CIUDAD › PROFESOR ACUSADO DE APUNTAR CON ARMA A ALUMNO

"Está loco, es todo mentira"

El profesor acusado de apuntar con un arma de fuego a un alumno para que apagara el celular negó ayer haber amenazado al chico. Afirmó que es un grupo de alumnos "espectacular", admitió que llevaba consigo un arma a la que había hecho arreglar y dijo estar "al borde del suicidio" luego de este episodio. Insistió una y otra vez: "Es mentira, no le puse ningún arma en la cabeza".

En declaraciones a Radio Dos, Gabriel Massetto, docente de la ex técnica Nº 6 comentó que "había llevado a arreglar el arma y que su error fue "no haberla dejado en el auto. Se me abrió la campera y se le vio un poco la culata cuando la fui a guardar en un cofre que tengo con candado". De inmediato negó haber protagonizado el hecho que se le imputa. "Está loco, es mentira lo que dice, es mentira. Yo no le puse ningún arma en la cabeza. Vamos a suponer que es cierto, que le hubiese puesto el arma en la cabeza: si no estaba puesto el cargador, ¿qué efecto va a hacer?", se preguntó tras lo cual se corrigió y aclaró: "Sí, tiene un efecto psicológico, seguro, pero no fue así, no le puse un arma en la cabeza, eso es mentira".

El docente sostuvo que el alumno que lo denunció, Juan Carlos Fernández "estaba escuchando música con un celular y yo le dije que parara". El alumno había narrado que el docente había pateado un banco, pero el acusado lo negó: "Corrí el banco, no lo tiré. Después de dos veces o tres que le repetí lo apagó. Está bien que escuche música pero cuando se da clase tiene que atender al profesor".

"No se me fue de las manos -continuó Masseto- a mí no se me van las cosas de las manos. Estos muchachos son espectaculares, no tengo nada que decir contra ellos. No sé que pasó. Hace 32 años que doy clases y nunca tuve un problema".

Respecto a una supuesta postura ideológica a favor del genocidio judío en manos de los nazis, relatada por los alumnos, Massetto aseveró: "Yo no leo libros de Hitler, yo leo historia argentina y sobre la influencia de los grupos étnicos nazis que llegaron en el primer Plan Quinquenal del gobierno peronista, estoy estudiando eso. ¿Eso es ser nazi?".

El docente admitió que tras la difusión del incidente evaluó la posibilidad de quitarse la vida y por eso lleva una pastilla de cianuro en el bolsillo, que "se compra en cualquier droguería. Estoy depresivo y al borde del suicidio", agregó.

Consultado sobre si se atrevería a tomarla, respondió: "¿Cómo no voy a ser capaz? Seguro. Si no me voy a morir acá, sin trabajar, encerrado en mi casa". Finalmente negó estar bajo tratamiento psicológico: "Estoy perfectamente normal".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.