CULTURA / ESPECTáCULOS › LOS PIOJOS, HOY A LAS 20, EN EL HIPODROMO MUNICIPAL

Se moviliza la civilización piojosa

La música rioplantense, las influencias stones, el reggae y los condimentos electrónicos tienen su presencia en un grupo que, con el correr de los discos, definió su propia identidad.

Una de las últimas grandes bandas vivas del rock argentino llegará esta noche a Rosario. Porque más allá del comercial retorno de Soda Stereo --proyecto que dudosamente continuará una vez cumplidos los contratos millonarios--, y ante los vaivenes de los grupos en ascenso (Arbol, Catupecu Machu, etc.), Los Piojos volvieron a editar después de cuatro años para demostrar su vigencia y las razones que la hacen uno de los proyectos más importantes del país (tanto a nivel de convocatoria como, esencialmente, de calidad artística) junto a La Renga, Divididos y Las Pelotas. A poco más de un mes del lanzamiento de Civilización, hoy a las 20 el grupo que conforman Andrés Ciro Martínez (voz, guitarra y armónica), Daniel Fernández y Gustavo Kupinski (guitarras), Micky Rodríguez (bajo), Miguel De Ipola (teclados) y Sebastián Cardero (batería) estrenará sus flamantes canciones en la ciudad. Esta vez, será el Hipódromo Municipal el que, a sólo una semana del Quilmes Rock, oficie como marco para un nuevo ritual de la siempre creciente tribu piojosa.

Como si fuera una imperiosa necesidad de la prensa, en los cuatro años que Los Piojos demoraron en publicar un sucesor para su Máquina de sangre, los rumores acerca de una posible separación giraron una y otra vez. Sin embargo, el grupo nacido a fines de los 80 no hizo más que extender el lapso habitual que fue separando a sus últimas producciones de estudio. Porque después de la celeridad con que fueron construyendo los primeros pasos de su carrera --Chactuchac en 1993, Ay, Ay, Ay un año más tarde y el exitoso, y probablemente fundamental para su explosión popular, Tercer arco de 1996--, la banda comenzó a editar discos originales con una periodicidad de dos años. En 1998 le llegó el turno a Azul y en el 2000 Verde paisaje del infierno, intercalados con dos registros en vivo: Ritual de 1999 y Huracanes en luna plateada, del 2002.

De esa manera, la reaparición de composiciones desconocidas demoraría tres años, con la llegada del citado Máquina de sangre en 2003. Acorde a las expectativas generadas con esta nueva espera, Los Piojos decidieron lanzar su última placa con una jugada promocional que, algunas semanas antes, los rosarinos de Patagonia Revelde habían desplegado en las calles de la ciudad: la aparición de la banda tocando en vivo sobre el acoplado de un camión. Así, la agrupación bonaerense hizo su irrupción un mediodía de agosto, alterando el ritmo frenético del centro porteño con un show que, durante una hora, fusionó estrenos con viejos éxitos.

En esencia, será esa misma propuesta la que el grupo traerá a Rosario, en un reencuentro que se iniciará a las 20 en el Hipódromo Municipal, espacio que comienza a instalarse como una opción fija para los conciertos multitudinarios y de corte rockero. Y si ya no hay mucho que decir sobre los hits del grupo --desde "Tan solo" y "Muy despacito" hasta el último gran éxito, "Como Alí", pasando por "El Farolito", "Uoh pa pa pa" y "Ruleta"--, los inéditos ya demostraron seguir por el rumbo de amplitud de un proyecto que, en sus comienzos, fue tildado como un exponente del monótono rock rollinga.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.