CORREO

Correo

Viviendas

La vivienda es un elemento indispensable en la concreción de los derechos que se consagran en nuestra Constitución Nacional. Los caminos para lograr que ese derecho se convierta en una realidad han sido siempre manifestados desde muchos lugares, en todos y cada uno de los gobiernos que se han sucedido en nuestro país durante los últimos 30 o 40 años. Pero hacía falta lo que ninguno de ellos pudo o quiso tener: clara disposición a convertir la Justicia Social en el paradigma fundamental de la acción del Estado Nacional. Y tenía que ser este actual gobierno que conduce la Presidenta Cristina Fernández el que tomara el toro por las astas y comenzara a implementar el Programa de Crédito Argentino del Bicentenario (Procrear): tan ambicioso como positivo, tan oportuno como popular, en todo y gran sentido que esta palabra tiene.

La direccionalidad del Procrear para las 400.000 viviendas lanzado el día martes 12 de junio tiene en sí el valor de haber sido pergeñado con una muy clara visión macroeconómica, por la razón contra﷓cíclica que tiene un plan de esta magnitud en medio de una hecatombe económica y financiera mundial. La construcción tiene la virtud de posibilitar el desarrollo de muchas industrias al mismo tiempo, con la consiguiente multiplicación real de los puestos de trabajo y, por esa misma razón, del consumo interno, completándose así el círculo virtuoso productivo industrial general y también agrario.

Las características del Programa presentado, la transparencia para las adjudicaciones, el desafío de poner las tierras de propiedad del Estado nacional al servicio de este objetivo, evitando las clásicas especulaciones que siempre se dan ante cada plan de viviendas tradicional en las ciudades de todo el País, lo transforman en una oportunidad extraordinaria para lograr por fin el acceso a la vivienda propia a tantas familias de los sectores más pobres y también de la clase media, lo que demuestra una vez más que este es un Gobierno para todos y cada uno de los argentinos.

Por comparación, la provincia de Santa Fe y la misma ciudad de Rosario, ha tenido a través de sus administraciones "socialistas", actitudes absolutamente opuestas. Baste recordar el ejemplo ridículo de rechazar en su momento el otorgamiento mediante el Plan Federal I y II de la construcción de 4000 unidades en la denominada "Zona Cero" de Rosario, para luego aceptarlas pero no cumpliendo la provincia con su parte de abastecimiento de la infraestructura básica.

Fabio Gentili

ANSeS UDAI Rosario Norte

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.