CULTURA / ESPECTáCULOS › LA PROPUESTA PODRá VERSE A LAS 21.30 EN ESPACIO MADMA EN CALLE BALCARCE 837.

Los Durmientes desembarcan en Rosario

La trama aborda la transformación de un co﷓propietario de una antigua casa aristocrática que decide ocupar, ante la intención de sus familiares de vender la propiedad. En ese marco se refugia en la habitación más alta de la casa junto a dos mujeres.

 Por Julio Cejas

En el marco de una gira interprovincial auspiciada por el Instituto Nacional del Teatro, llega este domingo a Rosario, la obra Durmientes escrita y dirigida por la talentosa actriz, dramaturga y directora cordobesa Florencia Bergallo. La propuesta, que podrá verse a las 21.30 en Espacio Madma (Balcarce 837), gira sobre una problemática tan candente como el tema del desalojo, situación que lleva a uno de los protagonistas a transformarse en ocupa de su propia casa a partir de la presencia de dos mujeres que intentarán junto a él, una nueva forma de vida.

Bergallo, licenciada en teatro por la Universidad Nacional de Córdoba, funda en 1998 uno de los grupos teatrales de mayor repercusión en la escena cordobesa de los últimos años: "0.ellas (cero punto ellas)".

Ese colectivo que alcanzó proyección a nivel nacional gracias a obras como Yo maté a Mozart? de Gonzalo Marull, o Bacantes veintiuno de Marcelo Arbach, tuvo uno de sus puntos más altos con el estreno de Yesterdei.Cosas que se pierden a la siesta, escrita por Bergallo, con dirección de otro destacado creador cordobés: Luciano Delprato.

"Durmientes surgió del interés compartido con los actores de crear tres personajes muy diferentes entre sí que poseyeran un cuerpo social, un cuerpo afectivo y un discurso ideológico con todas sus contradicciones", dice la autora, que manifesta que la acción de escribir esta obra ,la impulsó a trasladar la propuesta de los actores en escena a zonas más extremas donde el pensamiento, el cuerpo y la palabra tuvieran la misma intensidad.

La trama argumental aborda la transformación de Mariano, co﷓propietario de una antigua casa aristocrática que decide ocupar, ante la intención de sus familiares de vender la propiedad. Ante la posibilidad de ser desalojado, Mariano se refugia en la habitación más alta de la casa, pero no está solo: Andrea, con quien lo une una amistad muy particular, y Jésica, una peluquera que conoce en un supermercado e invita a pasar unos días con él, serán parte de una inédita convivencia a la que tendrán que adaptarse los tres.

Bergallo, fiel a una concepción cercana a la dramaturgia del actor, plantea su rol de autora más como una actriz conectada con la palabra, desde un cuerpo emocional. "Los personajes sin ningún tipo de filtro, dicen lo que sienten y piensan como buscando su propia voz o resistiendo al desalojo de su propio cuerpo; los conflictos que se producen entre los personajes son un cliché de telenovela que ellos mismos logran trascender en defensa de su singularidad y deseo de estar juntos", dice la creadora de Durmientes.

El elenco integrado por Javier Pedersoli, Lola Lagos y Victoria Roland, contó en la parte técnica con Brenda Bianco en diseño de luces, foto y gráfica; Paola Delgado en diseño y realización de vestuario; Mariana Tellechea en preparación corporal; Marcelo Bertuccio en asesoramiento del texto y Gisel Robles en asistencia de dirección.

Durmientes participó exitosamente en el Festival Escena 2011, organizado por Espacios Escénicos Autónomos (Escena) de la Ciudad de Buenos Aires, con buena respuesta de público y de la crítica porteña.

Despúes de actuar en Rosario, el grupo realizará sus últimas presentaciones en San Salvador de Jujuy y en Tilcara, como parte de una gira que comenzó en Bell Ville y recaló anoche en el Centro Cultural La Máscara de la ciudad de Rafaela.

Compartir: 

Twitter
 

La obra está escrita y dirigida por la talentosa actriz, dramaturga y directora Florencia Bergallo.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.