CULTURA / ESPECTáCULOS › SE REALIZARá LA SEGUNDA EDICIóN DEL ROSARIO TANGO FESTIVAL

Celebración para la danza tanguera

Entre el 3 y el 5 de enero se llevará a cabo una nueva edición de un encuentro que pone el foco en el baile. Clases, milongas y exhibiciones forman parte de una grilla que contará con la presencia de parejas reconocidas internacionalmente.

 Por Edgardo Pérez Castillo

Por segundo año consecutivo, entre el 3 y 5 de enero la ciudad será sede del Rosario Tango Festival, encuentro que tiene a la danza como eje, y que permitirá entrar en contacto con parejas reconocidas a nivel internacional. Clases, milongas y espectáculos forman parte de una grilla que puede recorrerse desde la web oficial del festival (www.rosariotangofest.com), y que tiene como objetivo fortalecer el crecimiento de uno de los elementos esenciales de la cultura tanguera.

Organizadora del festival junto a Aldana Mazzeo y Augusto Lagardera, Marisol Morales explicó que la decisión de llevar a cabo una nueva edición encontró sustento en el "éxito rotundo" logrado con la primera versión del festival: "La verdad superó nuestras expectativas de una manera increíble. Las clases estaban llenas de gente, lo mismo que las milongas y el teatro. Sentimos que no era solamente una idea que hacía falta un evento así en Rosario, sino que nos encontramos con la respuesta de la gente que nos confirmó que estaba esa necesidad. No éramos nosotros queriendo hacer un festival, sino que la gente pedía que algo así exista".

En esa misma línea, Lagardera consideró: "Confirmamos que está la necesidad de que el tango se abra un poco más y se desconcentre de lo que es Buenos Aires. Eso fue lo que nos impulsó a ir por esta segunda edición. La gente quedó muy contenta y durante el año seguimos viniendo, y siempre estaban expectantes sobre una segunda edición".

Asimismo, la buena recepción ya no fue sólo de parte del público, sino también de los maestros que se encontraron con la posibilidad de estar en contacto directo con nuevos espectadores y alumnos. "Los maestros también reaccionaron de una manera muy especial en ese primer festival --reconoció Morales--. Porque no es lo mismo que te aplaudan 400 suizos a que lo hagan 400 argentinos. Es como dar algo especial. Eso también se sintió, que estaban viniendo a participar de un festival en el interior y que eso los movilizaba. Son maestros que la gente mira por Youtube y aprende de esa manera. Sueña con escucharlos hablar, saber qué piensa. Yo soy bailarina también y viajo muchísimo, y me encuentro con que uno pasa más tiempo enseñando afuera que en la Argentina".

Para la organizadora --que además dictará clases de improvisación junto a su pareja, Alejandro Larenas--, es la propia ciudad la que le da un plus al encuentro: "Rosario es una ciudad que puede combinar muchas cosas: es una linda ciudad, la gente del tango está creciendo como comunidad y está cerca de Buenos Aires. Lo que sucedió en el festival es que no estaba sólo la gente de Rosario, sino que vino gente de Córdoba, Entre Ríos, Neuquén, Salta, Catamarca, Tucumán. Además de tantísima gente de Buenos Aires, que se emocionó con la idea de que exista un festival afuera. Y los extranjeros que vienen a Argentina a bailar tango, a lo mejor vienen diez veces a Argentina y conocen sólo Buenos Aires. O sacrifican una semana sin bailar para conocer, por ejemplo, las Cataratas. Entonces la propuesta del festival fue ésa, que le hiciera bien a todos, al interior, a la gente de Buenos Aires y a los extranjeros que pueden conocer otra ciudad y seguir bailando".

Y si bien la cultura tanguera no puede pensarse sin la convivencia de música y danza, el movimiento rosarino todavía no encontraba un evento de estas características, en una situación que se repite a nivel nacional, según apuntó Lagardera: "Hicimos un estudio de los festivales que se hacían en el interior, y la característica en común era que todos eran de música. Ninguno hacía eje en el baile. Eso es lo que tratamos de hacer nosotros, y que el festival comparta también con la música, pero que su eje sea el baile. Y el tema es que alcance a todos, que no sea elitista. Queremos abrir las puertas para que venga la mayor cantidad de gente posible, porque es la única manera de que crezca el género, que es lo que queremos".

De allí que las entradas para clases (que se realizarán en Plataforma Lavardén), milongas (en el Club Sirio de Italia 965) y espectáculos (la noche de maestros programada para la noche del sábado 4 en Sala Lavardén) tengan un costo accesible, en una propuesta que, además, apunta a brindar diversidad estilística, otro de los factores que se consideraron al momento de diagramar la grilla de invitados, que incluye a las parejas de trayectoria internacional Gustavo Naveira y Giselle Ane, Horacio Godoy y Magdalena Gutiérrez, Claudio González y Melina Brufman (estilo escenario), y Fernando Galera y Vilma Vega (tango salón), y que sumará la participación de la orquesta La Biaba y del dúo Chino Laborde y Dipi Kvitko.

"Buscamos que cada una de las parejas tenga un estilo diferente en cuanto a su baile, pero buscamos también que tengan en común esta mirada en relación a cómo enseñar, qué cosas de base comparten para transmitir a los alumnos y cómo tratan a esos alumnos. Eso es lo que evaluamos a la hora de elegir a las parejas que participan del festival", concluyó Lagardera.

Compartir: 

Twitter
 

Marisol Morales, integrante de la organización, junto a su pareja, Alejandro Larenas
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.