CIUDAD › INVESTIGAN LA INTOXICACIóN DE 300 CADETAS DE POLICíA

Hamburguesas congeladas en estudio

 Por Lorena Panzerini

La Justicia rosarina investiga por qué resultaron intoxicadas 300 jóvenes cadetas del Instituto de Seguridad Pública de Rosario (ISEP), la semana pasada. El juez Correccional Nº 7 Juan Carlos Curto, actuó de oficio tras tomar conocimiento por los medios de comunicación de la particular situación, y actualmente investiga al personal directivo por presunta "negligencia en el suministro de alimentos" e "incumplimiento de deberes", tras conocer los primeros casos. El magistrado no descarta la posibilidad que alguna de las chicas haya contraído un virus en su casa, durante el fin de semana, y luego lo haya contagiado a las demás afectadas. Para resolver la cuestión, se esperan los resultados del Instituto del Alimento de Rosario, que analiza bromatológicamente una partida de hamburguesas congeladas que estaban en la cocina del Isep el jueves pasado, cuando el magistrado recorrió la dependencia. En tanto, el gremio policial Apropol denunció otras situaciones. Aunque no hay fecha, familiares de los alumnos preparan una movilización en Alem al 2000.

Según indicaron los directivos al juez, el lunes pasado los mil cadetes que permanecen, de lunes a viernes, en la ex Escuela de Policías, comieron hamburguesas. "Todos comen lo mismo", afirmaron. Sin embargo, casi la tercera parte de la población contrajo la intoxicación que derivó en la gastroenterocolitis de 300 chicas.

La posible infracción estaría contextualizada dentro del artículo 203 del Código Penal; por lo que las autoridades del Isep son investigadas ante los posibles delitos de "negligencia en el suministro de alimentos" e "incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos".

El juez indicó que la mayoría de los cadetes viajan los fines de semana a sus pueblos, y en ese sentido no descartó la posibilidad que alguna de las muchachas haya contraído un virus que, al regresar a la escuela de policías, contagió a otras compañeras.

Además, los directivos le indicaron al magistrado que el lunes pasado todos los cadetes y el personal comieron hamburguesas. Ante ello, Curto ordenó secuestrar para su análisis una partida de hamburguesas congeladas, aunque lamentó que no se haya conservado la comida del día que se detectaron los primeros casos de gastroenterocolotis. La materia fecal de las afectadas también es elemento de estudios para intentar descifrar cuál es el virus que causó la intoxicación.

Por su parte, familiares de alumnos de la institución donde se forman policías realizarán una concentración frente al edificio, ubicado en Alem al 2000, para reclamar el esclarecimiento del hecho. La convocatoria es vía Facebook y todavía no se confirmó la fecha.

Alberto Martínez, de la Asociación Profesional Policial Santa Fe (Apropol), lamentó que "es como si hubiera ciudadanos de primera y de segunda: si tienen uniformes no valen sus derechos"; y disparó contra el gobierno provincial: "No les importa si son jóvenes que pueden ser nuestros hijos. Nos decepcionaron porque hacen como que no ha pasado nada", dijo a LT8.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.