CORREO

Correo

Adicciones

El viernes y sábado pasado estuvimos participando del encuentro que realizó en nuestra ciudad la Mesa de Juventudes Políticas. El primer hecho inédito es la confluencia de jóvenes militantes de las más variadas identidades políticas para debatir y trabajar en el territorio acciones de difusión y promoción de las políticas de la Secretaría de Programación para la Prevención de La Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

Las adicciones son una realidad que produce un profundo daño en el tejido social y la connivencia comunitaria. Que jóvenes de distintos partidos políticos se reúnan en torno a acciones comunes, sin dudas, es un ejemplo del que la dirigencia política debería tomar nota, y también un paso que puede significar el principio de un camino a transitar que nos permita construir una nueva y necesaria mirada.

Lo primero a plantear es el desafío de un paradigma que deje de estigmatizar a los jóvenes que están a atravesados por una situación de adicción, corriendo la respuesta del derecho penal por la del derecho civil. Las miradas que criminalizan el problema y plantean medidas de encierro y disciplinamiento, a través del endurecimiento de las leyes, han mostrado su fracaso, al quedar en claro que la institucionalización produce reincidencia y profundiza la desafección respecto a la sociedad.

Situar la adicción como una cuestión de salud social como lo viene planteando la Sedronar y dejar de ver al pibe que consume una droga ilegal o legal como un delincuente, es un paso imprescindible (y no fácil) a dar como sociedad.

Lo segundo, es reconocer a los pibes que consumen como sujetos de derecho. Una mirada que no parta de sus realidades, inquietudes, anhelos e identidades, está condenada al fracaso. Las políticas públicas entendidas como recetas enlatadas que tratan como objetos a las personas, terminan por ser ajenas a las situaciones que pretenden cambiar, teniendo un efecto práctico nulo.

La voz de los pibes y su protagonismo son irremplazables a la hora de construir políticas públicas que se hagan carne en la comunidad y permitan abrir nuevos horizontes.

La Patria es el otro y nace desde los barrios. La política militante y transformadora también. Desde estas convicciones profundas será posible construir respuestas que nos permitan conquistar el derecho de todo joven a soñar y tener una vida digna.

Sebastián Artola

Foro Rosario para Todos

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.