CULTURA / ESPECTACULOS › EL CENTRO EXPERIMENTAL ROSARIO IMAGINA Y UNA VERSION DE "LOS DIAS DE JULIAN BISBAL".

El peso del fracaso que heredamos

El director rosarino Rody Bertol eligió el texto de Tito Cossa, de la década del '60, para volver sobre esos personajes que no encajan demasiado en esta sociedad. La crisis, la pérdida del empleo y el hastío.

 Por Julio Cejas

Los vientos que corren en la escena nacional donde nombres como Ricardo Talesnik, Tito Cossa o Armando Discépolo vienen sonando con mayor insistencia y son elegidos por generaciones de nuevos directores, parecieran soplar también en la producción local. Rody Bertol al frente del Centro Experimental Rosario Imagina, eligió uno de los textos más representativos de los años 60: "Los días de Julian Bisbal", que Cossa estrenó en el Teatro Regina en enero del '66 con dirección de David Stivel. La obra que puede verse todos los sábados a las 22 y los domingos a las 20 en La Manzana (San Juan 1950), refleja el intento desesperado de un hombre que de pronto toma conciencia de la inutilidad de una vida al servicio de los otros y pretende quebrar una existencia plagada de compromisos y horarios tras los cuales se esconde el fantasma del fracaso.

Julian Bisbal comparte el hastío de Néstor, aquel personaje emblemático de "La fiaca", otra obra de los 60, escrita por Ricardo Talesnik, en la que este empleado perfecto, decide un lunes quedarse en la cama y no ir a trabajar para manifestar su deseo de acabar con una vida miserable.

Si bien es cierto que en los años previos a la década del 70, esta problemática tenía otras resonancias ya que el tema de la conservación del trabajo y su estabilidad no tenían las implicancias angustiantes de estos días, retomar hoy este texto de Cossa supone una mirada ligada a las frustraciones de los sujetos formateados por las mieles venenosas de la globalización.

En este sentido y Bertol lo sabe de sobra, las huellas del grotesco pueden más que un anclaje realista y la cuestión del fracaso asume un protagonismo que sobrevuela lo social para enclavarse en su versión con tintes existencialistas que le permiten conectarse con un público de distintas generaciones.

Y quizás este Bisbal sea el símbolo futurista de aquel argentino medio cuyas raíces podrían encontrarse en "Mateo" o "Stéfano", máscaras del fracaso inmigratorio que hoy se confunden con el fracaso de tantos jóvenes y no tan jóvenes desocupados que transitan por un país de promesas incumplidas.

Y es la insatisfacción de ver que algunos pocos triunfan en la televisión o tras las estructuras exitistas de los mediocres que acceden a la fama y al prestigio gracias a un puesto político. Todos los amigos de Bisbal progresaron y tienen profesiones en las que triunfan y él sigue soportando la exasperante rutina de un trabajo a sueldo siempre en la misma empresa que clausuró su futuro y lo convirtió en un número de legajo.

Bertol opta por distanciar a sus personajes a partir de un recurso que no por utilizado deja de ser efectivo y ratifica la efectividad y el recorte que la poética brechtiana hace de una obra que nos permite establecer paralelismos con algunos aspectos de nuestra realidad.

En lo actoral un elenco parejo donde destaca uno de los actores jóvenes de mayor repercusión en los últimos años en la escena local: Juan Nemirovsky que compone desde su particular máscara un crispado y conmovedor Bisbal.

Otro integrante histórico de Rosario Imagina: El actor Federico Tomé alcanza con su Carlos uno de los trabajos más logrados de su carrera, con un impactante manejo del espacio y una gama de matices que enriquecen su duelo potencial con Nemirovsky.

Eleonora Arias por su parte es otra de las piezas claves de la obra, una sugestiva y potente Dora que protagoniza uno de los momentos claves de la puesta, en su encuentro con Julian.

Ramiro Sorrequietta una vez más traduce en el vestuario y el maquillaje la orientación estética que la dirección pretende de un producto que se inscribirá en las pretensiones de ampliar la franja de espectadores de un teatro rosarino que comienza a preocuparse cada vez más por esta cuestión.

Compartir: 

Twitter
 

Un elenco parejo donde destaca Juan Nemirovsky, también están Federico Tomé y Elenora Arias.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.