CULTURA / ESPECTáCULOS › ENTREVISTA AL NEGRO RADA, ANTES DE SU SHOW EN LA CIUDAD

"El rock ahora es todo reggae y ska"

La actualidad lo encuentra alternando sus últimas funciones del "Candombe Jazz Tour" con las primeras (re)apariciones del crooner Richie Silver, su otro yo. Confiesa que le gustaría grabar un disco de candombe solo y le encantaría al final de su carrera tener un grupo. "Es menos estrellato, más tranquila la cosa", dijo.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Han pasado ya algunos minutos de las 20.30 cuando, luego de una jornada completa dedicada a recorrer la ciudad paseándose por los distintos medios locales, Rubén Rada recibe a Rosario/12 sentado en uno de los sillones del poblado lobby del hotel en el que se aloja. Sin embargo, el cantante uruguayo emana una energía sorprendente, y se presta a un diálogo extenso, que si bien encuentra como excusa central la de adelantar la llegada de su Candombe Jazz Tour a la ciudad --en una función que se realizará mañana a las 22 en el Auditorio Fundación Astengo--, a lo largo del encuentro se extenderá por los márgenes de su infancia como niño pródigo y su actualidad como figura prestigiosa pero, también, arrepentida. Y, claro, de Richie Silver, su resucitado otro yo.

Perfecto para ejemplificar aquello de la world music, Rada es un artista ecléctico, dispuesto a prestar su voz sin distinción de géneros. Sin embargo, la actualidad lo encuentra alternando sus últimas funciones del Candombe Jazz Tour con las primeras (re)apariciones del crooner Richie Silver. Parte de ambas facetas aparecerán mañana, aunque esencialmente será el ritmo africano el que gobierne el concierto. Y, quizás, su próxima incursión discográfica. "Mi idea es grabar un disco de candombe con muchos tambores, guitarras acústicas, hacer un disco bien acústico con coros, con algunos arreglos de cuerdas clásicas", adelanta Rada, que pronto se entusiasma: "Quiero hacer un buen disco de candombe para tratar de mostrarlo al mundo. Aparte para sacarme el gusto, porque ya los discos que estoy haciendo ahora son para divertirme y sacarme las ganas. Yo ya le compré la casa a mis hijos...".

Todo ello fue construido en una trayectoria que suma más de cuarenta discos grabados. Lejos de autoelogiarse, al momento de destacar algunas de aquellas creaciones, el Negro no duda al afirmar que, los que más lo marcaron, fueron los que lo encontraron formando un grupo. "Siempre --remarca--. El Kinto, Tótem, La Banda, Opa, Botija`s Band, un grupo de Uruguay con los Ibarburu que nunca se escuchó. Siempre fueron los grupos los que me gustaron más. Es menos estrellato, más tranquila la cosa. Después es mejor para viajar, los músicos que acompañan a los cantantes piensan que se llena de guita y les paga menos, ese tipo de cosas que en una banda no pasan. Al final de mi carrera me encantaría tener un grupo. Mi hija está cantando, mi hijo está estudiando guitarra y le está yendo bien. Con ellos armaría un grupo, donde hay más posibilidades, porque los grupos tienen cinco, seis o siete caras, que a veces convencen más que una trucha sola".

Suena extraño, por un momento, escuchar hablar de Rada sobre el final de su carrera. Porque si bien queda claro que no se trata más que de una proyección a futuro, la reciente repercusión mediática lograda por Richie Silver reposiciona al uruguayo como uno de los artistas del momento.

-¿La reaparición de Silver nació como un juego?

-No, yo venía grabando discos de todos los colores, en mi historia mis discos han pasado por todo. Y los dos últimos discos que grabé a nivel comercial eran Alegre caballero y Quién va a cantar, y más bien la música que venía haciendo era de pop latino, entonces lo que hice fue grabar este disco de rock genuino. Porque estoy tocando el rock y el twist como fue concebido en una época.

De pronto, Rada comienza a repasar la sencillez de las líricas de esos temas, musicalizándolas por primera vez a lo largo de una entrevista en la que utilizará el recurso (el canto, tarareo e imitación de instrumentos como trombones, bajos o baterías) para ilustrar su exposición, ésa en la que recupera el valor del viejo rock and roll: "Era un ritmo bailable, no era de protesta ni nada. Se trataba de ir a bailar, bailar al compás del reloj, el rock and roll era más rítmico que letrístico. Entonces grabé este disco porque en Uruguay están La Vela Puerca y todos esos grupos, pero yo quería acercar a la juventud al rock que toqué cuando era joven, cuando era Richie Silver, que era mi nombre artístico cuando empecé. Entonces si yo de golpe grababa un disco de rock and roll la prensa me iba a liquidar, por eso lo llamé a Richie, que hacía 45 años que no cantaba".

También es algo curioso ver cómo Rada logra separarse de Silver, aquel que le permitiera convertirse en un showman cuando aun no tenía 20 años. "Richie era un crooner --explica--, y los crooners cantaban de todo, rock and roll, blues, boleros. Subíamos a cantar arriba de las mesas, y el crooner tiene la posibilidad de cantar y grabar lo que quiere".

-De paso recuperó un segmento que estaba algo perdido.

-Sí es un segmento que está perdido, porque ahora el rock and roll es todo reggae y ska. El abanico del rock envolvió a un montón de gente, hasta Mercedes Sosa toca rock. Es una gran familia, y me parece bárbaro, pero yo quería recordar cómo es el funky, la balada soul, el twist. Mi origen fue ése, Presley, Little Richards, Fats Domino, me moría con eso. Yo escuchaba esas músicas cuando empecé a cantar, pero como Richie Silver canté nada más que un año, porque una piba me pidió un autógrafo y yo no sabía cómo escribirlo, entonces puse mi nombre. Yo no había terminado ni la escuela, no sabía cómo se escribía en inglés. Me pusieron Richie Silver, aprendí el nombre, pero nunca lo ví escrito. Como "ascenso", que después de mucho tiempo vine a descubrir que era con "sc". Hay muchas palabras que no pongo en mis discos, cuando veo que no sé cómo se escriben no las pongo. "Ahí", por ejemplo. Después cuando me dicen cómo son, cuando mi hijo me dice "papá, no seas burro", ahí las escribo. Soy un tipo bien genuino, bien intuitivo. Además no soy músico, nunca estudié música, todo lo que tengo está en mi cabeza y se lo tiro a los músicos, canto las notas del acorde, las bases del bajo, la guitarra, los caños. Es todo bien intuitivo. Sino a veces voy a casa de algún amigo que tenga computadora, el Pro Tools o algo de eso y grabo pistas. Me encanta trabajar así.

-Alguna vez le habrán insinuado o le habrán dicho que era importante poder escribir música.

-Sí, mi profesora de música, cuando yo tenía 12 años, lloraba. Lloraba y no lo podía creer. "El talento que tiene este hijo de puta...". Vivía cerca de mi casa, me ponía el piano y yo tocaba como si nada, pero me gustaba más el fútbol, la calle. Teníamos un hermano mayor que era un vago tremendo y yo lo seguía. Podría haber sido un gran pianista, hacer arreglos, como un Hugo Fattoruso. ¿Sabés lo que es poder componer y tocar tus temas? Podría tocar en los bares solamente con el piano...

Compartir: 

Twitter
 

"Soy un tipo bien genuino", dijo Rada a este diario. Se presenta mañana a las 22 en el Fundación Astengo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.