CIUDAD

CONTINUIDAD DE LOS PARQUES

Rosario tiene siete grandes parques que oxigenan a la urbe en constante crecimiento. Las inversiones para mantenerlos son cada vez más grandes y ya se han reformado en los últimos años para darle a la gente que los disfruta prestaciones más eficientes. Pero, ¿hacen falta más grandes parques en la ciudad?, ¿cómo afecta la polución urbana a los casi 185 mil árboles plantados en las veredas rosarinas? ¿Cómo se planifican los espacios verdes para el futuro?. La caminata, el trote y el cafecito al lado del laguito.

 Por Leo Ricciardino

No sólo por el reciente boom de la construcción en Rosario, sino por todo el proceso de urbanización de las últimas décadas en la ciudad; los parques se han transformado en "el patio" de muchos de vecinos. De esa manera se entiende hoy el disfrute de los espacios verdes mucho más que años atrás. Como se disfruta lo preciado, lo escaso, lo bello y lo espléndido. Hay variantes de fin de semana, hay toda una "clientela" mañanera y otra que comienza a acercarse hacia la tardecita para la caminata o directamente la preparación para la competencia, casi siempre amateur. Pero, ¿son suficientes los espacios verdes y parques que hay en Rosario?, ¿cuánto cuesta y cuántas personas trabajan en el mantenimiento de estos espacios "vivos" sobre los que influyen no sólo los factores climáticos sino la mano destructura del patrimonio urbano en general? La ciudad ya imagina otros parques posibles, el crecimiento hará que otros nuevos proliferen; pero por lo pronto se trabaja intensamente por la continuidad de los parques actuales. Así lo reflejó a Rosario/12 la actual Directora General de Parques y Paseos de la Municipalidad, Angela Villademoros que, como la mayor parte del personal de esa repartición, se inscribe entre quienes ven en la conservación de lo verde mucho más que una tarea rutinaria y la ejercen como sólo puede hacerse desde el interés y la vocación.

-La repartición a su cargo, ¿es responsable del cuidado de todo espacio verde de la ciudad?

-Nosotros mantenemos todos los grandes parques de la ciudad, el Independencia, el Urquiza, el Parque a la Bandera, todos los parques ribereños como el Sunchales, Colectividades, el parque Alem, el bosque de los Constituyentes y el parque Irigoyen. En cambio las áreas de servicios urbanos de cada Distrito mantienen los espacios verdes de las plazas de cada uno de los minimunicipios, con excepción del distrito Norte que corresponde al parque Scalabrini Ortiz que también lo mantiene.

Para la directora Villademoros el trabajo actual sobre los parques representa una continuidad en la gestion. "Ya en el transcurso de las gestiones anteriores se venían jerarquizando los espacios verdes de la ciudad con las remodelaciones de los principales parques. Ahora, de parte del mantenimiento en la nueva planificación para estos próximos cuatro años, está comprendida la revalorización de diez espacios verdes de la ciudad como algunos sectores del Independencia -porque es tan grande que no se puede abarcar de una sola vez-, también partes del Urquiza, del Alem, es decir en distintos sectores de cada parque. En el caso del Urquiza como se hizo una obra muy grande en su momento, es nada más que rescatar algunos sectores que se fueron deteriorando de una manera lógica, porque estamos hablando de seres vivos".

-Si uno imagina una sola tarea: Cortar el césped, ya notará que se trata de un trabajo de mantenimiento intenso.

-Estamos al aire libre, entonces el mantenimiento es altísimo. Porque hay que tener en cuenta por un lado el vandalismo y por otro el deterioro asociado a lo climático. Es más, la actividad de mantenimiento del estado de los parques está muy ligado al tema del clima. A nosotros a este enero por ejemplo, nos fue muy difícil el tema de atender bien los parques porque tuvimos muchos días de lluvia, las temperaturas altas que hacen crecer muy rápido el césped; entonces eso es lo que complica todas las actividades de mantenimiento.

Pero también está el control de las malezas. "Lo que venimos haciendo, sobre todo en el parque Urquiza es un tratamiento para el Clavel del Aire que es una maleza, no una planta parásita como mucha gente piensa, pero en general se instala arriba de los árboles que ya están en proceso de decaimiento porque necesita sol, por eso es que se ubica además en los cables, en la medianeras. Por eso se ubica en las ramas que menos follaje tienen y comienzan a deteriorar ese sector del árbol. Eso aumenta la densidad, el peso de la rama, sombrea más el resto de la copa y produje un envejecimiento progresivo de la zona en que se apoya, por eso en altas densidades no es bueno para la planta. En ese sentido, ya hace unos años hemos empezado todo un proceso de manejo y no hablamos de erradicación porque eso es imposible. Lo que hacemos entonces es intentar bajar el nivel de población del Clavel del Aire".

-Los viejos parques y sus árboles casi que "cuentan" la historia de la ciudad...

-Y sí porque en los grandes parques, como en el caso del Independencia, ocurre que la vegetación va envejeciendo. Pero la vida de los árboles es mucho más larga que la de una persona -un árbol de 100 años es en realidad muy joven-. Lo que pasa es que en el ambiente urbano el árbol está "estresado" por la polución, los suelos pavimentados muy compactados por el mismo uso, las temperaturas extremas. Todo eso influye sobre la planta y por eso la vida del árbol se acorta mucho.

