CULTURA / ESPECTáCULOS › ESTá EN MARCHA LA SEGUNDA EDICIóN DEL FESTIVAL INTERNACIONAL FRONTERAS 2011.

Arte al servicio de necesidades sociales

El Fronteras, constituye un evento interdisciplinario que durante tres semanas encuentra a artistas y pedagogos de distintas nacionalidades trabajando en espacios barriales e instituciones en un intercambio creativo.

 Por Julio Cejas

El jueves pasado en el Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC)

se realizó la presentación oficial de la segunda edición del Festival Fronteras Rosario 2011, que tuvo a comienzos de este año un primer lanzamiento auspicioso y que motivó a sus organizadores a una nueva movida para el año que viene. La producción del Festival, abrió la convocatoria para artistas y estudiantes de todas las disciplinas, trabajadores sociales, psicólogos, antropólogos y "cualquier persona con ganas de compartir una experiencia de intercambio utilizando el arte como herramienta de educación y transformacion social, a sumarse a los talleres meritorios en marcha de la edición 2010 del festival, y a participar de la edición 2011", señalaron los organizadores.

El Fronteras, constituye un evento interdisciplinario que durante tres semanas encuentra a artistas y pedagogos de distintas nacionalidades trabajando en espacios barriales e instituciones en un intercambio creativo que une la experiencia artística y el trabajo social.

A comienzos de este año tuvimos la oportunidad de dialogar con su creador el iraní Khosro Adibi, bailarín, coreógrafo y artista multidisciplinario, formado en Holanda, Estados Unidos y Bélgica, que llegó hasta Latinoamérica después de una extensa trayectoria como docente. En aquella oportunidad, Adibi definió a este emprendimiento como el intento por "subir la parte artística al escenario social, sacarla del escenario y llevarla a lo social, que sería nuestra gran frontera a pasar, el eje del Festival consiste en el apoyo a los grupos que trabajan ya no desde un lugar artístico".

Una de las organizadoras a nivel local del Fronteras, la bailarina Virginia Tuttolomondo y la cineasta Ariadna Solis que colaboró en la producción, dialogaron con Rosario/12 para referirse a la nueva edición de esta movida que sigue concitando la expectativa y el apoyo de un sector importante de la comunidad.

"Después del festival que se desarrolló durante el mes de febrero de este año lo que sucedió fue un gran cambio en base a la gente que se sumó a participar de la movida y nosotros continuamos con el proyecto anual, de los 10 espacios que participaron durante el festival pudimos sostener 4 que tuvieron continuidad durante todo el año", aseguró Tuttolomondo.

El Festival seguirá consolidando en esta nueva edición, los trabajos iniciados en el Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad Nº 5, el Instituto de Menores (IRAR), el Caleidoscopio de Barrio Ludueña y el Hogar del Huérfano. "A estos espacios, se sumaron tres lugares nuevos: La Casa de Todos, que es una Asociación civil que funciona en el Distrito Oeste en barrio San Francisquito, la Bibliotea Popular "Cachilo", también en distrito oeste y el Centro Cultural "El Obrador" y La Comparsa libertad, que colaboraron con el festival pero que durante el año no pudieron continuar su trabajo", explican los organizadores.

Ayer en la explanada del C.E.C, el público pudo apreciar una jornada de muestra de los procesos de trabajo de los distintos talleres creativos del Proyecto Fronteras, desarrollados en Barrio Ludueña, el Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad Nº 5, el Hogar del Huérfano y el Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario (IRAR).

Las responsables de esta nueva edición del Fronteras destacan en el balance de este año, la actitud de muchos talleristas que participaron a comienzos del festival y ahora colaboran con la producción, más allá de formar una comunidad de fronteras, sumándose al proyecto anual.

"Durante el año se sumaron más personas y una vez por semana sosteniamos el taller en el espacio, a lo que se sumaban las reuniones quincenales para poder mantener esa red y comentar los problemas que aparecían ,las formas de trabajo, chequeando como se iba desarrollando la actividad, durante el año, a partir del informe que elaboraban cada uno de los talleristas participantes", señaló Tuttolomondo.

Para Ariadna Solis, esta sería una semilla que se planta ahora y de la que pronto se verán los primeros brotes, haciendo mención al medio ambiente y a la forma de vida de cada uno de los espacios, que hacen que el crecimiento se más lento porque los niños de esos lugares tienen otro tiempo.

"Nosotros antes de empezar a producir el festival nos encontramos en Rosario con muchos grupos de gente que venía trabajando en distintos espacios. Nuestra función es incorporar gente que quiera hacer este trabajo y no encuentra un marco para hacerlo, brindarle contención a partir de conectarlo con otras personas que ya lo vienen haciendo y esto enriquece la posibilidad del trabajo en red", explicó Solis.

De alguna manera el Fronteras descubre una realidad que muchos rosarinos ignoran y que tiene que ver con construcciones sociales que están lejos de la estridencia que los medios dedican a otros temas.

"En algunos espacios hay talleres pagos por el gobierno pero muchos, están sectorizados o apuntan a una disciplina en particular. Fronteras se amolda a la necesidad del lugar, por ejemplo, si en un lugar la necesidad de la gente es que se limpie el basural de la esquina, se trata de convertirlo también en un hecho artístico. La idea es tratar de mezclar, esto es muy sutil y lleva mucho trabajo, pero es lo que vienen intentando la mayoría de nuestros talleristas", agrega Solís.

Las organizadoras plantean la necesidad imperiosa del apoyo tanto de organizaciones gubernamentales como de la comunidad toda, frente al achicamiento de los presupuestos para consolidar un emprendimiento que va más allá de lo artístico. "Contamos con espacios, la buena voluntad de la gente, la comida, pero en la conferencia ya dijimos que necesitamos más apoyo, no tenemos una casa para albergar a los invitados, faltan los materiales para los talleres de plástica, es un festival que dura tres semanas, el trabajo es muy intensivo, para esta edición, reducimos los invitados y los espacios para abaratar los costos ,pero la idea de intensidad sigue estando", concluyeron.

Compartir: 

Twitter
 

El Fronteras expresa artísticamente las necesidades puntuales que se plantean en cada lugar.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.