CORREO

Correo

"Paren de fumigarnos"

El pasado 1º de octubre, en la ciudad de Santa Fe se realizó el 8º Plenario de la campaña "Paren de Fumigarnos", que reunió a representantes de toda la provincia. Se ratificó el pedido de prohibir las fumigaciones aéreas en toda la provincia, como también establecer una zona de exclusión de 800 metros de distancia con respecto al límite del ejido municipal, escuelas rurales, caseríos y cursos de agua para las aspersiones terrestres. En la ocasión se reconocieron avances en la conciencia popular sobre los peligros que tienen los agrotoxicos para la salud humana y del ambiente, así como en la concreción de ordenanzas y audiencias con dirigentes y legisladores provinciales, a quienes se explicó la necesidad de medidas de prevención resumidas en los ocho puntos acordados en el plenario anterior, destacando el pedido de prohibir las fumigaciones aéreas en toda la provincia y la urgencia de establecer una franja de protección no inferior a los 800 metros libre de fumigaciones frente a la "epidemia" de enfermedades asociadas al uso de agroquímicos. Preocupados por las demoras y presiones ﷓algunas intimidatorias, como las sufridas por el intendente de Zavalla﷓ se recordó la criticable conducta del senador por el departamento 9 de Julio, Hugo Terré, quien anunció a los medios un proyecto supuestamente de su autoría, minutos después de haber estado reunido con vecinos a quienes ocultó dicha iniciativa. Y en la misma línea criticaron la falta de compromiso del gobierno provincial, no obstante la gravedad del problema, reflejado no solo en su ausencia en la reunión con senadores o la de sus ministros a las comisiones que se encuentran tratando la adecuación de la legislación provincial a las previsiones de la Ley General del Ambiente, sino también en la falta de respuesta del gobernador electo al pedido de audiencia, a más de tres meses de haberla solicitado. Si bien se priorizó el tratamiento de la emergencia sanitaria y medioambiental, tampoco faltaron propuestas al modelo actual, como la alternativa agroecológica, la cual, a la par de incrementar geométricamente la mano de obra, permitiría alimentarse sanamente, evitaría enfermedades y pérdidas de vidas humanas, los productores incrementarían su producción al tiempo que preservarían la fertilidad de la tierra y su libertad de acción, evitando el uso de productos que acentúan la dependencia de multinacionales productoras de semillas genéticamente modificadas y agroquímicos asociados,

para un modelo agropuecuario insustentable desde todo punto de vista.

Adriana Arach

Conciencia Solidaria ONG Interprovincial

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.