DEPORTES › PENAL DUDOSO PARA VELEZ FUE CLAVE EN EL DESARROLLO DEL PARTIDO

Jugó como para seguir en la copa

Antes de que la lepra vaya por el segundo tanto el árbitro Giménez cobró penal sobre Castromán y los sueños se disolvieron con la ejecución de Somoza. La serie final terminó 6 a 4.

2 VELEZ: Sessa; Cubero, Pellegrino, Pellerano, Bustamante; Bustos, Somoza, Broggi; Gracián; Castromán, Ereros. DT: Miguel Russo.

2 ÑULS: Villar; Ré, Spolli, Torren; Belluschi, Husain, Zapata, Peralta; Ortega; Steinert, Scocco. DT: Nery Pumpido.

Goles: ST: 7m Scocco (Ñ), 30m Somoza (V) de penal, 39m Colace (Ñ) y 45m Ocampo (V).

Cambios: ST: 10m Colace por Zapata (Ñ), 25m Rodas por Ortega (Ñ) y Fernándes por Ereros (V), 32m Sena por Broggi (V) y 40m Ocampo por Broggi (V)

Arbitro: Daniel Giménez

Cancha: Vélez

Expulsados: ST: 18m Husain (Ñ) y 32m Lucero (Ñ).

A falta de media hora de juego Ñuls seguía con sus ilusiones intactas. Porque ganaba y seguía generando peligro. Pero como sucediera en el encuentro de ida, la pena máxima condenó a Ñuls. Es que antes de que la lepra vaya por el segundo tanto el árbitro cobró penal sobre Castromán y los sueños se disolvieron con la ejecución de Somoza. La serie final terminó 6 a 4. Pero la diferencia la marcaron los tres penales que Vélez tuvo a su favor. Porque si en el juego de ida los de Liniers impusieron condiciones, ayer la lepra jugó con ambiciones para evitar la eliminación. Como podía anticiparse, Ñuls y Vélez animaron un partido emotivo y cargado de acciones de riesgo, a pesar de que la serie tenía al local con amplia ventaja. Ya en los primeros minutos el equipo de Nery Pumpido se arrimó al gol: a los 7 minutos Steinert quedó mano a mano con Sessa --tocó atrás Somoza y habilitó al delantero leproso--, pero el arquero ganó el duelo reduciendo el ángulo de disparo y tapando el remate con las manos. Un desacierto de Vélez acercó a Ñuls al gol.

Pero antes de que los leprosos se animen a ir por más, Vélez respondió con una secuencia de jugadas en las que Villar fue protagonista. Es que el arquero rojinegro se anticipó ante Ereros para evitar la conquista y Broggi lo buscó con un tiro cruzado y alto que Villar sacó al tiro de esquina.

Luego de las intervenciones del uno rojinegro, Ñuls generó la acción colectiva más clara: Ortega tocó para Scocco, lanzó el centro y Peralta, tomado por Somoza, sacó un cabezazo cruzado que se perdió muy cerca del palo izquierdo de Sessa.

El trámite del juego fue equilibrado. El local administró la pelota por más tiempo. Pero se mostró vulnerable cada vez que Ñuls piso su área. Y la lepra, con Ortega y Belluschi de bajo nivel, fue incisivo pero poco resoluto. Y superado el primer cuarto de hora el ritmo del juego perdió vértigo.

Vélez no tuvo en Gracían a su conductor y en Castromán a su hombre más gravitante. Pero como los leprosos defendían sólo con tres hombres, alcanzaba con tirar el centro al área para preocupar a Villar. Fue así como lo tuvo Cubero (de cabeza) y luego Castromán. Pero en ambas acciones la pelota terminó en las manos de Villar. Aunque antes del pitazo final, Ñuls tuvo una ocasión óptima de gol: Steinert tiró la gambeta dentro del área, quedó sólo ante Sessa, pero definió, otra vez, a las manos del arquero.

En el segundo tiempo Ñuls se ilusionó. Porque tenía enfrente a un rival con dudas para salir de su campo y a los siete minutos de juego Scocco puso a la lepra en ventaja con una volea cruzada tras recibir una asistencia de Ortega al ejecutar un tiro libre. Los rojinegros estaban a dos goles de la hazaña, y a sólo uno de preocupar a los dirigidos por Miguel Russo.

Pero desde entonces Ñuls no pudo sostener el dominio del encuentro. Porque Castromán se hizo cargo del protagonismo para sacar a Vélez de su campo, Ñuls perdió la pelota y Husain debió dejar la cancha por doble amonestación.

Aunque ante esta nueva adversidad la lepra no claudicó. Insistió en ir por la heroica y Belluschi, con remate cruzado desde afuera del área, estuvo muy cerca de dejar al equipo a un tanto de la gloria. Aquella pelota se perdió por centímetros. Luego lo tuvo Ortega dentro del área con tiro sobre el primer palo. Hasta que a la media hora de juego Giménez cobró una supuesta infracción de Ré a Castromán en el área y Somoza, de penal, equilibró el marcador.

De todos modos Ñuls perserveró. Siguió buscando el gol y lo encontró a falta de seis minutos, cuando a Sessa se le escapó una pelota que Colace empujó al fondo. Ñuls se imponía, aunque no le alcanzaba. Y ya en tiempo de descuento Vélez salvó su invicto con un gol de Ocampo.

Compartir: 

Twitter
 

Ortega, de flojo desempeño, y Broggi, el volante de Vélez. Ñuls fue más que el local.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.