CIUDAD › LIFSCHITZ RECLAMA A LA PROVINCIA UNA DEUDA MILLONARIA

"Son fondos que nos corresponden"

El intendente dijo que la deuda por coparticipación federal correspondiente al período 1994-2004 supera los 100 millones.

Tras años de exigirlo mediante gestiones políticas, la Municipalidad de Rosario inició ayer un reclamo administrativo ante el gobierno provincial por sumas de coparticipación federal no transferidas a la ciudad en un monto que asciende, por el período 1994﷓2004, a 65 millones 500 mil pesos a valores históricos, cifra que actualizada supera los 100 millones. El municipio cuestionó la "tergiversada interpretación" efectuada por la administración santafesina del Pacto Federal de 1993 para justificar los topes implementados a los giros. El intendente Miguel Lifschitz advirtió que en caso de no obtener respuesta favorable a su presentación demandará al Estado provincial ante la Justicia. "Son fondos que le corresponden a Rosario que nos permitirían hacer obras de infraestructura que la ciudad necesita como la red cloacal. Estamos siendo discriminados", argumentó el jefe comunal quien también exigirá a la provincia que incremente las partidas denominadas Fondo del Conurbano.

"Lo cortés no quita lo valiente", dijo ayer el intendente a Radio Dos, en un intento por aclarar que la presentación administrativa efectuada ante la Casa Gris no implicaba deteriorar "la muy buena relación" que mantiene con Jorge Obeid. "El tema -continuó Lifschitz- lo hablamos personalmente en varias oportunidades con el gobernador pero no hemos tenido ningún resultado. Por esa razón iniciamos este reclamo".

Según la Secretaría de Hacienda, todo se originó por la "tergiversada interpretación que hizo la provincia del Pacto Federal de 1993, a través de la cual pretendió sujetar las transferencias de los fondos coparticipables (lo recaudado por impuestos nacionales) a los municipios a un tope, desconociendo que el mismo estaba derogado".

Esa interpretación "se pretendió legitimar" a través del decreto provincial 3113/02 firmado por el entonces gobernador Carlos Reutemann "que alteró las pautas de coparticipación vigentes en lo que hace a la distribución y asignación de fondos a municipios y comunas".

"La provincia -señala un comunicado emitido por la Secretaría que conduce Carlos Fernández- no podría sostener de manera razonable que desde el año 1993 los fondos originados en la coparticipación federal se multiplicaban para el Estado provincial y no para los municipios".

El monto reclamado es de 65 millones 500 mil pesos para el período 1994/2004. "Esa deuda actualizada supera los 100 millones, si se tiene en cuenta que durante gran parte de esos años estuvo vigente la convertibilidad", apuntó Lifschitz quien además comentó que la retención indebida de fondos coparticipables "se ha mantenido en los últimos años e incluso está contemplada en el proyecto de Presupuesto provincial 2006" que está siendo analizado en la actualidad en la Legislatura.

Además de los recursos vinculados a la coparticipación federal, el municipio reclamará una mejor liquidación de las partidas correspondientes al denominado Fondo del Conurbano. "En total son 290 millones (anuales) que según la ley que creó este Fondo deben repartise (por igual) entre las ciudades de Rosario y Santa Fe. Nosotros sólo estamos recibiendo el 6 por ciento, 18 millones", precisó Lifschitz.

El intendente dijo confiar en la buena predisposición del gobernador Obeid para poder solucionar el conflicto. No obstante ello, aclaró que en caso de no obtener respuesta favorable al reclamo, recurrirá a la Justicia ordinaria. "Si bien no existen muchos antecedentes y no es lo que pretendemos, es una opción que manejamos", señaló.

La más de 100 millones reclamados no es una cifra menor para la Municipalidad si se los compara con el Presupuesto municipal 2005 que tuvo recursos para gastar cercanos a los 480 millones de pesos y en especial con los fondos propios de la Secretaría de Obras Públicas que para el año en curso contó con algo más de 60 millones.

En ese sentido Lifschitz aseguró que de contar con ese dinero, lo destinaría de inmediato a la realización de las obras de infraestructura básica que necesita la ciudad, entre las que mencionó: pavimentación, bacheo y extensión de la red cloacal.

Compartir: 

Twitter
 

"El tema -dijo Lifschitz- lo hablamos personalmente con el gobernador Obeid". "Estamos siendo discriminados", argumentó el intendente rosarino.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.