DEPORTES › ENTREVISTA EXCLUSIVA CON EL TéCNICO DE NEWELL`S, LUCAS BERNARDI.

"Lo importante es la transmisión del mensaje"

Dice que así funciona, "cuando se empieza a creer" en la propuesta. Bernardi asegura que rápidamente hizo el click cuando dejó de ser jugador y afirma que ser técnico "es lindo, pero muy difícil". Reconoce muchas influencias del Tata Martino y cree que el fútbol cambió.

 Por Alejo Diz

Lucas Bernardi está a la defensiva, como cuando era jugador y debía recuperar la pelota en mitad de cancha. En su nuevo rol de entrenador, se agazapa para evitar que las críticas perforen la intimidad del plantel. Responde con énfasis cada pregunta y acompaña con señales claras cuando algún planteo no le gusta. En su nuevo rol entrenador, explica por qué encontró la salida al mal momento del equipo en el aporte de los juveniles, reniega de quienes aún creen que el fútbol se analiza por el resultado, identifica la influencia de Gerardo Martino y se siente partícipe de la nueva generación de entrenadores que renovó el fútbol argentino.

El técnico de Newell's recibe a Rosario/12 en la sala de conferencia de prensa de Bella Vista. Ante los periodistas, no puede disimular su escépticismo. Nunca bajará la guardia en la entrevista, pero cuando el diálogo abreva sobre el juego, baja los hombros, se relaja y no duda de levantar la vista y tomarse un tiempo para responder. "Los jóvenes entrenadores le hicieron bien al fútbol por lo moderno que está", reflexiona Bernardi en su primera consideración. "En mi caso la dificultad que se me generaba era por la relación que ya tenía con los jugadores", acota.

-¿En tu caso como viviste el retiro?

-Bien, muy bien.

-¿Ya pensando en que ibas a ser técnico en poco tiempo?

-No; pensaba que iba a ser entrenador, pero tan rápido no. Tuve la suerte de hacer el click rápidamente, dejé de lado al futbolista el día que me fui de la cancha por última vez, cuando volví para ver al equipo ya no lo sentía al partido como jugador ni tenía ganas de estar en la cancha.

-¿Ahora como entrenador te hacés las mismas preguntas que te planteabas como jugador?

-Sí. Como futbolista había cosas que no entendía de los entrenadores y cosas que ahora me pregunto ya me las preguntaba como jugador. La experiencia del futbolista sirve muchísimo. Es lindo ser técnico, pero es más difícil.

-¿Por la responsabilidad?

-Sí, por la responsabilidad, pero lo lindo que tiene el técnico es que siempre se tiene estar preguntando. Eso está bueno porque te mantiene alerta, con la cabeza siempre en funcionamiento y te ayuda a resolver situaciones. Estoy todo el tiempo preguntando y resolviendo. Me refiero a situaciones comunes, cotidianas en el grupo.

-¿Tenés el temor de que los jugadores no te entiendan, como te pasó con algunos entrenadores?

-Sí, pero sobre todo por el conocimiento que yo tengo de los chicos del club. Si no fuera acá, te diría que no, no tendría ningún temor, ni me importaría, sin ser despectivo en la expresión. Acá tiene otro valor porque hay otro vínculo con los jugadores, lo pienso, lo siento, lo vivo y convivo con esa situación todo el tiempo, desde que llego hasta que me voy.

-¿Y a veces te martiriza?

-A veces se sufre, normalmente se sufre, por esa situación particular más que nada. Pero en definitiva más allá de la importancia que tengo como técnico y que tienen los jugadores, lo más importante sigue siendo el equipo.

-¿Influye el deseo de los propios jugadores de salir a la cancha a ganar?

-Los jugadores son determinantes, pero también la propuesta y la manera en la que uno propone. No sé si la propuesta es determinante sino la forma en que uno propone, la comunica, la lleva adelante, lo que le agrega, lo que le saca; creo que eso es el punto más importante.

-¿Lo que hizo Gerardo Martino en Newell's dejó una huella en el fútbol argentino?

-No sé si el Tata lo marcó, pero sí que fue el inicio de la idea que se llevó adelante de una manera. Lo de Newell's fue masivo, porque salió campeón y verdaderamente conjugaba muchas cosas que otros no. Eso por ahí lo marca sobre el resto.

-También Martino hizo más relevante la figura del arquero.

-Sí, en esa situación creo que sí. El arquero tuvo un rol que en el fútbol argentino no tenía, ocupó un lugar que acá no tenía y se empezó hablar del arquero de un lugar que no se hacía. Ninguno de los técnicos que te nombré utilizó al arquero de esa manera.

-¿Cómo tomó el plantel de Newell's las ideas que trajo Martino cuando asumió?

-Mi pregunta fue por qué te tengo que creer a vos si hubo otros entrenadores que propusieron lo mismo o algo similar y no funcionó.

-¿Se habló en esos términos?

