DEPORTES › LA DIRIGENCIA DE CENTRAL RESOLVIó JUICIO SOBRE ARROYO SECO

Ahora es dueño de su tierra

Los canayas compraron el Country de Arroyo Seco en 2008 pero no pagaron todas las cuotas y tenían un juicio perdido en primera instancia. Los abogados auriazules negociaron con el acreedor y saldaron la deuda financiada en doce meses.

 Por Alejo Diz.

A siete años de que Central comprara el predio de Arroyo Seco, recién ahora los canayas pueden decir que son dueños del Country. Porque Horacio Usandizaga compró el complejo pero no lo pagó, Norberto Speciale judicializó el litigio con el vendedor del predio y Raúl Broglia canceló deudas y cerró un juicio que la institución ya había perdido en primera instancia. Lo que hizo la actual Comisión Directiva del auriazul fue cancelar dos cuotas en mora, debiendo hacer frente la tesorería de más de 1.300.000 pesos, cifra que en la negociación con el acreedor se abonará en 12 cuotas mensuales y consecutivas.

En junio de 2008 Central le compró a Patricio Gorosito (hoy detenido por una causa de narcotráfico) el predio del ex Club Real Arroyo Seco por 16.100.000 pesos, en negociación que lideró el ex presidente Horacio Usandizaga junto a su hijo Manuel. Central empezó a pagar en junio de 2008 en cuotas, siendo de pago de la última de ellas en abril de 2012.

En el convenio, Central se comprometió a cancelar las cuatro cesión de hipotecas que pesaban sobre el inmueble, que estaban a favor de Marcelo Lukacevich. Usandizaga pagó las dos primeras y no lo hizo con las dos siguientes. Lukacevich reclamaba un pago de 232.500 pesos y otro de 300.000 pesos. Usandizaga se negó a pagarle, esgrimiendo ante Gorosito que los gastos para levantar la hipoteca del predio había excedido lo que debía abonar el club.

En marzo de 2011, Lukacevich demandó a Central por incumplimiento de saldo de las dos cuotas del convenio que Gorosito le cedió (vendió) y por tal estaban a su nombre, expediente que se tramitó en el juzgado Civil y Comercial Nº 6. El acreedor se presentó en la Justicia luego de fracasar toda negociación con Manuel Usandizaga, a pesar de que era abogado y debió de prever la veracidad de la documentación, y de no encontrar respuesta en la dirigencia que lideró Norberto Speciale. Al poco tiempo, el juez Néstor García ordenó el desalojo del Country de Arroyo Seco, medida que fue aplazada ante un pedido de apelación de los abogados de Central. Pero Central ya había perdido.

Como Usandizaga, Speciale nunca pagó y si bien el club siguió haciendo uso del predio de Arroyo Seco, pesaba en su contra un juicio con fallo adverso en primera instancia y que se encontraba próximo a ser ratificado por la Cámara. Ante la situación, las nuevas autoridades del club revisaron el expediente, convocaron a los abogados de Lukacevich e iniciaron una negociación que permitió ahorrar dinero, ante la inminente ratificación del fallo por parte del tribunal superior.

Por una de las cuotas, que en 2008 era de un valor de 232.500 pesos, entre intereses y financiación, Central pagará 600 mil pesos, monto que cubrirá en 12 cuotas mensuales y consecutivas. Por la otra cesión de hipoteca impaga, que tenía un precio 300 mil pesos, Central firmó acuerdo por el saldo de la misma de 755 mil, en igual forma de pago que la anterior.

Con este acuerdo, Central se desprende de un juicio que ya tenía perdido, por negligencia de Usandizaga e incapacidad de gestión de Speciale, y ahora sí podrá proyectar obras de infraestructura en Arroyo Seco con la seguridad de ser dueño.

Compartir: 

Twitter
 

El predio de Arroyo Seco fue una inversión riesgosa pero termina siendo conveniente.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.