CULTURA / ESPECTáCULOS › CERáMICAS HIPERREALISTAS EN RICHIERI 452

Verosímiles simulacros de golosinas

A menudo pasa que un discurso conceptual elaborado por los artistas acerca de la obra es superado por la elocuencia de la obra misma en su capacidad de apelar a los sentidos y despertar reacciones de todo tipo.

Este es el caso de la exposición de obras cerámicas hiperrealistas en colaboración por Cynthia Blaconá y Jimena Rodríguez que puede verse, disfrutarse y padecerse también un poquito hasta el 17 de este mes en el espacio de arte de Richieri 452.

Por obra y gracia de la instalación, en un hábil montaje, el lugar parece transmutado para la ocasión en algo más parecido a una casa de repostería cuyos tentadores productos pueden divisarse por la ventana desde la calle: tortas y otras ricas golosinas, en compañía de estampados florales, y servidas sobre encajes de papel. Pero se trata de simulacros: ficciones escultóricas híper verosímiles.

Hasta este viernes inclusive, de 16 a 19, quien se anime a tocar el timbre y pasar será recompensada (hay que decirlo en femenino) con té y masitas de verdad que las galeristas sabiamente proveen a las visitas para aplacar paladares excitados por el reflejo condicionado de la imagen fetiche del dulce. En torno al simulacro se suscitan sociabilidades parecidas a las que habitaron antes esas mismas salas o a las que las autoras satirizan desde el espíritu camp de las obras y desde el título de la muestra: Labores devotas.

El encuentro es con el placer sensorial, con su promesa insatisfecha, con el inicio del circuito del deseo, y con la memoria táctil y gustativa de la infancia: una experiencia estética fuerte, deliciosa en todo sentido. Se sufre y se desea, como Tántalo. La prohibición real del barro cocido castra igual que los modales de antaño.

También es un placer intelectual contemplar estas obras cerámicas que en estilo hiperrealista imitan a la repostería, que a su vez es una mala imitación de la escultura en cerámica, pero que se come en vajilla de porcelana: hay aquí una vuelta de tuerca de la representación y una ida y vuelta entre lo alto y lo bajo que relativiza todos los términos.

Es algo de lo cual son conscientes Cynthia Blaconá y Jimena Rodríguez cuando señalan, en el texto de catálogo, las semejanzas entre la repostería y la cerámica: "labores próximas" que "comparten las tareas de amasar, verter, cortar, mezclar, decorar y hornear". Obras de esta serie se expusieron en la Biblioteca Pedagógica Eudoro Díaz para la Semana del Arte 2013 y en la especiosa vidriera de Esencias La Porteña para la Semana del Arte 2014.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.