DEPORTES › ÑULS CAYó CON TIGRE A PESAR DE LOS ESFUERZOS REALIZADOS.

Manual de buenas intenciones

El público entendió que no era momento para el insulto porque los jugadores dieron todo adentro de la cancha, aunque sin la efectividad que necesitaba para llevarse los tres puntos. La crisis futbolística sigue agravándose.

 Por Alejo Diz

0 Ñuls: Peratta (6); Díaz (4), Pellerano (5), Vergini (5), Vangioni (5); Pablo Pérez (3), Bernardi (6), Mateo (5), Tonso (5); Figueroa (4); Urruti (5). DT: Diego Cagna.

1 Tigre: García (6); Echeverría (6), Casteglione (6), Orbán (6); Gastón Díaz (5), Castaño (5), Martínez (5), Leone (5); Morales (5); Luna (6), Maggiolo (4). DT: Rodolfo Arruabarrena.

Gol: PT: 36m Casteglione (T).

Cambios: ST: 15m Noir por Bernardi (Ñ), 18m Rodales por Maggiolo (T), 25m Faravelli por Vangioni (Ñ), 30m Carrasco por Morales (T), 31m Aquino por Urruti (Ñ), 39m Paparatto por Díaz (T).

Cancha: Coloso del Parque

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Ya hace tiempo que Ñuls es un equipo atrapado por la urgencias de sus números y la angustia de sus hinchas. Para hacer frente a la crisis, ayer abundaron las buenas intenciones. Las que tuvo la gente al reconocer que los insultos jamás serán parte de la solución; de la policía, al comprometerse con la prevención; y de los jugadores. Pero resulta que el equipo se perdió en las intenciones, como las de Maximiliano Urruti, Lucas Bernardi o Leonel Vangioni. Lo que le falta a la lepra para ganar son goles y buen fútbol, atributos que faltaron en toda la tarde y condenaron al conjunto de Diego Cagna a una nueva derrota, tras un descuido en una pelota parada.

La vuelta a Ñuls al Coloso tras los incidentes con Olimpo ponían la atención de todos dentro y fuera de la cancha. En los alrededores, la observación se mantuvo en el operativo policial, del cual arrojó verdadero éxito: no se produjo un incidente, el hincha aceptó la derrota con resignación y la policía no provocó.

Pero motivos para el desencanto había. Porque la lepra volvió a frustrarse, a pesar de que jugó en el primer tiempo quizá los mejores 45 minutos en el Coloso. Generó situaciones claras de gol, una de las cuales encontró a Figueroa definiendo al alambrado pisando el área menor.

Las buenas intenciones fueron de Tonso al encarar siempre, las de Urruti al intentar jugar con buen pie, demostrando que es el mejor 9 del plantel, y las de Bernardi para suplir las carencias ofensivas forzando ofrecer la pelota de asistencia, ante una defensa de Tigre que nunca pisó firme el campo de juego, al menos con pelota por abajo.

Pero Ñuls tuvo también a Pablo Pérez fallando los pases, demorando el ataque con sus dudas, a Cristian Díaz corriendo empecinado y chocando por no ver la marca de enfrente, y a Figueroa irresoluto en cada participación.

Entre las intenciones y las fallas de Ñuls, Tigre abrió el marcador en un tiro libre con cabezazo de Casteglione, apareciendo en soledad entre un racimo de jugadores. Mucho quedaba por delante y Ñuls no desesperó. Tampoco su público rompió en gritos de reprobación. Había clima propicio para buscar la recuperación.

Nada de eso llegará. Es que en el segundo tiempo del rojinegro cayó en sus incapacidades, con Figueroa aún bien lejos del protagonismo, y Tonso y Urruti ya más intermitentes en sus acciones, causando las altas temperaturas más daños en el equipo que debía hacer el esfuerzo para revertir la desventaja.

La visita falló en la definición en cada contragolpe que logró progresar. Noir, Faravelli y Aquino no le cambiaron nada al juego de la lepra, por entonces raquítico de ideas. Si García solo tuvo que despejar un tiro desde 30 metros de Cristian Díaz, y nada más.

Con solo un acierto, la visita le propinó otro golpe a Ñuls. Lo inmerecido del resultado no es consuelo. Lo único alentador de la tarde fue la gente, que se retiró en paz, y la policía, que se comprometió con la prevención. Porque lo verdaderamente justo de ayer fue la ovación para Bernardi al ser reemplazado, reconocimiento que devolvió con mano en alto y ademán de adiós, señal que anticipan sus últimas corridas en el Coloso.

Compartir: 

Twitter
 

Bernardi, después de lo que pasó ayer se fue ovacionado por la gente de Ñuls más allá del resultado.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.