PSICOLOGíA › LA DIMENSIóN SUBJETIVA DEL AUTISMO VISTA POR EL PSICOANáLISIS

Forma límite del ser hablante

Para enfrentar a las evaluaciones cuantitativas que silencian lo particular de cada ser humano, es necesario retomar a Freud y Lacan, que pusieron de relieve a los humanos como seres de lenguaje que se diferencian los demás seres vivos.

 Por Carmen Cuñat*

¿Por qué discutir sobre el autismo? Es necesario explicar los riesgos de la evaluación limitada a la cifra que silencia lo particular de cada ser humano. Porque los criterios de falsa ciencia, sostenida hoy en la ideología de la evaluación, en el uso indiscriminado de los cuestionarios y en los argumentos de evidencia científica, pretenden erradicar la subjetividad en la cultura, en el arte, en la universidad, en el campo médico sanitario, en el campo legal, pedagógico y social; es decir en todos aquellos ámbitos que atañen a los seres humanos. La ciencia no implica eso.

En todas las disciplinas humanas se impone cada vez más un sesgo cuantificador. En base a un trato supuestamente igualitario, se anulan las diferencias entre los seres humanos y se promueve una homogeneización cuyos efectos son devastadores. La evaluación promueve una homogeneización del ser humano e instala en sus fundamentos una profunda desconfianza sobre el saber de los profesionales; su trabajo se centra cada vez más en responder a las exigencias del sistema evaluativo, rellenando cuestionarios y elaborando estadísticas. Si todas las intervenciones que atañen al individuo se evalúan con un rasero únicamente cuantitativo estamos destinados a la pobreza de pensamiento y al automatismo mental.

¿Por qué el autismo? Porque esas propuestas evaluativas entienden el autismo únicamente como una deficiencia cognitiva a ser disminuida y como una dificultad de aprendizaje a ser pedagógicamente tratada. Sigmund Freud y Jacques Lacan pusieron de relieve la particularidad del ser humano, un ser de lenguaje que se diferencia de los demás seres vivos. El lenguaje humano no es un mero sistema de signos sino una estructura simbólica compleja, ya que las palabras se articulan con la subjetividad de cada uno. Y el vínculo social está teñido de esa subjetividad particular.

El psicoanálisis entiende, así, que el tratamiento del autismo no puede reducirse a modelos de adiestramiento de la conducta ni a simplificar la complejidad del habla y del lenguaje humano a ejercicios de comunicación.

El autismo no es una deficiencia ni sólo una categoría clínica, sino una manera límite del ser hablante de situarse en el lenguaje y en el vínculo social.

¡Por eso proponemos una discusión sobre autismo! Para argumentar y reflexionar sobre el riesgo que corremos todos si se pierde de vista la dimensión subjetiva, esa dimensión que implica lo real, que no acota la ciencia. Para que los profesionales, los que se han psicoanalizado y los que se acercan hoy al psicoanálisis digan lo que saben: que el psicoanálisis es una disciplina de plena vigencia, que aporta la comprensión de un real humano que escapa a la ciencia, y que así lo estudia, lo desarrolla y lo contrasta desde hace más de un siglo.

Para que la sociedad civil y sus gobernantes sean conocedores de esta situación: que sobre la etiología del autismo se sabe muy poco y que sesgar los tratamientos con el argumento de una supuesta evidencia científica es caer en una deducción falsa y una tremenda imprudencia.

Limitar la oferta de tratamiento a un único modelo teórico es negar el derecho que tienen los ciudadanos a elegir qué tratamientos prefieren para ellos y/o sus hijos. Los números son hermosos, sí, siempre que no anulen las palabras. La evaluación impone las cifras en detrimento de las palabras y, así, las silencia. Pero recordemos que las incógnitas van siempre en letras. Un Forum porque urge continuar manteniendo en el corazón del ser hablante el enigma que lo constituye y porque el autismo así nos lo enseña.

En cuanto al autismo, nos encontramos más que nunca con el muro de la "evidencia científica" que hay que cuestionar. Pero la propuesta del psicoanálisis no es ocuparse de aquello de lo que la ciencia aun no ha podido dar cuenta, sino mostrar que el discurso científico siempre produce un real que no cesa de no escribirse, que se desplaza, que no puede ser reabsorbido. La subjetividad de la que habla el psicoanálisis es a la vez el resultado de ese intento y de ese fracaso.

*Comité de iniciativas: Carmen Cuñat (Madrid), Lucía D'Angelo (Rosarina residente en Barcelona), Elisabeth Escayola (Barcelona), Eric Laurent (París), Judith Miller (París). Fragmento adaptado de propuesta publicada en Nueva Red Cereda del Campo Freudiano. http://foroautismo.blogspot.com www.foroautismo.com.

Compartir: 

Twitter
 

Para ciertas disciplinas, el autismo es sólo una dificultad cognitiva que debe ser disminuida.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.