CORREO

Son y se hacen

Los peronistas son o se hacen. El proyecto Reutemann 2011 incluye un conglomerado de intereses tal, que la estupidez de entregar bonos con la marca "Lole Latorre Senadores" para comprar garrafas a mitad de precio debe ser contrarrestada con lo que fuera. Cualquier cosa vale. La bolsa de humo que explotó hacia el interior de la burbuja mediática a comienzos de la madrugada del 29 de junio es una obra de ingeniería muy pejotista en todos los sentidos del término.

Bajo la estética de un film de Leonardo Favio, e invocando los falsos apotegmas de que "sólo los peronistas pueden gobernar" y que "los problemas que produce el peronismo, sólo el peronismo los puede resolver", el justicialismo paladar negro se está reordenando. Y, claro, lo hace entorno al poder. Y es Reutemann el más próximo al poder. Y al poder que a los muchachos más les gusta: el que tiene dinero a disposición para cipayos fieles y obsecuentes.

La invocación también incluye lo que Andrés Rivera señaló como "la ideología peronista", que consiste, según sus palabras, en que quienes hoy se sostienen en ella puedan sentarse sobre un hecho asumido por casi el total del colectivo nacional, y se resume en esta frase: "nunca estuvimos mejor que con Perón". Es que mitificar la realidad es una de las herramientas mejor utilizadas por la derecha históricamente en el mundo. No se trata de ocultar la realidad, ya que nadie puede negar ni que Perón haya hecho mucho por los humildes, sino de mostrarla despojada de su costado trágico. Detrás de los hechos de Perón en el pasado, en la actualidad se esconde mano de obra que poco tiene que ver con Perón y con los hechos y postulados del peronismo.

El proyecto Reutemann 2011 tiene banca, de eso no cabe duda alguna. Con el solo ahorro en impuestos, gentileza de las administraciones justicialistas en la provincia para con los grandes empresarios y las multinacionales, alcanza y sobra para montar cualquier tipo de campaña. La derecha neoliberal en la Argentina es la que mejor ha pagado por el cinismo de su clase política afín. De sólo husmear en la información hecha pública respecto de la declaración de gastos de campaña de Carlos Reutemann se vuelven inevitables la risa, la impotencia, el espanto o las tres cosas juntas. ¿De qué cifras hablamos, si hablamos del lanzamiento de un exitoso jingle de campaña en el programa cuyo segundo de publicidad es el más caro de la historia de la televisión en Argentina?

Fabián Guzmán

http://www.aguafuertesparalalibertad.blogspot.com/

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.