Canales fue el hombre buscado para reemplazar a Boghossian en julio pasado. River no lo cedió, y finalmente el delantero regresó a la Unión Española de Chile, dueño de su pase, porque los millonarios en verdad nunca pagaron su préstamo. Y como en el último torneo trasandino Canales marcó 9 goles en 13 partidos, su cotización ahora supera el millón de dólares, le que aventa cualquier inicio de conversación por parte de los leprosos. Lo pretende la Universidad de Chile, y allí estará el futuro deportivo del delantero deseado por Sensini en el receso de invierno.

Entre los ofrecidos figuran delanteros colombianos y peruanos, todos ellos con pasado de selección nacional y edad que superan los 31 años. Pero jugadores con esas características ya no interesan en Ñuls, tras la experiencia vivida con Sebastián Taborda. El uruguayo, de 29 años, tuvo problemas físicos por su poca actividad en el último año, ante de firmar con los leprosos, y sus actuaciones no estuvieron en sintonía con el rendimiento de sus compañeros de equipo. Y por eso la dirigencia buscará rescindir su contrato. No muy diferente es el caso de Iván Borghello, quien Sensini ya no lo piensa como pieza titular para el próximo año. Su continuidad está sujeta a lo que contrate el club y a la disposición del propio jugador de comenzar el torneo peleando por un lugar en el banco de suplentes.

Aunque Bermúdez avanza en afán de asegurarse el refuerzo que espera el entrenador, en el parque Independencia no habrá mayores novedades en tanto no se produzca una transferencia, por la faltante de dinero y la noticia que se conoció días atrás, donde el Organo Fiduciario dio a conocer una deuda heredada por la gestión de Eduardo López de 68 millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Los candidatos con más chances: Nicolás Pavlovich, Emiliano Alfaro y Claudio Bieler.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.