CULTURA / ESPECTáCULOS › MUSICA. LAS PELOTAS Y CATUPECU MACHU, JUNTOS EN ROSARIO

Celebración de la honestidad

Caracterizadas por búsquedas artísticas que esquivan las concesiones que impone el mercado, las dos bandas más importantes del rock argentino actual compartirán show en el Anfiteatro, en un hecho tan poco frecuente como digno de ser festejado.

 Por Edgardo Pérez Castillo

"Si quisiste ver, cómo sucede/ si lograste al fin acoplarte en la noche/ esas voces que hablan/ que nunca muestran nada/ nunca dirán la verdad/ nunca la esperes.// Si quisiste ser como una estrella/ sabés bien que te equivocaste y mucho/ esta vida es más que toda esa basura/ nunca dirán la verdad/ nunca la esperes". Fernando Ruiz Díaz, cantante y fundador de Catupecu Machu, apela a la letra escrita por Germán Daffunchio, cantante y fundador de Las Pelotas, para describir aquello que distingue a uno y otro grupo: la honestidad. "A mí me trae muchos problemas, todos se ríen de mí", reirá a su turno el propio autor de "Si quisiste", camuflando en el chiste una de las características esenciales de la banda que comparte con Alejandro Gómez, Gabriela Martínez, Gustavo Jove, Sebastián Schachtel y Tomás Sussmann. Justo es repetirlo: pocas son las bandas que (aun cargadas de hits conmovedores) logran esquivar las concesiones comerciales para respetar la autenticidad de su música.

El caso bien le vale también a Catupecu Machu, que a pocos días de la presentación oficial de su nuevo disco, El mezcal y la cobra, estrenará algunas de esas canciones en el Anfiteatro Humberto de Nito, escenario que esta noche (a las 21) pondrá el marco para la reunión de las dos bandas más importantes del rock argentino actual, condición que pueden sacar a relucir por historia, por búsqueda, por canciones y por coherencia. Sin marco festivalero alguno, el encuentro brilla entonces con el valor de lo inédito.

Así lo entienden también los protagonistas. "El argumento alucinante es que Catupecu y Las Pelotas se juntan y no en un formato de festival. Cada banda va a hacer su show, y hacer esto juntos en Rosario es un sueño cumplido para todos", apunta Daffunchio, abriendo el diálogo de sobremesa con Rosario/12, al que Ruíz Díaz aporta: "Disfrutamos mucho el hecho de juntarnos. Tocamos muchas veces juntos, pero siempre en formato de festival. Además es nuestra primera vez en el Anfiteatro, estamos muy contentos". "Conociéndolo al caballero, se va a prender fuego --intercede Daffunchio--. Igualmente se prende fuego con nada, autocombustiona automáticamente. El Anfiteatro es un lugar muy lindo para tocar, y conociendo a los Catupecu, van a estar muy felices".

Sin la carga que implican las grillas festivaleras, las bandas podrán darle forma a listas extensas, a recorridas que no estarán afectadas por tiempos ajustados. Tampoco, por requerimientos de promoción discográfica. "Cada vez que venís es una oportunidad. Los grupos mundiales son los únicos que salen a dar la vuelta al mundo con un solo material. En Argentina, llegar a una ciudad como Rosario (en la que tocás una o dos veces al año) es la posibilidad de tocar montones de temas. El acontecimiento es que estamos acá y vamos a tocar. De lo que se trata es de compartir. Y no de una forma careta", analiza Daffunchio.

Para el cantante y compositor de Catupecu Machu, la fórmula es simple: "La única estrategia que tenemos es pasarla bien". Y todo vuelve, así, a la honestidad: "Lo bueno que tenemos tanto Catupecu como Las Pelotas, es que no somos grupos que tenemos una estrategia de marketing. Siempre hicimos lo que teníamos ganas de hacer. Por más que seamos grupos a los que nos va bien, no hacemos quince shows en Obras o el Luna Park. Vamos por un lugar que está buenísimo, que es seguir nuestra propia estrella y lo que realmente queremos hacer. No vamos tras la zanahoria".

"Hay cosas que son impresentables y hacen quince Luna Park --agrega Daffunchio--. A las cosas verdaderamente importantes les cuesta más llegar a éso. Es triste pensar que en este país hay tantos pelotudos. El orgullo tanto de Las Pelotas como de Catupecu es que creo que somos los grupos verdaderamente honestos que hay. Somos lo que somos, no vendemos ninguna distinta. Es triste, pero lo que uno se lleva de recuerdo y de experiencia es maravilloso. Cada uno ofrece, tira lo que tira y el que quiere verlo que lo vea. Me parece que el artista tira la suya y el que quiere que la vea. Si en el mundo del espectáculo sos honesto, se te cierran las puertas. Y nosotros nos caracterizamos por... ¡cerrar puertas! Está el que sabe que algo es trucho, va y lo consume. Pero también está el que sabe cuando algo es de verdad".

"Bandas como Las Pelotas, Catupecu, Massacre (y otros artistas más) son hechos artísticos --concluye Ruíz Díaz--. Realmente son triunfos de la música que pasan por un hecho artístico. Que después seamos masivos tiene que ver con que se da una conjunción de ciertas ideas, ideas que se traducen en canciones y que después las cantan muchas personas".

Compartir: 

Twitter
 

Germán Daffunchio y Gabriela Martínez, de Las Pelotas
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.