PSICOLOGíA › PSICOANÁLISIS Y PSICOTERAPIAS

El mundo en que vivimos

 Por Edit Beatriz Tendlarz*

Aquello que incumbe a la clínica psicoanalítica es discriminado claramente por Miller: el psicoanálisis es una clínica bajo transferencia, donde hay efectos propios, y el deseo sirve de guía para lo terapéutico en la operación analítica. El psicoanálisis abre la posibilidad del encuentro del sujeto con su deseo.

Se pueden considerar dos niveles de efectos terapéuticos propiamente analíticos. Un primer nivel de efecto terapéutico que se consigue en la entrada a análisis, a menudo después de algunos encuentros, algunas sesiones y que no debe confundirse con una curación, y otro que se considera a la salida del análisis. Existe una terapéutica de la entrada y otra de la salida. Si nos ubicamos en algunos posibles efectos terapéuticos de la entrada al análisis, esto nos lleva a pensar en un analista que sostenga el dispositivo, y aquí entra en juego la cuestión del deseo del analista.

El analista hace una apuesta y seguramente habrá casos donde lo conveniente será justamente no tocar cuestiones relativas a algunos síntomas que pueden, a veces, funcionar como estabilizadores en la estructura... Ahora bien, ¿existen efectos propiamente analíticos? Nuestra intención es recortar en la práctica intervenciones que operan sobre el síntoma, modificaciones que no se valgan en principio de lo sugestivo.

*Psicoanalista. Miembro de la EOL. Extraído de 1ª Comunidad Psicoanalítica El Sygma.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.