DEPORTES › COLECTIVOS ESPECIALES PARA BARRAS EN SANTA FE

En defensa del pasajero común

La violencia del fútbol llegó a los micros del transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Santa Fe. Hubo episodios en los últimos fines de semana tanto en cercanías del estadio de Colón como en el de Unión. Es más, hasta se denunció que los barras de habían apoderado de un colectivo, lo manejaron, cobraron pasajes y paraban en los kioscos a comprar cerveza. Este hecho y muchos otros relacionados con actos de vandalismo e inseguridad para choferes y pasajeros comunes; terminó por decidir a la Municipalidad y a la policía a buscar alternativas para evitar estos lamentables episodios. Y sobre todo, ante la presión que hizo el gremio UTA que amenzó con suspender los servicios en los días de partido.

Lo que se procura evitar es que los barrabravas compartan el ómnibus con indefensos pasajeros. El primer ensayo sería el domingo próximo, cuando se enfrenten Colón y Lanús.

Los destrozos que sufrieron las unidades del transporte y la tensa situación que vivieron choferes y pasajeros por el comportamiento de algunos hinchas hizo que el sábado pasado se suspendiera el servicio de transporte urbano, por unas horas. La situación, que según se supo no es nueva, reclamaba una solución urgente por parte de los sectores involucrados y finalmente llegó.

Ayer por la tarde se reunieron jefes policiales y representantes de la Municipalidad de Santa Fe para elaborar un plan que brinde mayor seguridad a hinchas, choferes y pasaje en general. Los detalles del operativo los cerrarán los empresarios del transporte y la Dirección de Transporte del municipio local, pero en un primer momento se afirmó que los recorridos se mantendrán y que sólo se apunta a la individualización de los coches.

La intervención de la policía y el nuevo movimiento de colectivos empezará una o dos horas antes del inicio de los partidos; claro está que el plan estará sujeto a modificaciones según los resultados obtenidos tras su aplicación a partir del próximo domingo, pero la idea es mantenerlo en el tiempo.

El secretario de Servicios Públicos, Santiago Marino, explicó a El Litoral que la propuesta surgió desde esa área de la Municipalidad y tanto la policía, como la UTA y los empresarios estuvieron de acuerdo. En concreto, la policía se encargará de reforzar los patrullajes de los recorridos habituales y en caso de detectar algún inconveniente detendrá el colectivo, hará requisas y si es necesario, bajará gente.

"Nos enteramos de todo esto como consecuencia del paro del sábado, nunca nos informaron nada. De las empresas de transporte nos comunicaron que ellos hace tiempo que están tratando de solucionar el problema y fletaban colectivos desde distintos puntos de la ciudad, incluso a un precio menor del costo normal y así evitaban que hinchas viajen con el resto de los pasajeros", comentó Marino cuando se lo consultó sobre el tema.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.