DEPORTES › CENTRAL EMPATO 0 A 0 CON BANFIELD EN ARROYITO

Un equipo sin conducción

El canalla no perdió y tal vez sirva de algo. Sin embargo, el partido arrojó una pobre imagen del equipo de Cuffaro Russo. La gran pregunta es hasta cuándo seguirá siendo entrenador.

 Por Alejo Diz

0 CENTRAL: Ojeda (6); Ferrari (5), Raldes (6), Chamot (5), Rivarola (5); Andrés Díaz (4), Borzani (4, Papa (5); Vitti (4); Alemanno (4), Ruben (4). DT: Ariel Cuffaro Russo.

0 BANFIELD: Lucchetti (5); Barraza (5), Civelli (6), Paletta (6), Pagés (5); Galván (5), Leiva (5), Galarza (5), Dátolo (5); Sand (4), Cvitanich (4). DT: Carlos Leeb.

Cambios: ST: 13m Santana por Cvitanich (B), 31m Romero Galván (B), 33m Vecchio por Vitti (C), De Porras por Alemanno (C) y Lux por Dátolo (B).

Arbitro: Héctor Baldassi

Cancha: Central

Había ganas y disposición atlética. Y hasta compromiso con plasmar en la cancha aquello que el técnico pensó en la semana y que tenía como titiritero de la función a Pablo Vitti. También había necesidad y urgencia por deshacer la racha --causal, vale aclarar-- de derrotas consecutivas. Pero faltó lo elemental: el fútbol. Central empujó con la enjundia de los pibes. Y tuvo enfrente a un rival de ideas grises y grandes pruritos ofensivos, la mayoría de ellos regados desde el banco por los planos deportivos que despliega Leeb cuando juega de visitante. Banfield se llevó un punto y quizá eso le sirva. Central no perdió. Y le sirve. Pero el partido dio como reflejo otra imagen difusa del equipo de Ariel Cuffaro Russo. Y el tema de conversación sigue siendo el del DT y su ¿futuro? en el banco de Arroyito.

En el fútbol hay lugar por todos los discursos. Muchos de ellos rinden tributo al resultado. Y quizás Central hubiese ganado una bocanada de aire si se quedaba con los tres puntos. Pero repitiendo actuaciones como las últimas, ¿para qué sirve el resultado? Porque en todo reclamo deportivo se pretenden los puntos. Pero el pedido de fondo, que pocas veces se hace explícito, es una dosis de fútbol. De esas que llenan estadios y que extienden las conversaciones de café por el encanto al buen trato de pelota.

Ayer Central tuvo trato con la pelota. Porque Banfield cedió el bien preciado como estrategia de juego. Y con un poco de orden defensivo en el rival, los canallas cayeron, sistemáticamente, en el pelotazo de Ferrari y Papa como recurso repetido, pero ya perecedero para este fútbol que transmite, hasta el hartazgo, los partido de Primera.

Cuffaro Russo pensó en un funcionamiento colectivo que tenía a Vitti como autor intelectual del juego creativo. Pero esta nueva chance para el juvenil canalla volvió a dejar en evidencia pública los problemas anímicos del diez. Es que Vitti no encara, toca hacia atrás, y jamás saca provecho de sus gambetas. Como consecuencia, Alemanno y Ruben que carecieron de protagonismo. Y un delantero sin trascendencia en el área rival es muy poco lo que puede ofrecer.

Un tiro libre de Rivarola, que buscó el centro y casi encuentra el gol, un cabezazo alto de Ruben y un disparo alto de Alemanno al quedar frente al arco, fueron las jugadas, casi anecdóticas, que tejió Central en campo rival. Es que el equipo nunca fue ingenioso. Es más, ni siquiera tuvo genio para superar a un rival que no se propuso herirlo y se sintió a gusto con la igualdad.

El equipo está desconcertado. Es lógico por la racha que arrastra. Pero a quien no se lo puede eximir es a Ariel Cuffaro Russo. Como entrenador debe transmitir convicciones. El domingo, en el clásico, propuso más marca que juego. Ayer, ante el taladro, le quitó rigor al juego de atrás e intentó darle vuelo al juego de adelante. Pero a falta de 13 minutos tiró el primer cambio. Fue para meter al pibe Vecchio, que en la primera que tocó dejó a Rivarola frente al gol. Pero, ¿puede ser el salvador un chico de 16 años con menos de un cuarto de hora en cancha? En Central hace faltan convicciones de juego. Las mismas que parecen desvanecerse cuando se visita a Ñuls con aspiraciones defensivas y se recibe a Banfield con ilusiones protagónicas. Y no es Vecchio el más apto para encontrar el camino extraviado.

Compartir: 

Twitter
 

El lungo Leiva entre dos jugadores de Central.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.