CORREO

Correo

El derecho a la vivienda

Parece una tomada de pelo que desde las inmobiliarias se diga que el precio de los alquileres aumenta por debajo de los salarios, no tiene nada tiene que ver con la realidad que viven los 200 mil inquilinos que tiene la ciudad.

Hace diez años que la brecha entre salario y precios de alquileres no para de crecer, los inmuebles son de los bienes que más aumentaron en todos estos años, por encima de cualquier otro bien o servicio, y siempre por arriba de la inflación promedio, representando cada vez un porcentaje mayor del salario.

Claramente, lo que buscan los agentes inmobiliarios es evitar que avance cualquier iniciativa de regular el mercado.

En el último tiempo logramos instalar en la agenda pública la enorme desigualdad en el acceso a la vivienda y la pésima situación habitacional en Rosario, como resultado de un mercado desregulado y un Estado municipal funcional a los intereses de la especulación inmobiliaria.

En este sentido, en diciembre del año pasado ingresamos dos proyectos de ordenanzas al Concejo Municipal, la creación de una Defensoría Pública del Inquilino y una Tasa al Inmueble Ocioso, con el objetivo de evitar los abusos que sufren los inquilinos y empezar a poner un freno a la especulación inmobiliaria.

La vivienda es un derecho, no un negocio. Y alquiler es un servicio de primera necesidad. Hay que dejar de pensarlo como un mero contrato entre privados, librado a los abusos del mercado, por eso el Estado tiene que estar presente.

Sebastián Artola

Rosario para la Victoria

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared