CULTURA / ESPECTACULOS › CARLO SEMINARA PRESENTA SU DISCO A CADA SANTO UNA VELA

Temas creativos y versátiles

El percusionista vinculado con la música afrocubana y afrolatina también interpreta contrabajo y piano, además de ser compositor. Editó su álbum de manera independiente, y lo presentará en un concierto que se realizará mañana en la sala Lavardén.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Aunque su principal formación está vinculada con la música afrocubana y afrolatina (a partir de sus estudios con grandes maestros en Buenos Aires, Uruguay y Cuba), Carlo Seminara es un percusionista creativo y versátil. A cada santo una vela, el disco que acaba de editar de manera independiente, es una muestra firme de ello. Sin embargo, no hay allí una mera demostración de virtuosismo, sino más bien un giro hacia una faceta poco conocida de un músico que ha estudiado el contrabajo (instrumento que, en 2003, ejecutó como miembro de la Sinfónica Juvenil), el piano y la batería, y que aquí se muestra como compositor. Virtuoso, sí, Seminara también saca a la luz su talento como creador a lo largo de la decena de temas que, mañana, presentará en la Sala Lavardén de Sarmiento y Mendoza.

Anunciado para las 21.30, el concierto sumará como invitados a buena parte de los cómplices que Seminara convocó para su primer producción como solista. Allí estarán entonces Mariano Braun (teclados y sintetizadores), Julián Venegas (guitarras, voz solista y coros), Mariano Sayago (bajo), Marcelo Vizzarri (teclados y sintetizadores), Diego Almirón (guitarra), Silvina Andueza (voz solista y coros), Nicolás Caccamo (voz solista y coros), Leo Moyano (guitarra) y Leonardo "Pipo" Piantino (saxo). Junto a ellos, el percusionista se paseará por esas composiciones marcadas lógicamente por el ritmo, pero que lo posicionan como un creador ya maduro.

Un creador que tomó como punto de partida una formación musical sólida, pero que no se ató a esas herramientas. "Para mí fue una nueva etapa, en un sentido fue empezar de cero, estar desnudo y exponerme mucho más --expresó--. Siempre el rol de percusionista en una banda implica un grado de exposición diferente. Estaba buscando encontrar qué hacer con eso que siempre estudié, la música afrocubana en particular y afrolatina en general, con un grado de compromiso de estudio muy alto, yendo bien a las raíces".

Todo comenzó con un set de cuatro obras que el músico presentó en distintas sesiones. Luego, la posibilidad de recorrerlos en una serie de shows en Dinamarca --país en el que nació, en 1980, y donde vivió hasta los cinco años-- terminó de impulsarlo a la composición de nuevas obras. Con Mariano Braun como co-productor, A cada santo una vela fue cobrando forma y sumando invitados, dando como resultado una placa que se pasea por el rock, el funk, el jazz y, claro, los ritmos latinos. De hecho, Seminara apela además a algunos tradicionales, como los cantos yorubas que tienen su presencia en El aura del día y Tres guerreros.

Al respecto, el percusionista detalló: "Esos cantos son de una de las primeras ceremonias que reciben los que se inician en la religión. En una oportunidad ya habíamos hecho algo parecido con Guillermo Rizzotto, con guitarra y percusión, y quería grabar algo dedicado a esas tres deidades, los tres guerreros yorubas. Es un trabajo de adaptación de esos cantos".

En el disco hay, también, un interesante componente político, a partir de la aparición de fragmentos de discursos que se instalaron en la memoria de los argentinos. Lejos de lo panfletario, y sin bajada de línea alguna, Seminara logra darle un tinte crítico a su obra. "Uno de los primeros temas que surgieron fue `90 minutes to Japan`, donde uso un fragmento de ese discurso de las naves (NdR: aquel de la estratósfera que Carlos Menem pronunciara en Tartagal en 1996). Siempre me gustó eso de usar la música como vehículo, como vidriera de esos momentos puntuales que parecen irreales. Y me gustó mucho ponerlo en un contexto musical, algo que han hecho músicos como Hermeto Pascoal, Ramiro Musotto o el mismo Manu Chao. No hay nada nuevo en eso, pero lo que es cierto es que cada discurso tiene un elemento diferente. La intención es que se escuche y cada uno haga su análisis. Y que sea inesperado, que en medio de un clima de repente salgan esos discursos", concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

Seminara no sólo da muestras de virtuosismo. También se anima con composiciones de alto vuelo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.