-Sí, cuando él llegó. Había que estar seguro de eso porque ya nos habían dicho lo mismo y no funcionó. Cuando empezas a creer es distinto. Por eso te digo que lo importante es la transmisión del mensaje, la manera, que hace que todo empiece a rodar.

-¿En ese rodar del equipo en formación cuánto influyó el resultado?

-Influye siempre, el tema es no desviarte cuándo no funciona. Hubo partidos en lo que no funcionó. En el inicio perdimos dos partidos, y después fuimos a cancha de Colón y ganamos jugando bárbaro. Si hubiésemos vuelto para atrás con la idea por las derrotas posiblemente nunca hubiésemos avanzado. Ahí es cuando el que conduce tiene que ser claro y tratar de sostener en un momento de dificultad. Obviamente hablo en lo que pasa adentro, porque afuera es muy difícil sostenerlo. No te digo que es una batalla perdida pero es una situación difícil. Más allá de la importancia que tenga lo externo, lo importante, la clave, es lo que pase adentro.

-¿Por eso tu esfuerzo en las conferencia de prensa de explicar una derrota, como la de Colón, con todas las dudas que eso genera en el equipo?

-Si hay algo que no se explica es el resultado.

-Pero vos explicaste el resultado en la conferencia de prensa.

-No, yo no explico el resultado, yo explico el contenido del partido. Si el contenido te favoreció, tenés más chances de ganar. Si no te favoreció, tenés más chances de perder. Si el contenido te favoreció y perdiste, el resultado es ese. ¿Qué análisis tiene el resultado? No sé, fue 1 a 0, nos llegaron una vez, nos hicieron un gol y ahí se termina. Porque no tengo otra forma de explicar el resultado. Lo otro es el análisis del juego. El resultado es determinante para todo, eso no lo pongo en duda. ¿Qué te acerca más a ganar? Tener el control del partido y un montón de situaciones más. Eso hay que tratar de explicar por más que afuera se sienta que no es lo que hay que hacer. Pero bueno, lo extraño es que cuando gané me preguntaron por el juego y cuando perdí por el resultado.

-El clásico en el Gigante se jugó muy diferente a lo que venía haciendo el equipo. ¿Por qué el cambio de idea para ese partido?

-Porque estábamos viendo por dónde hacía daño el rival. Consideramos que el rival nos hizo daño de una manera y tratamos de resolverlo. Era una forma de jugar distinta que habíamos intentado dos veces: con Atlético Rafaela en el primer tiempo y con Defensa y Justicia en el segundo. Estas pruebas fueron con resultado distinto y yo consideraba que era la manera que había que jugar y el equipo lo llevó adelante, lo hizo bien, no tuvimos ningún sobresalto.

-Pero fue un equipo con menos ambición, asumió un rol secundario.

-Hoy sería diferente. Posiblemente con la misma estructura sería diferente por el peso que tenía ese partido. Hoy se presentaría distinto, sin ninguna duda.

-¿Cuántas ideas de Martino hay en vos?

-Muchas, influyó en un montón de cosas. En ver el juego diferente en muchos lugares de la cancha. Pero también hay muchas cosas de otras situaciones que me tocaron vivir como jugador y la experiencia de escuchar y ver. Hay que pensar en los ejemplos que le tocaron vivir a los demás, creo que eso también ayuda mucho. El fútbol cambió mucho, hoy hay que evolucionar todo el tiempo y dentro de eso vamos viendo ejemplos de todos los entrenadores, de todos los casos, los resultados que se van viendo, y siempre hay situaciones nuevas, de las cuáles uno resuelve de una manera, yo de otra, pero me queda la tuya porque en algún momento me puede ayudar. No hay ningún inconveniente en tomar ideas de uno y otro, lo importante es que uno las pueda transmitir y llevar adelante.

-¿Este es un proceso de transición?

-No, no lo veo así. Lo que yo siento es que si digo que este es un proceso de transición cada vez que me suba ahí (señala el recinto de conferencias de prensa de Bella Vista) tendría una excusa para dar.

-El caso más llamativo en Newell's es el del arquero Ezequiel Unsain. Un técnico sin experiencia como vos apuesta por un juvenil para el arco, quizá el puesto que menos tocan los entrenadores.

-Consideraba que lo tenía que hacer y lo hice, por diferentes motivos. No esperaba un nivel de Ezequiel (Unsain) como el que mostró, la verdad que espera sus errores. Pero yo creo que nadie espera de él sus errores. Tenemos que estar todos preparados para cuando el cometa errores.

-Newell's encuentra un fin de año con juveniles consolidados en Primera, como saldo alentador. ¿Qué más puede tener de positivo esta temporada?

-Ojalá podamos clasificarnos a la Sudamericana y que el grupo se vaya consolidando, necesitamos que el equipo se mantenga estable para ser sólidos el año que viene. No nos favorecen los vaivenes de este año, necesitamos ser un equipo estable para rendir.

Compartir: 

Twitter
 

Bernardi: "Cuando gané me preguntaron por el juego y cuando perdí por el resultado".
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.