-Claro, uno se imagina -por ejemplo- el Parque Independencia en 1930, habrán pasado muy pocos autos por día por allí a diferencia de lo que pasa hoy.

-Claro, y estamos hablando en muchos casos de los mismos árboles que están hoy en el mismo lugar pero con condiciones de "estrés" totalmente distinta. Por eso dentro de la planificación figura la reposición de algunos ejemplares ya que en el Independencia se han relevado todos los árbolado de alineación (las veredas del parque), y lo mismo se va a hacer en el parque Urquiza. Además, respecto del parque Urquiza hay todo un equipo catalogando las distintas especies que hay porque hay un pedido de la asociación de "Amigos del Parque Urquiza" de nombrar las especies para armar un circuito como si fuera un jardín botánico para que las escuelas que habitualmente visitan el planetario puedan reconocer los árboles es decir, un proyecto que abarca lo educativo también. Y otra cosa que está en proyecto es un censo de espacios verdes que es lo que nos falta.

-¿Rosario tiene un déficit de espacios verdes? ¿Hay algún indicador de cuántos metros cuadrados verdes por habitantes sería lo ideal?

-Lo primero que hay que decir, y a pesar de la molestia de estos días por el humo de las quemas; en Rosario tenemos una bendición que es estar enfrente de las islas. El volumen de esa zona de áreas verdes con sus vientos que llegan hasta aquí, realmente nosotros estamos muy beneficiados porque además estamos rodeados de zonas verdes periurbanas. Con respecto a los metros cuadrados de áreas verdes por habitantes, no hay una certeza acerca de cuántos serían los ideales. Depende mucho de todo el entorno porque incluso en el último congreso de paisajismo de Tucumán salió el tema en los distintos paneles y nadie sabía muy bien de dónde salía ese número. Porque una cosa es una carpeta verde y otra un área follear, o sea lo que aporta un árbol en cuando a volúmen, y demás.

-Así como se dijo que la ciudad vivió muchos años de espaldas al río, ¿se puede decir que también vivió de espaldas a sus parques?

-Yo creo que hoy la gente tiene otra valoración de los parques. Varios años atrás uno tiene el recuerdo de que en realidad se iba a los parques los fines de semana. Ahora se ve que los fines de semana el espacio público es utilizado masivamente por las familias de todos los niveles sociales, es el lugar de encuentro por excelencia. Y por otro lado, durante la semana se ven todas las actividades relacionadas con gente que va a correr o a caminar que es gente que a lo mejor vive en el centro y que tiene la posibilidad de disfrutar otros espacios verdes privados el fin de semana, pero que durante la semana aprovecha para hacer gimnasia en los parques urbanos. Por un lado hay una toma de conciencia respecto al aprovechamiento integral de los espacios verdes que además están embellecidos y los recibe de otra forma, y por el otro está toda la cuestión relacionada con la vida sana, al aire libre. Y además no sólo es la cuestión de caminar, porque no es lo mismo hacerlo en una zona como la céntrica que hacerlo en un parque donde el ambiente y la disminución de ruidos en los espacios verdes es notable. Y aquí se nota claramente otras de las características positivas de los árboles como aisladores, amortiguadores del ruido urbano que puede ser a veces muy demoledor.

-¿Cuál es tu opinión acerca de los bares fijos y carritos de panchos en los espacios verdes?

--Bueno, no depende de mi área el control de los carritos y bares, pero sí Higiene que depende de la misma secretaría de Medio Ambiente, se encargado de tratar de controlar para que se agreguen cestos para el mantenimiento de la limpieza. Y en cuento a los bares estables que se licitaron en su momento creo que uno siempre trata de defender que hay mayor superficie libre en los espacios verdes; pero debo admitir que también hay una cuestión que está relacionada con las costumbres de la gente: Esto es que los van a esos espacios verdes necesitan de servicios. Si uno se fija, luego de las caminatas o de hacer gimnasia o simplemente pasear en general la gente se sienta en esos bares a tomar una gaseosa o un cafecito. Bueno, sería "un mal necesario" algo de infraestructura que favorezca la posibilidad de que la gente se sienta más cómoda y aproveche estos espacios abiertos.

-¿Sería muy descabellado imaginarse al corto plazo un nuevo parque para la ciudad?

-Creo que como se han generado muchos espacios nuevos se está tratando de recuperar permanentemente nuevos espacios verdes urbanos para transformarlos en lugares de esparcimiento que contribuyan a una mejor calidad de vida en ese barrio o sector. Esto lo maneja más la parte de Planeamiento municipal que es la que trata de detectar qué espacios pueden estar habilitados por su aprovechamiento. Pero creo que siempre hay posibilidades de nuevos parques. Incluso en el Bosque de los Constituyentes está pensado una serie de actividades y modificaciones para que se use mucho más porque es un lugar maravilloso. Porque también el crecimiento de la construcción, la cantidad de torres ha hecho que la gente no tenga más patio entonces su patio pasa a ser el espacio público abierto más cercano que tenga.

Compartir: 

Twitter
 

La imponencia del Parque Independencia requiere mucho mantenimiento.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.