CULTURA / ESPECTáCULOS

"Ojo de pez" aporta una visión cabal del panorama audiovisual

El programa que todos los sábados a las 18 se emite por Canal 5, es una producción el Centro Audiovisual Rosario (CAR).

 Por Fernanda González Cortiñas

El ojo de pez es un tipo de lente usado en fotografía y cine para distorsionar la perspectiva. Algunos de estos objetivos angulares proporcionan una imagen rectangular que cubre la toma. Otros, proyectan un círculo en el centro de la película, realizando una cobertura completa de 180 grados sobre una imagen determinada. Basado en este último concepto, el de aportar una visión cabal del panorama audiovisual de estas latitudes, el equipo del Centro Audiovisual Rosario junto a la productora local Nocaut, pensó Ojo de Pez, algo que ellos prefieren resumir acertadamente como "una mirada particular sobre el uso de la imagen".

Pergeñado desde hace largamente más de una década, en función de difundir el abultado patrimonio que posee el CAR ﷓﷓una videoteca con más de 4500 títulos adquiridos en función de las doce ediciones del Festival Latinoamericano de Video Rosario﷓﷓ el programa que todos los sábados a las 18 se emite por Canal 5, resume apenas una parte del intenso movimiento de realización independiente que se registra en la América hispanoparlante.

Con una estética austera, un acertado manejo del color y una inteligente utilización del recurso de los cambios de plano, lo que le imprime ritmo a las presentaciones de Sonia Marchesi ﷓﷓joven locutora de la ciudad que, a pesar de las rigideces del debut, promete﷓﷓, el programa se plantea como unitario. En la línea de lo que fuera el pionero Carlos Loiseau con su Caloi en su tinta, a lo largo de una hora dividida en cuatro bloques, la conductora invita a una suerte de recorrido temático a través de un género cuya importancia ha sido injustamente relativizada: el cortometraje. Ficción, documental y animación, se dan cita en formato de cine o video para abordar temas de lo más variados, en no más de 15 minutos.

El debut tuvo lugar a fines de octubre pasado. La primera emisión se encargó de abordar un tema del que mucho se habla pero poco es lo que se puede ver: la historia de la animación en Rosario. Un viaje en el tiempo que se inicia en 1923, año en que nace Luis Bras, padre de la animación rosarina, da la idea del camino transitado por sus discípulos a lo largo de casi 40 años. Testimonios y trabajos de Pablo Rodríguez Jáuregui, José María Beccaría, Diego Rolle, Esteban Tolj y el Niño Rodríguez, entre otros, apuntan a dar cuenta de la fuente de inspiración que es y sigue siendo el maestro Bras, de quien además de explicar los secretos de su primitiva técnica, se encarga de presentar su primer trabajo: Bongo rock.

Siempre con la dirección de Cristián Cabruja y Sebastián Carazay, mientras la semana pasada el programa estuvo dedicado al "cine silente", descubriendo la imperecedera magia de las películas mudas, el Ojo de Pez de este fin de semana explorará los vaivenes de una relación tan antigua como fructífera: música y cine.

Un imperdible trabajo del mexicano Jorge Riggen, Los Charros, abre la emisión, mofándose de algunos de los lugares más comunes del cine azteca de la década del 40 y satirizando hasta el ridículo esa gastada imagen del macho latino que tienen los mexicanos, incluso de sí mismos.

Una breve historia del matrimonio entre cine y música, desde Gardel en El día que me quieras, hasta Charly García en el experimento de Gustavo Mosquera Lo que vendrá ﷓﷓y con una notoria ausencia: la de la incursión del rosarino Fito Páez en la dirección de cine, quizá reservada para otro episodio﷓﷓ da paso a la película de la asociación Benito/Cuman/Sierra, Sandro soy yo, un documental que refleja la casi bizarra experiencia de ser el doble de un ídolo popular.

Más adelante, una entrevista al cineasta Raúl Perrone anticipa la proyección de Chamuyando, uno de sus primeros trabajos y en los que el director de films como Graciadió y Peluca y Marisita, adelanta una forma de crear que marcaría un definitivo antes y un después en el cine nacional. En Chamuyando dos leyendas del rock nacional como Pajarito Zaguri y Alberto Abuelo rememoran viejos tiempos y deliran sobre el futuro en una estación de servicio abandonada.

En el cierre, los rosarinos Maus y Milena Alessio animan "Sólo una voz", una de las 6 Canciones de Juana Molina.

Con un staff que completan un puñado de jóvenes talentos locales desde Diego Jávega, encargado del diseño de pantalla y la música --y uno de los tres integrantes de Nocaut, junto a Gastón Soso y Carazay--, hasta Horacio Ríos, director del CAR y fundador del Festival de Video, el programa sale al aire con impecable factura y cumple con su objetivo como es difundir el talento creativo de los muchos y muy buenos realizadores audiovisuales que pueblan el sector pobre del continente.

Excepto por algun detalle a pulir --por ejemplo, una introducción que por repetida quizá tienda a cansar--, Ojo de Pez (que se reenvía por cable a través de la señal de Canal 4 de Cablehogar, los miércoles a las 22.30 con repetición los domingos a las 23) es una demostración de varias teorías. Primero, que en materia de televisión vernácula, no todo debe ser necesariamente noticias o frivolidades. Segundo, que en economía en general, pero hablando de medios en particular, sustentable no es lo mismo que comercial. Tercero, que sí es posible pensar en una programación cultural, sin asociarla a lo solemne o a lo aburrida. Finalmente, que ya era hora de que el tan mentado "boom cultural de Rosario" empezara a formar parte, también, de la agenda de los medios electrónicos de la ciudad.

Compartir: 

Twitter
 

Sonia Marchesi joven locutora de la ciudad que promete. Le imprime ritmo a las presentaciones de los envíos
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.